SXSW: Crónica de un festival irrepetible

SXSW deja Austin con el sabor de lo memorable. Han sido diez días donde la tecnología más puntera, las escenas musicales más underground, el cine indie más interesante y la comedia más irreverente se reunieron para cambiar el mundo. Hemos vivido cientos de experiencias y emociones que tratamos de resumir en unas pocas líneas, algo que supone todo un reto de concreción.

Una homilía pop

El SXSW es un generador de experiencias inolvidables. Situaciones que parecen sacadas de la mejor película o de un dulce sueño son cotidianas durante estos días en Austin. Quizás la más impactante fue asistir a la misa musical de Graham Coxon. El ex – Blur nos obsequió con un acústico alucinante en una iglesia presbiteriana que se convirtió en una experiencia única.

El pop reinó en todas sus vertientes en las noches de Austin. Bandas como Cults, Her’s, Crumb o Broken Social Scene o solistas tan inclasificables como Amanda Palmer o Zola Jesus nos adentraron en las profundidades estilísticas del género.

Viajes por las escenas del mundo

El SXSW tiene la habilidad de recrear en una misma ciudad las escenas musicales más interesantes del mundo. Japan Nite se convirtió sin duda en el momento más brillante del festival. Todo un viaje a la radiante escena underground de Japón.

Asterism @ Japan Nite

Este fascinante viaje musical incluyó a alguno de los iconos de esta escena. El metal garagero de Asterism impactó por su potencia y puesta en escena. Stereogirl hizo suyo el escenario para mostrar la frescura de su música que terminó en pogos y con unas canciones que viraron desde el pop sesentero al punk más cañero. Furutori, exgirl o Regallily exploraron la creatividad de un Tokio fascinante.

Cada noche podías viajar a UK para encontrarte con lo mejor de la música británica. Por la exquisita British Music Embassy desfilaron pop, rock, funk, R&B, rap o jazz con suma elegancia. Siempre es una apuesta segura debido a sus brillantes programaciones, pero este año ha elevado la calidad habitual con Ezra Collective, Sam Fender, King Nun, Lucia, Celeste o Yola.

Australia o Canadá también se trajeron sus escenas más interesantes a este festival de festivales.

Picnic con Andrew Bird

El cantante de Illinois se marcó un picnic musical en pleno Lake Bird Park de Austin. Las vistas de la ciudad eran el decorado perfecto para este bohemio y su violín. Su encanto personal hizo mella ante el multitudinario público que se acercó a escuchar sus canciones llenas de sentimiento y ese punto folk que lo hacen muy cercano a cualquier tipo de oído. Todo un regalo del SXSW a la ciudad de Austin.

El SXSW más español

Sounds From Spain ofreció sus habituales showcases. El miércoles 13 lo combinó con una suculenta paella en el downtown de Austin mientras las bandas españolas comenzaban a hacer ruido en la ciudad. Al día siguiente colonizó el Gibson Room, un exquisito lugar en el que pasamos la tarde en compañía de Delaporte, Trajano!, Baywaves, Diego Guerrero, Pipo Romero o Twanguero.

Delaporte

Hablamos con todos ellos. Estate atento a las entrevistas que iremos publicando en CrazyMinds.

También hicieron ruido otras bandas españoles como Melenas, Yawners, FAVX, St Wood, Sexy Bicycle o Hickeys

Invasión Asiática

Si esta edición del festival ha destacado por algo es por recorrer la música asiática más deslumbrante. Sin duda Taiwan Beats y el set de bandas chinas de Caotai Music reunieron a alguno de los referentes más fascinantes de la nueva electrónica asiática.

El Korea Spotlight apostó por nuevos talentos del K-Pop, la electrónica de Kirara, el rock fusionado con música tradicional coreana de Jambinai y sobre todo por el hip hop electrónico de XXX, todo un fenómeno de masas.

XXX

También nos encontramos fuera de esta noche coreana con una banda indie totalmente recomendable como Say Sue Me. Toda una galaxia de estrellas asiáticas que amenazan el reinado cultural de occidente a base de talento y nuevos ritmos.

Descubrimientos inesperados

Lo que resulta más adictivo del SXSW es descubrir bandas que no estaban en el radar. Entrar en un local y encontrar un sonido que te embriaga y del que no conocías su existencia.

En esta edición nos hemos encontrado con la banda más divertida del festival. Haiku Hands son un trío de australianas locas que a base de bailes, house facilón y una puesta en escena que nos recordaba a las Pussy Riot por su vitalidad, no así por su inexistente mensaje politico, te consigue seducir.

Haiku Hands

El rock elegante de Japanese Breakfast fue otro descubrimiento muy valioso que venía precedido por la irreverencia de Cherry Glazerr en una misma sesión de rock urbano fascinante.

Los congoleños Kokoko fueron la nota exótica del festival. Sus instrumentos caseros, su música tribal mezclada con electrónica y su desfase de bailes les convierten en uno de los must de este SXSW. También supuso una sorpresa agradable el pop tranquilo de Naia Valdez, una peruana que hace una música más que interesante.

La sensación inesperada de este SXSW fue Her’s. La banda británica demostró que el pop sigue siendo un referente del underground británico.

La Tierra del Rock

En una tierra como Texas no puede faltar rock. Estuvo bien representado por un sinfín de bandas entre las que destacó Black Pistol Fire. Este dúo afincado en Austin prende fuego a cualquier escenario con su garage explosivo. Pura distorsión que no te deja descansar ni un segundo. Fueron un anticipo incendiario de los también texanos Black Angels, cuya psicodelia en directo resulta un viaje psicotrópico que muy pocas bandas logran trasmitir en la actualidad.

Black Pistol Fire

Otra banda psicodélica y con alto voltaje en directo es The Mystery Lights. Estos californianos actuaron en un pequeño garito de Austin, lo cual confirió a su concierto un punto de autenticidad que lo hizo inolvidable.

El momento del Rap

El Rap estuvo muy presente en SXSW. Se nota la pujanza de una música urbana que no mira atrás sino al futuro.

Al futuro miraron en los 80 De La Soul. Su rap se incursionó en el jazz y el soul mientras abría nuevos caminos que han sido caminados con éxito durante estas décadas. Su concierto fue divertido e icónico, con tres músicos implicados con el público.

Tierra Whack

Tierra Whack llegaba a Austin en medio de una gran expectación. Su álbum debut comprimido en un espectacular vídeo escondía un torbellino en el escenario. Una de las actuaciones con más fuerza del SXSW.

Rico Nasty lleva Nueva York en las venas. Sus ritmos urbanos causaron estragos en el público que se puso a hacer pogos salvajes y a gozar de una actuación que deja a las claras la potencia del rap actual.

Liana Banks es la reina de Queens. Su actuación en medio de una fascinante black party destacó por su buen rollo y autenticidad. El rap es un fenómeno global que contó con algún representante de lujo llegado de fuera de las fronteras americanas. Yung Lean trajo de Suecia la música que mueve el mundo.

Experiencias de otro mundo

La semana interactiva del SXSW fue una aproximación al mundo conectado y digital que nos espera en el futuro. Podrás descubrirlo en el artículo especial que le dedicamos.

Otras experiencias ajenas al núcleo duro del festival nos dejaron un sabor de boca único.

Jam in the Van es la experiencia musical definitiva. Bandas actuando en un autobús estacionado en un lago con cócteles, comida, un paisaje espectacular y mucha diversión. Un día de paz y música para disfrutar sin fin.

Jam In The Van

Otra experiencia insólita fue recorrer el mundo en el festival de food-trucks Taste The World, una maravilla culinaria que nos hizo viajar por los sabores de las mejores gastronomías. Alguna tan sabrosa como Ze Wurst, que recopila lo mejor de la comida alemana.

También fue memorable encontrarse con el carisma y la sabiduría de grandes músicos en sus charlas. Los Beastie Boys nos hicieron reír con sus historias locas. Por su parte, Shirley Manson y Lauren Mayberry hablaron de industria musical, fama y feminismo en un encuentro generacional increíble.

El Cine del Mañana

Muchas estrellas de Hollywood visitaron Austin durante estos días. Mathew McConaughey, Charlize Theron, Gwyneth Paltrow, Lupita Nyong’o, Seth Rogen o Jesse Eisenberg estuvieron disfrutando del festival de cine alternativo del SXSW.

Se esperaba con expectación los estrenos mundiales de The Beach Bum, una comedia protagonizada por McConaughey y Snoop Dogg, y la nueva leyenda de los creadores de El Conjuro, La Maldición de la Llorona.

Otros estrenos destacados fueron Red 11, de Robert Rodríguez y el remake de Cementerio de Mascotas.

La Maldición de la Llorona

El festival premió a Alice, Yes, God, Yes o Saint Frances. También se llevó un reconocimiento el documental Running with Beto, que narra la emocionante campaña de este candidato demócrata que a punto estuvo de tumbar el poder republicano en Texas en las elecciones al Senado americano. El futuro del cine pasa por SXSW.

Escrito por
Más de David Arias

Liars: Un mundo virtual para promocionar una gira europea con sabor barcelonés

Liars continúan abriendo mentes y fronteras. Con la intención de promocionar su...
Leer más