Sub Pop celebra 30 años haciendo historia en la música

Nirvana, Mudhoney, Fugazi, Slayer, Sonic Youth, Radio Birman, Nick Cave, Band of Horses, Dead Moon, Damon and Naomi, Screaming Trees, Luna, Fleet Foxes, Dum Dum Girls, Dwarves, Wolf Parade, Obits, OM, Vetiver, Saint Etienne, L7, Sleater-Kinney, Flaming Lips, Bright Eyes, Nebula, Soundgarden, Foals, The Gutter Twins, Julie Doyron, Pigeonhed, Spiritualized, The U-Men, Shonen Knife, Steve Albini, The Shins, Sunny Day Real Estate, Green River, Metz, Earth, Codeine, The Jesus and Mary Chain, Mark Lanegan, Get Up Kids, The Hellacopters, Tindersticks, Rollins Band, Migala, Come, Beach House, The Afghan Whigs, Unsane, Cocorosie, Sebadoh, Bully, Red House Painters, The (International) Noise Conspiracy, Father John Misty, Walkabouts, Hot Hot Heat, The Smashing Pumpkins, The Postal Service, Damien Jurado, Urge Overkill, Zen Guerrilla, Love Battery, The Muffs, The Supersuckers, Eric´s Trip, Hot Snakes, Iron & Wine, J Mascis, Jeremy Enigk, Low, Dinosaur Jr., Juno, Babes in Toyland, LVL Up, Sleater-Kinney, Tad, Fastbacks, Mogwai, Vaselines, Blood Circus, Godflesh, Skin Yard, House of Pain y John Spencer, además de formar un line-up de ensueño para cualquier Festival, tienen en común que en algún momento de sus carreras han editado alguna referencia discográfica con el sello SUB POP RECORDS, que se encuentra inmerso en las celebraciones de su 30 cumpleaños.

Tres décadas suma ya de historia esa pequeña discográfica que desde Seattle, con muchas ganas, contactos y el don de la oportunidad, cambió por completo la concepción de la música de masas y la música underground reventando las listas de todo el mundo y acaparando el foco de atención en un momento en el que la sociedad parecía necesitar unos/as cuantos/as anti-héroes después de tanto guitar-hero.

Eso sí, antes de que llegaran los grandes contratos todo comenzó por un fanzine en 1979, SUBTERRANEAN POP, editado por Bruce Pavit, cabeza visible junto a Jonathan Poneman tiempo después y con base en Olympia hasta que en 1986, Bruce mueve sus trastos a Washington desde donde lanzó SUP POP 100, un Ep recopilatorio en el que ya aparecía Sonic Youth por ejemplo junto a Steve Albini, Shonen Knife o The U-Men. Todo se aceleró cuando comienzan a salir los discos de Soundgarden, Mudhoney, Tad, Green River, Screamig Trees o Nirvana. Jack Endino con maestría desde el estudio, Charles Paterson fotografiando una realidad en blanco y negro sin lentejuelas y una MTV ávida de talento y actitud visibilizaron y consolidaron a aquella generación de músicos. Ese grunge, que ellos/as nunca reconocieron dicho sea de paso, había nacido de cara a los medios. La “escena de Seattle” era un ente capaz de hacer que bandas de otros lugares se desplazaran allí para que, en plena efervescencia de contratos discográficos, fueran fichados por una major que buscaba a los nuevos Nirvana. Lo absurdo de la situación llegaba a límites insospechados en una nueva especie de “fiebre del oro” ante la mirada atónita y descreída de una escena local que había vivido alimentada por el colaboracionismo y un circuito de pequeñas salas de conciertos y otro tipo de lugares menos obvios (tiendas de discos o incluso lavanderías eran aptos para montar pequeños eventos). Sí, también hacían conciertos en medianos espacios y el teatro Moore sirvió para grabar sus puestas de largo, pero su escena, en plena depresión postindustrial, estaba más llena de ropa de segunda mano, heroína y cerveza, que de perfumes caros. Las cosas como son, el dinero llegó después y, en muchos casos, como vino se fue arrasando todo a su paso.

En esa eclosión, Sub Pop tuvo que dejar escapar algunas de sus bandas más importantes: Nirvana, Soundgarden o Mudhoney probaron suerte fuera del cobijo de Bruce y Jonathan. La estructura se tensionaba con el crecimiento desorbitado y la compañía era incapaz de gestionar el éxito. Se intentó manejar aquella situación no prevista del mejor modo posible pero a buen seguro no fue sencillo complacer egos, papeles y dinero. En ese intento por controlar el “producto”, en 1996 se estrena Hype!, documental dirigido por Doug Pray más que recomendable para hacerse a la idea del pasado, presente y futuro de esa escena que se negaba a reconocerse como tal más allá de tener ciertos puntos en común. Para ello se logró la participación de numerosas voces que pudieran expresar qué estaba pasando en aquella ciudad y crear un relato coral que contrastara con la dulcificación o el exceso de morbo que buscaban las televisiones, radios y prensa del momento. Aquella juventud había pasado ya por algunas muertes traumáticas como las de Andrew Wood o Mia Zapata como para centrarlo todo en la muerte de Kurt Cobain y, musicalmente, había mucho más que el Smells Like Teen Spirit de Nirvana como para pensar que todo empezaba y acababa en ellos.
1996 también es el año en el que Bruce Pavit se desvincula del sello con lo que supone un punto de inflexión tanto en lo estilístico (el grunge ha muerto si es que llegó algún día a existir) y en lo organizativo. Sub Pop se hallaba aliada con Warner dejando de ser un sello únicamente independiente y buscaba en manos de Poneman la rentabilidad. No olvidemos que los inicios del sello son los de un fanzine sin pretensiones, pero aquí entrar en las grandes ligas de venta cambia las reglas por completo y eso es algo que sin el asesoramiento de una multinacional se antojaba imposible para Jonathan. Aperturas de tiendas en todo el mundo llegaron acompañadas de las ediciones de los discos de Sunny Day Real Estate o The Postal Service asentándose en un nicho de mercado con un 49% de la propiedad en manos de una major.

Festival por el 30° aniversario de Sub Pop Records

Inquietos/as y en constante búsqueda, el sello, en lo artístico, ha mantenido ciertas directrices en su diversidad estilística abriéndose con alianzas a estilos como el hip-hop o creaciones no basadas en la formación de un grupo de rock hasta llegar a nuestros días en los que aún podemos disfrutar de grandes artistas bajo su marca. De ahí que el backline del festival que se llevó a cabo el pasado día 11 de Agosto resultara de lo más apetecible con la colaboración de la Radio KEXP que, además, ha dedicado una retrospectiva reseñando todas las referencias editadas hasta la fecha (más de 1200).

Aquel día, se juntaron para celebrar los 30 años del sello MUDHONEY, HOT SNAKES, METZ, BEACH HOUSE, WOLF PARADE, THE FASTBACKS, SHABAZZ PALACES o BULLY entre otros/as. Mención especial al buen ambiente que se respira en los conciertos y a la intervención de FATHER JOHN MISTY pidiendo a seguridad que sacaran a un espectador que estaba molestando a quienes lo rodeaban. Una vez localizado, puede escucharse el sincero agradecimiento del público en lo que estaba siendo un ejercicio de comunión entre artista y audiencia entorpecido por este individuo un tanto desubicado. Curioso hecho si atendemos a las imágenes y videos de los conciertos durante los primeros años de vida del sello y la pequeña locura que se vivía en ellos, pero claro, los tiempos cambian y treinta años son treinta años en la ahora ciudad de Boeing, Starbucks o Microsoft.

Más de Jon Koldo L. Salas

MELVINS – PINKUS ABORTION TECHNICIAN

37 nuevos minutos de música de Melvins siempre son una buena noticia...
Leer más