Sonidos Latinoamericanos: La Vela Puerca, los uruguayos que saltaron al mundo

Los años en las carreras musicales se deberían contar como los de perro, y es que los músicos que tienen una carrera longeva, y que siguen pudiendo hacer conciertos con público pasados los años son más bien escasos. Los 25 años de carrera de La Vela Puerca son un éxito por si solos.

Los uruguayos se formaron en Montevideo en el año 1995 y crearon una de las bandas más populares e influyentes de Sudamérica. Son Sebastián ‘Cebolla’ Cebreiro, una de las voces, Teysera, alias El Enano (otra de las voces); Nicolás Mandril Lieutier (bajo); José Pepe Canedo (batería); Rafael Di Bello (guitarra); Santiago Butler (guitarra); Carlos Coli Quijano (saxofón) y Alejandro Piccone (trompeta). Debe ser por la experiencia que cosechan que saben estar preparados para todo: en sus entrevistas nunca falta un vasito de cerveza cerca de ellos, como esta. Aunque también puede ser un mate: “El mate es la extensión no material, humana, del uruguayo. Es lo que uno debe tener aledaño a su cuerpo (…) Es la mejor compañía que uno puede tener en la mañana, la verdad”, defiende Cabreiro.

Su extensiva carrera demuestra trabajo y constancia. Nos fijamos más en el “cuál” ha sido su camino, en el “cómo”. Han ido creciendo con sus fans. “Es algo que llevó mucho tiempo, mucha paciencia, y había que disfrutar de cada momento tal cuál era”, explica en esta entrevista Teysera. El primer concierto de La Vela Puerca se realizó el 24 de diciembre de 1995, fuera del bar El Tigre (en Montevideo); el recital fue grabado íntegramente por un amigo de la banda. Con ese vídeo se presentaron al concurso Generación 96 organizado por el programa Control remoto de Canal 10. Consiguieron el primer lugar en el concurso, logrando como premio una guitarra, un amplificador y 80 horas de grabación para su primer disco. “Nuestra ambición era no tener ambición”. De boca a boca y concierto a concierto fue como partieron de diminutos bares a grandes estadios. Como parte de la fórmula del éxito, también, la amistad. Aprendieron a combinar lo que era su hobby con lo que pasó a ser su trabajo permanente.

En 1999 se consolidaron como una de las bandas con mayor convocatoria de su país. Reeditaron el disco Deskarado con el nombre de La Vela Puerca. A finales de ese año realizaron una actuación en el Teatro de Verano ante cinco mil personas. En el año 2000 realizaron su primera gira por Argentina, actuando además ese año con grupos como Bersuit Vergarabat y Los Fabulosos Cadillacs. Constancia en los escenarios, y fuera de ellos. Tienen siete discos de estudio, naciendo de un debut donde se presentaban como “una banda que descansa en un reggae, sueña insumisión y se enchufa en ska”. Hoy, el grupo brilla en su madurez con ese mismo espíritu mutante y feroz.

Vecinos menudos de la inmensa Argentina, La Vela Puerca ha tocado en los estadios Luna Park, Obras, Atlanta y Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, entre otros. Han colaborado con numerosos y reputados músicos, entre otros, el gran Gustavo Santaolalla o Claudio Taddei. Cercanos, humildes y trabajadores. Sin duda la carta de presentación necesaria para una carrera de su envergadura.