Mujeres Y Música: Patti Smith, la mujer libre

Patti Smith es un icono indiscutible del punk y de la defensa de los derechos de las personas. Sin intentar contar su apasionante y compleja historia, vamos a realizar un repaso por algunos momentos de su vida que consideramos que la convirtieron en el personaje disruptivo que tanto nos llama la atención desde el feminismo.

Esta mujer andrógina y tímida nació en 1946, en Chicago. Creció en una pequeña ciudad de Nueva Jersey, en el seno de una familia pobre y muy religiosa, donde fue educada en las lecturas de la Biblia.

En 1967, en medio del movimiento Flower Power, Patti se muda a Nueva York sin ningún otro plan que desarrollarse como poeta. Allí conoce al fotógrafo Robert Mapplethorpe, con quien inicia una de las relaciones más importantes de su vida. Como ella lo misma lo describe años más tarde en su libro Just Kids, Mapplethorpe fue “el artista de su vida”, con quien sostuvo un vínculo de experimentación artística y emocional.

Se mudaron juntos al Hotel Chelsea, en una época en la que frecuentaban ese sitio artistas como Janis Joplin, Jimi Hendrix, Allen Ginsberg, William Burroughs y Leonard Cohen. Toda la fuerza de la poesía Beat estaba allí, influenciando y guiando a la artista que pronto sería.

En este mismo momento, Mapplethorpe la anima a iniciarse en la lectura pública de sus poemas y entonces, Patti Smith empieza a participar en la escena del Poetry Project. Sus intervenciones no fueron convencionales, incorporó a su performance al músico Lenny Kaye para que la acompañase con su guitarra, algo que nunca antes se había hecho. De esta manera, casi sin darse cuenta, empieza a delinear su carrera en la música.

Poco tiempo después nace el Patti Smith Group con Lenny Kaye en guitarra, Ivan Kral en el bajo, Jay Dee Daugherty en batería, y el pianista Richard Sohl. En 1975 sale a la luz Horses, su primer disco.

En la portada de Horses, Patti Smith aparece con una imagen desafiante nunca antes vista en las mujeres del rock. La fotografía, tomada por Mapplethorpe, la muestra vestida con un atuendo masculino, chaqueta al hombro y un gesto soberbio, como perfecta antesala al contenido transgresor del disco.

Su propuesta musical tampoco tenía ninguna relación con el rock que sonaba en ese momento. “Cristo murió por los pecados de alguien, pero no los míos”, recita Gloria, una de las grandes canciones de Horses, que expresa su profundo deseo de crear su propia vida fuera de mandatos y expectativas sociales.

En este disco de punk y poesía, Patti Smith empieza a plasmar su búsqueda de transmitir belleza y trascendencia a través del rock, usándolo como una de las múltiples herramientas artísticas que tenía a su alcance.

El Patti Smith Group grabó, además, Radio Ethiopia, Easter y Wave, y algunos sencillos muy exitosos como Because the night, que llegó al puesto número trece del ranking Billboard.

Patti Smith ya era toda una leyenda, había logrado subvertir el rol de las mujeres en el rock y transgredir con un estilo musical sencillo y potente, cuando a principio de los ‘80 decide casarse y retirarse de la música.

Mi vida, mi decisión

Contrajo matrimonio con Fred ‘Sonic’ Smith, guitarrista de la banda MC5, y fueron a vivir a Detroit. Esta decisión le costó la crítica de muchas feministas que no comprendían cómo la voz de la transgresión podía dejar su carrera para atender a su esposo y parir niños.

Hasta el día de hoy es consultada en diversas entrevistas por ese período de su vida y no se cansa de aclarar que nunca comprendió las críticas. Retirarse a formar una familia fue su decisión, en ese momento, tener dos hijos le resultaba más estimulante que seguir haciendo discos.

Años después, además, saldría a luz que fue uno de sus períodos más prolíficos en la literatura.

En 1989 ,su amigo Robert Mapplethorpe muere víctima del SIDA, su pérdida supuso un duro golpe en la vida de la artista. Pero no terminó de recuperarse de este duelo cuando, en 1994, muere su esposo de forma repentina a causa de un fallo cardiaco.

Patti Smith, el regreso

Después de la muerte de su esposo, Patti enfrenta el momento más difícil de su vida. Se encuentra sola con la responsabilidad de criar dos hijos y serios problemas económicos.

Con la ayuda y el apoyo de Allen Ginsberg y Michael Stipe (R.E.M), Patti vuelve a los escenarios y en 1996 saca a la luz un nuevo disco, Gone Again. Desde entonces no para de realizar recitales y publicar discos.

En el 2010, además, editó Just Kids, un libro acerca de su historia con Robert Mapplethorpe.

Patti Smith, que fue nombrada Comandante de la orden de las Artes y las Letras, por el Gobierno Francés, forma parte del salón de la Fama del Rock, participa activamente en diferentes causas humanitarias, por las que es reconocida en todo el mundo.

Es imposible capturar o conceptualizar a esta mujer, su natural forma de vivir en libertad, su sensibilidad e inteligencia, marcaron un camino más allá de cualquier movimiento social. Patti Smith representa la vida sin condicionamientos, la mujer libre.

Más de Carolina Geneiro

Mujeres Y Música: Debbie Harry, mucho más que una blondie

A finales de 1970, pisó el escenario del CBGB club una rubia...
Leer más