El poder sanador de Nilüfer Yanya

La joven británica acaba de sacar una nueva canción, In Your Head, y (¡al fin!) ha anunciado la fecha de salida de su primer álbum de estudio, Miss Universe. Se publicará el 22 de marzo, marcadlo bien en la agenda. Y para celebrar todo esto, os haremos un repaso de la artistaza que es Nilüfer Yanya. Una de las voces y compositoras más frescas que ha salido en los últimos años de las islas británicas. Además, la tendremos este año en el Primavera Sound, no os la perdáis.

Del piano clásico a la guitarra

Del West London, Yanya creció en un entorno artístico, entre padres pintores y rodeada de libros de arte y teoría. Des de que era niña tocaba el piano clásico y el violonchelo, pero cuando llegó a la adolescencia, decidió coger una guitarra para componer sus propios temas. En el instituto tuvo de profesor de música a Dave Okumu, de los The Invisible, quien también le está produciendo su primer disco y, en su momento, produjo el debut de Jessie Ware. Pero gran parte del aprendizaje con la guitarra lo hizo ella misma en casa; motivo por el cual tiene una forma peculiar de tocar este instrumento y con un sonido tan único. Ahora, en sus composiciones, guitarra y voz comparten protagonismo.

De pequeña escuchaba la música que le llegaba de los CDs de su hermana mayor, recopilaciones de temas que llamaban That’s What I Call Music!. En sus años adolescentes entró en el indie-rock dónde se enamoró de grupos como The Libertines o The Strokes. En la actualidad, se podría decir que su sonido también está influenciado por artistas como Nina Simone, Jeff Buckley o Amy Winehouse.

Foto: Facebook de Nilüfer Yanya

Tal y como apuntan algunos críticos, es fácil pensar que puede ser la sucesora de otros artistas londinenses como King Krule, Adele o Kate Tempest; pero ella tiene la respuesta clara “Nunca podré sonar como estos artistas, así que por qué lo iba a intentar?”. Una cosa está claro, ha conseguido un sonido de lo más único y especial: una mezcla de jazz, soul, R&B, indie y rock difícil de catalogar. Pero que te enganchará, te transportará a una terraza soleada y te sanará de todas las malas vibraciones.

El despegue con Small Crimes

Empezó a actuar a los 18 años, misma edad en la que sacó sus dos primeras canciones: Cheap Flights y Waves. Un año después sacaría su tercero, Monsters Under The Bed. Fue a sus 20 que vino el primer sencillo con el que empezaría a llamar la atención de varios críticos del sector, y no se trata de nada más ni nada menos de un (magnífico) cover del Hey de Pixies, uno de los grupos que más había escuchado en su adolescencia.

El 2016 llegó su primer EP, Small Crimes, que contenía la que, aún hoy en día, es la canción más escuchada de la artista: Keep On Calling. Consiguió elogios de la crítica y de medios internacionales como el The New York Times. Una pieza cruda, romántica y sincera que actuaba como un flechazo sobre todos aquellos que la escuchaban.

Ya se podía apreciar los dotes de escritura de Yanya, uno de las características por las que tanto destaca. Crea en sus canciones historias, imágenes que puedes imaginar y seguir, como un sueño. Cada canción es una situación distinta que parece que puedes alcanzar, pero que nunca llegas a tocar. Y para narrarlo usa personajes, como si de un cuento se tratara.

Consolidación internacional

Después de publicar su primer EP, Nilüfer Yanya no dejó de crear. Tal y como ella dice, escribe en todos los sitios: en el metro, en casa… Dónde sea que le entre la inspiración. De esta forma, un año después, en 2017, sacó su segundo EP, Plant Feed.

En este segundo trabajo de la joven británica, se puede escuchar Golden Cage, tema que fue alabado por la prestigiosa Pitchfork. La definen como una canción con un sonido único, que se movería entre un post-post-punk y el new age, que es brillante y abstracta a la vez. Poco después, el mismo medio, dijo que se trataba de uno de los mejores singles que habían salido de Londres recientemente.

Foto: Ghettoblaster

Y este pasado año 2018 sacó su tercer EP, Do You Like Pain?, que contenía el magnífico Baby Luv. Esta canción pasó a ser su himno y tema con el que se dió a conocer a nivel internacional, recibiendo excelentes críticas del The Guardian, The FADER, i-D, Noisey, Nylon, BBC 6 Music y convirtiéndose en una de los mejores singles del año para Pitchfork. Y si alguien quería más, hace pocos meses sacó la canción Heavyweight Champion of the Year; otra delicia que no pasó desapercibida.

La repercusión fue creciendo, llevándola a actuar por todo el mundo. Por aquí la pudimos ver en La Mercè de Barcelona y en el BBK. Además, compartió escenario con artistas consagrados como The XX, Broken Social Scene, Mitski o, recientemente, con Sharon Van Etten. Todo apunta que el concierto que nos dará en el Primavera Sound, ya con su primer álbum publicado, será uno de los imperdibles de esta edición.

Escrito por
Más de Ferran Cano

Lil Uzi Vert, Matthew Herbert y Bad Bunny al Sónar

El festival barcelonés, que este año se celebra del 18 al 20...
Leer más