Ciudades con alma: Un paseo por la Dublín más musical

Nunca he sabido muy bien qué tiene Dublín, pero tiene algo. Hace casi cuatro años decidí hacer las maletas atrapado por la cultura y la mística irlandesa y tratar de comprenderla por mi mismo. Aún no sé qué hay, pero conseguí conocer la música del país, comprender a las bandas consagradas y dar con emergentes de lo más interesantes.

Como en el caso de Londres, la cultura ha invadido siempre la capital irlandesa, desde escritores de lo más reconocidos como Oscar Wilde o James Joyce, hasta pintores como Francis Bacon.

En el caso musical, se puede destacar entre la música tradicional irlandesa y la música que se hace en Irlanda, notablemente influenciada por la primera.

Como banda tradicional, tenemos el siguiente caso:

The Dubliners

Fundada en 1962 y en activo hasta su cincuenta aniversario en 2012 cogieron su nombre por la famosa novela de James Joyce, Dubliners (1914). Fundada por los cantantes Ronnie Drew y Luke Kelly, ambos fallecidos, se centraron en interpretar clásicos irlandeses, habiendo quedados reconocidas por la mayoría de la gente como las versiones definitivas. El pasado año se conocía la noticia de que Luke Kelly contará finalmente con dos estatuas en Dublín como homenaje de la ciudad a su música, una de ellas en el parque con su mismo nombre, y la otra con ubicación por confirmar.

Como híbrido entre la diferenciación musical anteriormente mencionada, damos paso a una de las bandas más reconocidas en la isla esmeralda durante los años 80. Escucha su discografía aquí.

The Pogues

La banda liderada por Shane MacGowan fue clave en el desarrollo del punk irlandés, y es que nació precisamente de querer hacer sus propias versiones de temas clásicos. Originalmente se llamó Pogue Mahone, anglificando así la frase Póg Mo Thóin, que significa “Bésame el culo”, pero, tras grabar su primer trabajo, la discográfica les obligó a cambiarlo por The Pogues.

The Pogues consiguieron consagrarse en la escena gracias a su actitud macarra, a su fama de fiesteros y a las broncas que creaban entre el público. Puro punk.

El impacto de la banda, a caballo entre el punk, el rock y la música tradicional, llevó a que, tras expulsar al cantante y líder Shane MacGowan en 1991, entrase como nuevo cantante Joe Strummer tras la disolución de The Clash.

 

Thin Lizzy

En 1969 nació una de las bandas pioneras en el hard rock y heavy metal en Irlanda. Se trata de la banda creada y liderada por el bajista y cantante Phil Lynott, que nos dejaron doce álbumes de estudio. Fuertemente influenciados por Van Morrison y Them, y en 1972 decidieron que para seguir creciendo, debían abandonar su casa y volar a Reino Unido, donde terminaron de despegar, explotando finalmente con su álbum Jailbreak (1976), donde aparecería el single The boys are back in town, llegando al número 8 en Reino Unido y entrando en el Top 20 en Estados Unidos. Diez años después moriría por su adicción a las drogas, pero no sin dejarnos antes dos discos en solitario: Solo in Soho (1980) y The Phil Lynott album (1982), donde se incluye la popular Old Town, versionada años después por The Corrs.

 

U2

Es imposible hablar de Irlanda sin mencionar el cuadro formado por Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr. La maquinaria perfecta e incansable nació en Dublín en 1976 bajo el nombre de The Hype, como compañeros de colegio con ganas de hacer rock. Sus primeros temas destacaron con un peculiar toque punk, como vimos en su primer single I will follow, del album Boy (1980). Tras ello, la banda se impuso en el panorama nacional por su frescura en directo.

Quince discos en total con diecinueve giras registradas, entre las que, lo que más destaca además de la calidad musical del cuarteto, son los continuos cambios de personaje de su frontman, Bono, al que ya solo somos capaces de imaginar con gafas de sol.

A día de hoy, hablar de U2 es prácticamente hablar de The Joshua Tree (1987), el disco más emblemático de la banda y donde dejaron gran parte de sus himnos, como With or without you, I still haven’t found what I’m looking for o Where the streets have no name. Pero, U2 es mucho más que esto si nos paramos a investigarlo.

Siempre se dice que es una de las bandas más alejadas de la cultura y las raíces irlandesas, pero, si nos tomamos un momento reconoceremos los ritmos tradicionales de guitarra adaptados en el peculiar estilo de guitarra de The Edge e incluso las percusiones de Larry Mullen Jr. Una adaptación que les permitió evolucionar sin olvidar su hogar.

Actualmente se encuentran de gira presentando Songs of experience (2017), la respuesta a Songs of inocence (2014).

 

My Bloody Valentine

Llegaron en 1983 de la mano de Kevin Shields, guitarrista, compositor y cantante y Colm Ó Cíosóig a la batería, trabajando en base al post punk y el rock alternativo influenciados principalmente por Sonic Youth. A pesar de contar solo con dos álbumes previos a su separación, los diez Eps que tenían a las espaldas les ayudaron a consagrarse como una leyenda del rock alternativo.

Publicaron seis Eps entre 1983 y 1987, hasta que consiguieron el sonido que les llevaría a mudarse a Londres y sacar su álbum debut, Isn’t anything (1988), y tres Eps más hasta el álbum que les puso en boca de medio mundo, Loveless (1991), para despedirse con el Ep Tremolo (1991), hasta que en 2007 volvieron a estudio y escenarios para gusto de todos, dejando mbv (2013).

Mientras tanto, Kevin Shields ha seguido vinculado a la música, colaborando en diferentes bandas sonoras, siendo la más destacada Lost in translation (2003). También ha trabajado como productor de álbumes para bandas como The Go! Team o Primal Scream, con los que además estuvo de gira.

 

The Frames

La banda irlandesa fue fundada y liderada por el cantante, compositor y guitarrista Glen Hansard en 1990. Desde entonces han contado con varios cambios de formación, entre los que destaca el periodo en el cual John Carney fue bajista de la banda (1990-1993), ya que después se dedicaría al mundo del cine, destacando Once (2006), protagonizada precisamente por Glen Hansard. Begin Again (2013) y Sing Street (2016).

La banda estrenó su primer disco, Another love song en 1991, y llamaron la atención del público por un sonido que mezclaba el noise con una lírica y unas raíces de lo más irlandesas, ya que Glen Hansard comenzó a tocar en las calles de Dublín con solo 13 años, inspirado principalmente por Van Morrison.

Tras su debut, le siguieron seis discos de estudio más, y dos de directo, y actualmente la banda se encuentra en activo de manera intermitente, ya que Glen Hansard la compagina con dos proyectos más.

 

The Swell Season

Al igual que lidera The Frames, Glen Hansard fundó junto a Marketa Irglová The Swell Season. El tándem formado en la anteriormente mencionada Once (2006) continuó como grupo en la vida real, y debutaron con su disco homónimo en 2006. Le siguió Strict Joy (2009), y se vieron inmersos en la grabación de un documental llamado de nuevo The Swell Season entre 2007 y 2010. Actualmente solo dan conciertos en ocasiones especiales.

 

Glen Hansard

Además de los dos proyectos anteriores, el dublinés tiene su carrera en solitario, que comenzó con Rythm and repose (2012), contando con miembros de The Frames en su nueva banda de acompañamiento. Le siguieron Didn’t he rumble (2015) y Between two shores (2018), con el que está girando actualmente. Además ha colaborado con Eddie Vedder para Ukelele songs (2011), y han organizado giras juntos.

 

The Script

En 2008 nació la banda de rock alternativo The Script con un disco con el mismo nombre. Con Danny O’Donoghue al frente de voz, guitarra y teclados, Mark Sheehan a la guitarra y voz y Glen Power a la batería, se encuentran actualmente en Londres y ya cuentan con cinco discos, siendo el último Freedom child (2017).

Su despegue surgió con su primer disco, de la mano del tema The man who can’t be moved, en la que contaban la historia de chico que conoce a chica y no se mueve de la esquina hasta que la vuelva a ver. Algo raro, pero que atrajo al público y les impulsó en su crecimiento.

Al margen de las bandas nacidas en Dublín, cabe destacar un sub género, que son las bandas de punk irlandés no irlandesas. Escudadas en la ascendencia, migración… o simplemente que bandas como los ya mencionados The Pogues crearon escuela.

 

Flogging Molly

Fundada por el guitarrista, cantante y compositor dublinés Dave King en Los Angeles en 1997, cuando empieza a tocar junto al resto de la banda en el pub irlandés Molly Malone. Ese mismo año sacan su disco debut, un disco en directo desde el mismo pub. Este hecho llama la atención de su discográfica, que les firma y les lleva a grabar su primer disco de estudio, Swagger (2000), y su disco más laureado Drunken Lullabies (2002), que les llevó a girar a nivel mundial. Tras ello le siguen cuatro discos de estudio más, el último Life is good (2017), con el que se encuentran de gira actualmente.

 

The Rumjacks

En el año 2008 aparece en Sidney The Rumjacks, con Frankie McLaughlin como cantante y al tin whistle. Debutan con un doble EP de la mano de ABC Music Sound as a found (2009) y Hung, drawn & portered (2009) antes del lanzamiento de su primer álbum, que captaría la atención de la crítica, The Gangs of New Holland (2010), gracias a su gran éxito An irish pub song, pero dejando otros grandes títulos como Uncle Tommy o Green, ginger wine. Su último trabajo fue Sleepin’ Rough (2016), con el que siguen de gira. Y este 2018 celebran su décimo aniversario.

 

Dropkick Murphys

En Boston nació en 1996 la banda de ascendencia irlandesa, ensayando en el sótano de una barbería. Debutaron con Do or die (1998), y después de ello Al Barr sustituyó a Mike McColgan como cantante. Le siguió The gang’s all here (1999), que les abrió la puerta a grabar una versión del clásico irlandés The wild rover con Shane MacGowan, de The Pogues para su tercer álbum Sing loud, sing proud (2001). Le siguen otros cinco discos hasta llegar a su último trabajo, 11 short stories of pain & glory (2017) con el que siguen viajando de la mano de sus amigos Flogging Molly al rededor del mundo.

 

Como decía en las primeras líneas, tuve la suerte de pasar un año en Irlanda y empaparme de la música y cultura del país, principalmente en Dublín. Donde descubrí varias bandas emergentes, y donde he visto como poco a poco han seguido creciendo. Son muchos los artistas con los que me encontré allí, Robin Hurt, Mylo, Stephen Heneghan, Robbie Dingle… todos ellos tocaban en diferentes pubs de la capital semanalmente y compaginaban con otros conciertos, pero los dos casos que he seguido más de cerca son:

Mutefish

La primera vez que vi a esta banda tocando en la calle me dejaron totalmente descolocado. Llevaba poco tiempo en la ciudad y no sabía que guitarras eléctricas, bajos y baterías podían tocar como si nada. Una suerte de rock progresivo que salía de prácticamente cada rincón de Europa y que tenían bajo el brazo su primer disco y segundo EP autoproducidos y que vivían de tocar en la calle entre semana, de conciertos en salas, y en verano, furgoneta y gira.

 

The Scoops

Stephen Cooper a la guitarra y voz y Stephen O’Rourke a la percusión tocaban tres veces por semana en mi pub predilecto de Dublín, The Auld Dubliner. Una serie de versiones irreconocibles y que llenaba siempre el pub. Poco a poco empezaron a presentar sus primeras canciones, para más adelante sacar su primer álbum, completando la banda, y con el que fueron una de las grandes revelaciones de la música irlandesa, siendo la segunda banda irlandesa más buscada en Shazam. Actualmente están de gira y dando conciertos principalmente entre Dinamarca e Irlanda.

Escrito por
Más de Ismael Díaz

Ciudades con alma: Un recorrido por el Londres más musical

Hace poco hablaba con un amigo sobre la escena musical de Londres...
Leer más