miércoles, octubre 16, 2019

British Invasion: desembarco musical con acento británico

Reportajes British Invasion: desembarco musical con acento británico

En 1776 Inglaterra perdió sus colonias americanas.La semana pasada The Beatles las recuperaron. (Life Magazine, 1964)

 

En 1954, Elvis Presley graba su That’s All Right Mama en Sun Records, que lo catapultará al estrellato y dará comienzo a la época dorada del Rock and Roll. Sin embargo, a finales de la década de 1950, la llama se había enfriado en Estados Unidos.

Pongamos nuestra mirada en el otro lado del Atlántico por un momento. En los años 50, Gran Bretaña ve como el Rock and Roll y la cultura estadounidenses desembarca en sus orillas. Ambos países comparten lenguaje, existe un continuo comercio marítimo entre ellos, las tropas norteamericanas estaban presentes en Gran Bretaña, en ambas geografías se han formado sub-culturas juveniles (los Mods, los Rockers…) ávidas de símbolos que apoyen su rebeldía, etc. Todos estos elementos ayudan a gestar una nueva escena británica que marcaría un punto de inflexión en la historia de la música popular urbana.

En un primer momento y debido al gran éxito del Rock and Roll en EEUU, las discográficas en el Reino Unido buscan hacer negocio: predominan los artistas que imitan las creaciones musicales de Estados Unidos, tales como Tommy Steel, Cliff Richard, Adam Faith o Billy Fury. Se puede decir, pues, que el primer Rock and Roll británico es un producto de segunda clase. De todos modos, estos primeros pasos –aunque fuera a modo de copias- ayudan a definir las bases y la instrumentación de lo que, poco después, será ya un producto propio. Sin embargo, existe otro frente musical, el dominado por puristas y amantes de la música negra americana que ponen su mirada en el ‘Jazz Tradicional’. Estos artistas desarrollan un estilo que tiene como pilares el jazz de Nueva Orleans o el Blues “rural”. Derivadas de este segundo frente, Gran Bretaña ve nacer la tendencia ‘Beat’ y la sub-escena ‘Skiffle’.

Dentro de la locura Skiffle, se gesta un grupo que será fundamental, The Quarrymen, que cuenta entre sus filas con Paul McCartney y John Lennon. Tras diversos cambios –de nombre y formación-, los primeros años 60 nos presentan a unos The Beatles con imagen y repertorio bien definidos, bajo la tutela del manager Brian Epstein.

En 1963, los temas Please Please Me y From Me To You son número uno en Reino Unido. Con She Loves You (cuarto single) se desata la locura: ha llegado la “Beatlemania”. Es el momento de pegar el salto a EEUU.

Tras una bien preparada campaña de promoción, en diciembre de 1963 I Want To Hold Your Hand suena por vez primera en la radio WWDC (Washington DC). Cuando el 7 de febrero de 1964, tan sólo un par de meses después de haber llegado a las ondas norteamericanas, The Beatles aterrizan en el aeropuerto de Nueva York, son recibidos como grandes estrellas. El 9 de febrero, dos días después de su llegada, actúan en The Ed Sullivan Show y, a partir de ahí, dominarán las listas de éxitos durante gran parte de la década.

The Beatles y su gran éxito abonarán el camino para la llegada a Estados Unidos de una serie de bandas británicas. Éstas, dentro de su diversidad, tienen en común el estar profundamente influidas por la música norteamericana: The Beatles bebían del Rock and Roll; The Rolling Stones, The Kinks o The Animals miran más hacia el R&B (música de artistas negros, ignorada en EEUU durante los años 50); The Yardbirds basan su sonido en el Blues, buscando modernizar el Rock…También fueron protagonistas Dave Clark Five, Gerry and the Peacemakers, The Moody Blues, Manfred Mann, The Hollies, Petula Clark, Dusty Springfield, Marianne Faithful, Lulu

El éxito de las bandas británicas, especialmente de The Beatles, se ha visto como revitalizante de la música Rock en Estados Unidos y ha influido en las bandas americanas para desarrollar su sonido y estilo. Además del impacto musical y la internacionalización de la producción de Rock and Roll, queda establecida la formación del grupo de rock. Otro elemento fundamental fue la potenciación de la figura del compositor-intérprete, derivado de la calidad y talento de los protagonistas de esta ola de músicos. Todo ello, más allá de dominar la década de 1960, inspira e impulsa a una nueva generación a acercarse a este sonido, sentando las bases del Garage Rock.

Escucha una selección de muchas de estas bandas:

 

Y también, ya que no están disponibles en Spotify, alguna canción de The Quarrymen y The Beatles…