Inicio Noticias Destacados Nuevos Valores: Side Chick

Nuevos Valores: Side Chick

Side Chick es un trío formado en Barcelona compuesto por la catalana Scarlett (bajo, voces), la artista norteamericana Maïa Vidal (guitarra, teclados, voces) y el músico venezolano Eduardo Benatar (batería). Hasta ahí todo normal, pero la mayor particularidad viene de la forma en que se conocieron. Fue a través de Tinder, “haciendo match en diferentes combinaciones”. “Como en nuestras fotos ya se notaba que éramos músicos, terminamos montando una banda”, relatan sobre el inusual y contemporáneo comienzo del proyecto. 

Los tres estudiamos música a diferentes niveles”, señalan sobre su formación musical. Después comenzaron diferentes proyectos: Maïa empezó haciendo versiones de Rancid como Ypur Kid Sister antes de editar tres álbumes con su proyecto solista, en el que ha trabajado codo con codo con Marc Ribot por ejemplo; Scarlett también inició su andadura en solitario y tocó con la banda Lucies; y Eduardo lleva desde 1994 en el grupo de rock venezolano afincado en Barcelona Luz Verde, que en 2014 recibió una nominación en los Premios Grammy por su último disco hasta la fecha (El Final del Mundo Vol. II: Nada Es Imposible).

Esta experiencia previa la valoran positivamente al dar a luz a un nuevo proyecto como Side Chick: “El proceso de poner en marcha al grupo fue más rápido y la forma de comunicarnos musicalmente mucho más fluida”. “Al poco tiempo de empezar a tocar conjuntamente, ya estábamos cerca del sonido que queríamos”, añaden. Este sonido, crudo, potente y garajero, lo han acompañado de estética glam. “Todo es cíclico y una imagen poderosa y un directo potente son cosas que nunca pasarán de moda”, comentan sin miedo a que les etiqueten como un revival.

Side Chick se definen como un power trio de rock y el LP homónimo publicado a finales de 2019 lo verifica. Hay pocos experimentos en un trabajo directo, homogéneo y coherente con su aspecto de banda desinhibida. Riffs heroicos abren paso en Done (Done!) a una decena de piezas nostálgicas y atrevidas que caen en el grunge (Shut Your Whore Mouth), hablan de un amor anti-clichés (My Love For You), llaman al amotinamiento feminista (Riot) y se ponen tiernas para hablar de relaciones tóxicas (Sick Toxic).  

Queríamos hacer un disco con elementos 80s y 90s, pero que se trasladara también a lo contemporáneo”, explican sobre el sonido del disco antes de incidir en sus influencias, que van “desde grupos setenteros a la new wave de los 80 y el guitar rock de los 90”. “Hemos tratado de combinar melodía, poder, diversión y rabia a partes iguales, y creo que lo hemos conseguido”, apuntan al valorar las canciones de su debut.

El LP, editado por Foehn Records y producido por Alberto Pérez, “el cuarto Side Chick”, fue concebido en un proceso de composición “muy orgánico y divertido”. “Hubo un periodo en el que salieron muchos temas casi por arte de magia”, recuerdan sobre la etapa de creación.

Side Chick
Side Chick se conocieron a través de Tinder. Foto: Kevin Zammit

En cuanto a la actual situación de la industria, Side Chick observan que hay “mucha competencia pero también muchas oportunidades”. “Todo lo que sea tocar en directo frente a quienes pueden ser tu público potencial es una ventaja”, indican abriéndose a tocar en cuantas más salas y festivales mejor.

Este año tenían muchas fechas en agenda que veremos si llegarán o no: Primavera Sound, Tomavistas o Festival Gigante. Sin embargo, ellas ya tenían claro antes de que se iniciara esta pandemia que “Side Chick es más una fuente de diversión que de ingresos”. Además, para esta banda la música es una herramienta para sentirse “superhéreos sobre el escenario”, por lo que girar entra dentro de su ADN.  

Así, entre sus próximos objetivos están dos de difícil cumplimiento en la situación actual: “Tocar todo lo que podamos y empezar a componer el segundo disco para entrar a grabar”. Aseguran estar aprovechando el confinamiento para avanzar en ese próximo álbum: “Estamos haciendo demos acústicas ahora mismo“.

Por último, nos recomiendan pegar una escucha al dúo barcelonés Pinpilinpussies, que acaba de lanzar este 2020 su nuevo trabajo Fuerza 3. Side Chick también nos dejan sus selecciones de discos y una democrática playlist con nueve canciones: tres escogidas por cada componente. Las primeras son de Maïa, las segundas de Scarlett y las últimas de Eduardo.

  • Disco elegido por Maïa: Yeah Yeah YeahsFever To Tell
  • Disco elegido por Scarlett: Prince Musicology
  • Disco elegido por Eduardo: The BeatlesAbbey Road

¡SÍGUENOS!

10,156FansMe gusta
1,825SeguidoresSeguir
11,166SeguidoresSeguir
- Advertisment -

DESTACADOS

KULK: “Queríamos capturar ese sonido del directo y ver cómo de grande podíamos hacerlo” (2020)

Tras los dos EPs publicados por la banda de Suffolk en 2018, Thom y Jade están a punto de presentar su primer...

Crónica de Los Punsetes (Streaming con DIGITALFEP desde la Sala Moby Dick de Madrid, 2020)

Abordar el que sería uno de los primeros conciertos después de la cuarentena, Los Punsetes en streaming desde Moby Dick, resultaba una...

JASON ISBELL – REUNIONS

Gran parte de las reseñas escritas por la red sobre el último trabajo del cantante de Alabama Jason Isbell parten de una...

Bilbao BBK Live adelanta parte de su programación de 2021: The Killers, Pet Shop Boys, Bad Bunny…

El festival Bilbao BBK Live anunció este mes de mayo el aplazamiento de su edición de 2020 a 2021. Sin embargo, quedaba...

JASON ISBELL – REUNIONS

Gran parte de las reseñas escritas por la red sobre el último trabajo del cantante de Alabama Jason Isbell parten de una...

THE NEW RAEMON – COPLAS DEL ANDAR TORCIDO

Ramón Rodríguez se sitúa en el mundo con cada disco. Trazar las coordenadas internas y externas, ubicarse en el vórtice real y...

SLEAFORD MODS – ALL THAT GLUE

Un grandes éxitos de una de las bandas británicas más underground de la última década es quizá la clase de ironía que...

VETUSTA MORLA – MSDL – CANCIONES DENTRO DE CANCIONES

Al final de la gira de Mismo Sitio, Distinto Lugar (2017), Vetusta Morla decidió hacer un nuevo disco. Algo revolucionario en sí...