Crazyminds descubre a… Catenaccio

CATENACCIO

CATENACCIO

Catenaccio: palabra italiana que significa “cerrojo“. Término reconocido en el campo futbolístico como una técnica defensiva. Pero no os asustéis que no vamos a hablar de fútbol. Catenaccio es también el nombre de una banda cordobesa. Tras la desaparición de Deneuve, David Molina (guitarra y voz) sentía la necesidad de seguir haciendo canciones. “Es algo que te pide el cuerpo, primero porque te gusta, y segundo porque estás acostumbrado a canalizar ciertas emociones a través de nuevas canciones”. Y nada mejor que emprender un nuevo proyecto de la mano de buenos amigos. En este caso, Antonio Agredano al bajo, también antiguo miembro de Deneuve, y Antonio Jesús Moreno, batería y componente de Algunos Hombres.

Así nació Catenaccio, banda que ha querido tomar ambas acepciones, la de cerrojo y la defensiva, para cantar desde su costumbrismo pop irónico al cerrojo social y económico que vivimos, “incluso musical, porque en la industria tampoco está la cosa para tirar cohetes”. Con esta declaración de intenciones ya desde su nombre, la formación edita un primer EP con tres canciones titulado Balas perdidas, que no tendrán un objetivo claro, pero son de las más peligrosas. Además están producidas por Nacho GarcíaRaúl Pérez en La Mina, estudio que ya ha aparecido en otras ocasiones en esta sección y que, como ya sabréis, es un referente en la música andaluza.

El resultado: Standard & Poors, Bárbara y Campo Santo. La primera de ellas, Standard & Poors, bien podría ser la nueva canción protesta del pop alternativo, sin perder el sentido del humor. Nos lo deja ver ya desde el principio su videoclip, protagonizado por un Superman castizo que “se enfrenta a las cosas con total convicción y acaba siempre apaleado” por la vida: el fraude fiscal, los que no sueltan su sillón… También hay lugar para el amor con Bárbara, ese amor “que no sale por más veces que lo lave”, de besarse en los parques y enredarse en los bares. La tercera bala es la mortal, la que nos lleva al Campo Santo, que personalmente la imagino convertida en una colaboración con Sr. Chinarro y eso que no me gustan las comparaciones. Pero dedicadles un par de oídos a Catenaccio. Han mimado sus balas perdidas desde la instrumentación a las letras y tienen una producción de altura, aunque su humildad no les permita tener mayores pretensiones.

Un debut sobresaliente que figura en mi lista de EPs del año, ya que estamos con las listas, y que nos obliga a estar pendientes de sus próximos conciertos si queremos conocer el resto de su repertorio, de al menos una decena de canciones. En su Bandcamp está la prueba. Algo más he podido averiguar charlando con David:

Crazyminds: ¿Cómo se presenta Catenaccio ante quien todavía no les conoce?

Catenaccio: Catenaccio es un grupo de música pop, de corte bastante directo y fresco. Letras a priori sencillas y contadas con un tono costumbrista e irónico. Tratamos de hablar un lenguaje cercano sin caer en la vulgaridad.

Lo formamos David Molina: guitarra y voz, Antonio Agredano: bajo y Antonio Jesús Moreno: batería.

Crazyminds: Tengo que preguntar si vuestro nombre está directamente relacionado con el fútbol, que sé que alguno de vosotros es de comentar mucho este deporte. ¿Por qué lo elegisteis? ¿Es que venís a la defensiva? No han podido ser tan malas vuestras experiencias anteriores en la música…

Catenaccio: Creemos que son tiempos para estar a la defensiva, no queda otra. La presión social, política y económica provocada por la crisis nos hace replegarnos en todos los sentidos para poder salir adelante, pero sin olvidar que hay que aprovechar cada oportunidad que se presente al contra ataque. Nos pareció un buen símil. No estamos vinculados al fútbol, ni nos vuelve locos el hecho de introducir un término futbolístico como nombre de grupo. No es un catenaccio futbolístico, es un catenaccio económico, social, incluso musical, porque en la industria musical tampoco está la cosa para tirar cohetes. Hay que ir paso a paso.

Crazyminds: Vengáis o no a la defensiva, lo hacéis con tres Balas perdidas que a veces son las más peligrosas. Ya se ve en la letra de los temas. ¿Hay alguna declaración de intenciones tras este título?

Catenaccio: No somos especialmente meticulosos a la hora de elegir canciones. El grupo aún está creciendo y no nos apetece andar buscando oportunidades para grabar disco, es una tarea que a menudo se hace tediosa y aburrida. Más aún cuando no tienes aún ninguna referencia grabada. Así que elegimos tres canciones y las disparamos sin apuntar a objetivos concretos. Ya veremos donde impactan, donde rebotan y si “hieren” a alguien. Queremos que se escuchen poco a poco, ¡y en ello estamos!

Crazyminds: Venís de otras formaciones, proyectos paralelos o ya finalizados. ¿Qué os llevó a emprender un nuevo camino con Catenaccio? ¿Qué os aporta este nuevo proyecto?

Catenaccio: Tras la disolución de Deneuve, eché de menos la necesidad de hacer canciones nuevas. De hecho, una cosa vino tras la otra. Es algo que te pide el cuerpo, primero porque te gusta, y segundo porque estás acostumbrado a canalizar ciertas emociones a través de nuevas canciones. Creo que en eso estamos de acuerdo los tres. En mi caso particular, no he tenido demasiados grupos y emprender un nuevo proyecto siempre es divertido, y si lo haces entre amigos, muchísimo más.

Por otro lado, Antonio Jesús continúa tocando con Algunos Hombres, algo que lejos de ser una dificultad a la hora de tocar con Catenaccio, nos permite intercambiar impresiones muy positivas.

Crazyminds: Balas perdidas está producido por La Mina. ¿Qué tiene este estudio sevillano al que tantas bandas acuden? ¿Por qué lo habéis elegido vosotros?

Catenaccio: Tenemos un vínculo muy cercano con Raúl Pérez. Nos hemos criado juntos en Pozoblanco. No podía ser en otro sitio que no fuese su estudio. También conocemos desde hace tiempo a Nacho García, que ha sido el artífice de la producción de Balas Perdidas. Independientemente de nuestra cercanía con La Mina, es innegable el cariño, la profesionalidad y a la vez la humildad con la que se trabaja. Constantemente están saliendo discazos de allí. El equipo técnico es cojonudo, y el entorno ideal para pasar unos días concentrado en la música, sin preocuparte de nada más. Supongo que son parte de las razones por las que cada vez más grupos acuden allí. Estamos muy agradecidos a Nacho y a Raúl por habernos facilitado tantísimo las cosas.

Tenemos que dar las gracias también a Pedro Cantudo de Sequentialee, que nos ha masterizado el EP en su estudio.

Crazyminds: Habéis elegido tres temas para que os representen de alguna manera en este primer EP pero yo supongo que, evidentemente, hay más repertorio. ¿Cómo fue el proceso para elegir estas tres canciones y no otras? ¿Lo meditáis mucho por aquello de que sólo se tiene una oportunidad para causar una primera impresión?

Catenaccio: Tenemos alrededor de 10 canciones compuestas, y las tocamos en directo. Cuando decidimos las canciones que grabaríamos no nos lo pensamos demasiado. Elegimos tres que representasen el sonido y el tipo de canción que hacemos. Las ensayamos un par de días, y las grabamos en otros dos días.

Como decía antes, no nos gusta dilatar ese proceso de selección y pre-producción. Esto tiene ventajas e inconvenientes. Ventajas: espontaneidad y frescura. Inconvenientes: Quizá habríamos tomado alguna pequeña decisión técnica y de composición distinta. Pero no es algo que nos eche hacia atrás. Siempre habrá nuevas canciones que grabar, nuevas formas de afrontarlas, y siempre estaremos orgullosos de la elección y del contexto en el que tomamos las decisiones. No nos gusta demasiado la ciencia.

Crazyminds: Triunfa el formato corto. ¿Por qué os decidís por un EP? ¿Apostaríais por un vinilo o por un cassette, que cumple ahora 50 años?

Catenaccio: Ha sido nuestra toma de contacto. Grabar un disco es algo serio y creo que era pronto para hacer algo así. Cualquiera que tenga un grupo lo que quiere es grabar discos. Y nosotros también. Pero no nos obsesiona. Vamos a ir paso a paso, y ver si es posible hacerlo a medio plazo. Llegado el momento, el vinilo es un artilugio precioso. Como objeto me parece uno de los inventos más bonitos de la historia. El tamaño, el arte gráfico… No es lo más práctico, pero tener una pequeña tirada en vinilo debe ser la repera.

Ahora mismo nos conformamos con subir el EP a BandCamp, ponerlo en descarga directa desde nuestra página, y que la gente lo escuche.

Crazyminds: Comentaba antes el tema de las letras. ¿Quién lleva la batuta en las cuestiones compositivas?

Catenaccio: Catenaccio comenzó como un proyecto personal, en el que las canciones las componía yo. Una vez convertidos en grupo, tanto AJ como Agre son piezas importantes en la composición de letra y música, aunque las canciones suelen partir del salón de mi casa.

Crazyminds: Me ha encantado la portada del disco. ¿Sois balas perdidas, vais siguiendo a la masa o nadáis a vuestra bola?

Catenaccio: Muchas gracias. No somos balas perdidas. Tenemos nuestras vidas todo lo ordenadas que podemos (que no es poco). Pero es cierto que con las canciones no seguimos un orden predecible. Las mejores canciones siempre están por venir. Y creemos que vienen solas. Nunca me ha preocupado si una canción se parece a otra de otro grupo y cosas así. No componemos mirando lo que hacen otros grupos, aunque sí que hay modelos y formas de hacer las cosas que admiramos en muchas bandas.

Crazyminds: ¿Qué esperáis de este primer trabajo? ¿Habéis recibido ya primeras impresiones? Veo referencias a la actualidad, no sé si podrías darle una nueva vuelta de tuerca a la canción protesta…

Catenaccio: Hay mucha canción protesta ahora. Han tardado en llegar. Y puede que responda más a la búsqueda de un pequeño nicho musical que a una necesidad real de hablar de ello. En nuestro caso no ha sido algo premeditado. Es una canción que salió en cinco minutos y que tratamos con el mismo tono de humor que el resto de canciones.

Acabamos de dar a luz el EP. El adelanto en forma de videoclip lleva un par de semanas y ha gustado mucho. Vamos a ver en las próximas semanas que nos cuentan.

Crazyminds: Standard & Poors es vuestro primer videoclip, protagonizado por un Superman casero que aguanta los golpes como puede hasta que acaba refugiado en casa. ¿Todos tenemos algo de ese Superman standard & poor?

Catenaccio: Sí. Es todo un superhéroe para nosotros el Superman de Standard & Poors. Se enfrenta a las cosas con total convicción y acaba siempre apaleado. Pero sabe parar, decir basta, y hacer un alto en el camino para disfrutar de la vida. A la gente le ha gustado mucho el video, y nosotros nos lo hemos pasado pipa rodándolo.

Crazyminds: Hace poco anunciábais la incorporación de Antonio Agredano a la banda. Está claro que para vosotros tres no son multitud … ¿Qué gana Catenaccio con esta incorporación?

Catenaccio: Siempre he pensado que para que un proyecto funcione tienes que contar con personas afines dentro de él. Después de tantos años con él en Deneuve no se me ocurría nadie mejor para tocar el bajo. No solo por el bajo. Si no por su visión de la música, la literatura y de todo en general.

Con Antonio Jesús pasó lo mismo antes. Me entiendo con él a la perfección y tiene un criterio musical amplísimo.

¡Lo raro es que esté yo haciendo las canciones!

Crazyminds: En Córdoba también hay música. ¿Alguna banda local recomendable?

Catenaccio: Nos gustan mucho The Aftersoons.

Crazyminds: ¿Planes de futuro de Catenaccio?

Catenaccio: Tocar mucho. Al menos eso queremos.

(Esta noche participan en el aniversario de Polaroid Club en Granada)

Catenaccio – Standard & Poors from Chicane Estudio on Vimeo.

Escrito por
Más de Silvia Tinoco

Little Boots anuncia segundo disco: Nocturnes

Little Boots ha dado detalles sobre su nuevo disco, Nocturnes, que se...
Leer más