El ministro de educación y cultura, José Ignacio Wert, anuncia sus primeros planes de cara al cine.

WERT

Ayer, el nuevo Ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, anunció la propuesta de un nuevo modelo de financiación para el cine, en el que se combinarían las ayudas directas a las que estamos acostumbrados (o sea, las subvenciones) con otra nueva forma de ayudar, otra nueva política, orientada a proporcionar mayores incentivos fiscales para la industria cinematográfica de nuestro país. Todo esto porque, según él, “hace falta explorar vías que mejoren los exiguos porcentajes de desgravación que contempla la actual Ley del Cine y la Ley del Impuesto de las Sociedades“, según ha manifestado en comparecencia ante la Comisión de Cultura del Congreso.

De esta forma, sus planes son reducir paulatinamente las subvenciones que recibirán los cineastas pero compensar esta reducción con una serie de ventajas fiscales que, aparentemente, podrían fomentar también el desarrollo de la creación cinematográfica. También ha asegurado que se encargará de “garantizar la armonía entre ambas normas”, revisando tanto la Ley del Cine como la Ley General de Comunicación Audiovisual.

Se avecina, pues un periodo de adaptación en que las ayudas directas irán a menos pero “no desaparecerán en su totalidad (…), dado que constituyen, en todos los países de nuestro entorno, el fundamento del cine entendido como hecho esencialmente artístico y manifestación cultural”, según palabras de Wert, quien parece haberse adelantado a posibles reproches sobre el hecho de convertir la creación artística en objeto de desgravación fiscal, como sucede con inversiones como, por ejemplo, los planes de pensiones, e incluso con las donaciones a entidades benéficas sin ánimo de lucro.

Respecto a la difusión de la obra cinematográfica, Wert dice tener previsto centrarse en las nuevas formas de consumo para fomentar nuevos modelos de negocio, de distribución y de exhibición de películas, sirviéndose para ello de Internet y las plataformas digitales de contenidos. Así, al enfrentarse al ingente problema de la difusión cinematográfica, ha dicho tener “especial interés en su difusión on-line”, pensando incluso en planear actividades formativas para los diversos sectores implicados en el cambio.

En última instancia, el ministro ha manifestado su intención de promover de un lado el cine en versión original y de otro lado la presencia de los cineastas españoles en los festivales y certámenes internacionales de renombre, potenciando el “visionado de nuestras películas entre programadores y agentes comerciales para facilitar su distribución y exhibición en festivales”.

Estas son las primeras medidas relacionadas con el cine adoptadas desde el ministerio desde que Wert asumiera el mando, así que las respuestas están a la vuelta de la esquina.

Más de María Marí Ros

James Franco adaptará Child of God, de McCarthy, y la llevará al cine.

El polifacético James Franco, que cada día nos sorprende más con sus...
Leer más