VIGO TRANSFORMA: Moby reina en la jornada del jueves

Noticias VIGO TRANSFORMA: Moby reina en la jornada del jueves

MOBY

Lo importante son las historias. Contemos esta. A las 20:30 horas del Jueves 30 de Junio de 2011, con una temperatura entre los 25,6º hasta los 28,1º, un viento que oscilaba entre los 7,1 y los 4,0 m/s, y un tanto por cien de humedad que variaba entre el 36 y el 53 %, comenzaba en una ciudad situada al oeste de la península ibérica y bañado por el Océano Atlántico, un festival de música.

Un festival. Uno de esos acontecimientos veraniegos (como las bicicletas) en los que los post-adolescentes, los melómanos, los turistas-guiris, la gentes que pasaban por ahí, las personas que llevaban un año esperando, tú y yo, nos juntamos delante de un escenario y miramos hacia arriba. Muy arriba a veces. Otras al suelo, mientras mojamos con licores espirituosos las esperas entre tonadilla y tonadilla. Esto se lleva haciendo desde siempre. Es la forma más adecuada que hemos inventado de consumir música en directo. Aunque hay detalles. Y detalles. Diferencias. Aspectos y características propios de cada festival. De cada población. De la situación. Del recinto. De la buena calidad de sonido. De la buena calidad de los licores espirituosos. Del servicio de quienes lo sirven. De los músicos. De las tonadillas. De los excusadores y su colocación en el recinto. Pero este no es el tema creo.

¿Dónde estábamos?. Retomemos. Este festival, en concreto, se celebra en una dársena o dique del puerto de Vigo. En una dársena que crea una península musical utópica, y es ahí dónde se celebra el Festival Transforma Vigo (o Tr4nsforma Vigo). Un lugar en medio de la ría de Vigo. Con afortunadamente sol y con unas instalaciones idóneas para el recinto, en términos de restauración, tanto de bebidas como comidas, espacios de descanso, servicios, sonido, etc.

Sí sería importante hablar de Vigo y de la cantidad de grupos locales que se darán cita en el Festival. Tanto en el escenario del Festival, como tal, como en el escenario Radio 3/Mondosonoro. De primeras, ayer salieron 2 a escena. Pero ese es otro tema.

Pero vayamos a lo importante.. Todo empezó a su hora. Puntual o incluso antes de la hora. The Blows presentaron su nuevo disco Ejército de fantasmas sin concesiones. Con ese sonido que les identifica, de riffs de guitarra, teclados y baterías rítmicas, cortas muy marcadas. Tan indie británico. Tan The Strokes decían. De repente, cantan en español. Y si el cambio en muchos grupos da al traste con el resultado anterior, esta vez el fin es este:

Para mí tienen toques muy ochenteros en ciertos aspectos de letras, teclados y canciones. Defendieron muy bien el directo, el hecho de inaugurar el festival, de tocar su nuevo trabajo, el hecho de que la gente se incorporase poco a poco al recinto. Sonaron bien. Muy bien. Habrá que seguirles para oir la evolución del disco.

Luego fue el turno de Eladio y los seres queridos. Con un tempo más templado. Más melódicos. Con letras más reflexivas. Están ustedes unidos sonó más festivalero con la nueva formación para el directo, más guitarras, bajo, batería y teclados. Con bases programadas incluidas en algunas canciones. Supuso un contrapunto con el concierto anterior, pero Eladio y su grupo se mostraron convincentes con su nuevo trabajo. Os dejamos unos links: El tiempo futuro (http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Z51joi4TzR8) o La Cruz (http://www.youtube.com/watch?v=j5mVGy8-7TY&feature=player_embedded).

Pero había muchas ganas de ver a Moby. El recinto se había llenado, cerca de 7000 personas según medios locales. Y expectación. Por ver cómo saldría al escenario. Y lo hizo con unas notas melódicas, una sinfonía que anticipaba lo bueno o el fin del mundo. Una de dos. Se apagaron las luces y salió Moby. O Richard Melville, guitarra en mano. Acompañado de una gran voz negra, una violinista, una bajista, una “tecladista” y un señor a la batería. Gran grupo el que le acompaño. Gran voz. Y gran actitud, cuando has vendido millones de discos y empiezas gira de un nuevo trabajo muchas estrellitas ni se hubieran comunicado con el público. El señor Richard Melville demostró que es una estrella. Sin más. Un director de todo lo que pasa en el escenario, anima al publico, toca la guitarra, los teclados, percusión, habla en español con la gente. Comunica. Transmite. Con un gran sonido. Sin fallos.

Eligió pasar del nuevo trabajo, de Destroyed, y dar un dispendio de todos los hits que este hombre a parido como Lift Me Up, Go, In My Heart, In This World o Feeling So Real.

Conciertazo de Moby. La gente no paró de saltar en todo el concierto agradecida por la intensidad de Richard Melville. Y con una sonrisa de felicidad nos fuimos a casa.

POR CIERTO: Por causas ajenas a la organización, Toro y Moi ha cancelado el concierto que tenía previsto realizar hoy y que suponía el cierre del festival. La organización ha designado a Colectivo Oruga, que tenía previsto intervenir en el escenario de Radio3/Mondosonoro para cerrar el festival, dándole la oportunidad a este grupo gallego.