Vetusta Morla y Last Tour se pronuncian ante los problemas de organización en su concierto de Bilbao

VETUSTA MORLA

En las últimas semanas, Vetusta Morla está viviendo uno de los momentos más dulces de su carrera gracias al histórico concierto que ofreció en Madrid para 38.000 personas pero este último fin de semana, su experiencia en Bilbao no ha sido tan positiva. Muchos asistentes al concierto esperaban la actuación de la banda madrileña en la Explanada del Guggenheim como uno de los grandes acontecimientos del verano, pero sin embargo se encontraron con graves problemas de organización que llevaron a colas interminables y una aforo bastante abarrotado que hizo que muchas personas levantaron la voz en redes sociales quejándose de las condiciones del acceso y la propia seguridad del evento.

Para empezar, la banda tuvo que anuncian en su redes sociales del retraso en el inicio del concierto al ser evidentes los problemas de acceso, en un evento que contó oficialmente con la asistencia de 8.263 personas. Ante las críticas y la gravedad de las mismas, Last Tour, organizadora del concierto, lanzó un comunicado en el que defendía su actuación. En el mismo, afirman que ningún momento se sobrepasó el aforo y que en todo momento se veló por la seguridad de las personas. En cuanto a los retrasos y aglomeraciones al comienzo del concierto, explican que la coincidencia del concierto con otro evento masivo como los saltos de Red Bull en el puente de la Salve influyó en que se produjeran estas aglomeraciones, pero que intentaron solucionarse la manera más rápida posible y garantizando la seguridad del público. Además, aseguran que la propia Policía Municipal de Bilbao verificó el aforo autorizado de 9.960 personas, mientras que “solamente” accedieron un total de 8.263, por lo que este límite se cumplió a rajatabla. De todos modos, os dejamos el comunicado al completo a continuación para que podáis consultarlo:

Lejos de apartarse y dar el silencio por respuesta a las quejas de sus seguidores, Vetusta Morla esperó al comunicado de la promotora para dar su propia versión de lo ocurrido. Además de lamentar los inconvenientes sufridos por sus seguidores, han asegurado que realizarán un seguimiento con Last Tour para que se le dé una respuesta adecuada a cada caso. En su cuenta de twitter, fueron más allá y respondieron a los mensajes de algunos usuarios, asegurando que fue una noche muy dura para ellos y que también están pidiendo explicaciones y responsabilidades por lo ocurrido. A aquellos que les han acusado de tardar en pronunciarse, han explicado que querían esperar a que la organización sacase su comunicado en primer lugar, y han animado a todos los que no estén satisfechos a interponer las reclamaciones que consideren oportunas, ya que les parece “impresentable” que alguien haya comprado una entrada y no haya podido entrar en el evento.

Una lástima que una noche que podía haber sido maravillosa para banda y público terminase de esta manera.

Escrito por
Más de CrazyMinds

St. Vincent confiesa sus riffs favoritos y vuelve a demostrar su excelente buen gusto

Hay momentos televisivos simplemente maravillosos.  Mientras esperamos el estreno de La Hora...
Leer más