Tomavistas Ciudad enfila el final de enero invitándonos a bailar

Tomavistas Ciudad enfila el final de enero invitándonos a bailar

Hace un mes que desde CrazyMinds anunciábamos la confirmación del ciclo de conciertos que Tomavistas Ciudad planeaba en tres tomos para este 2019:

  • Preoccupations + Vulk (2 de febrero en la Sala Changó)
  • Mujeres + Futuro Terror + Melenas (22 de febrero en la Sala Ochoymedio)
  • Temples + Quentin Gas & Los Zíngaros (14 de marzo en La Riviera)

Tres citas que parecen haber sido pensadas para copar en tres propuestas las etiquetas de post-punk, rock, garaje y psicodelia, sin perder un cierto halo pop en algunas de sus propuestas nacionales.

Febrero se nos echa encima y Tomavistas Ciudad quiere darnos aliento para encarar lo que nos queda del invierno con los canadienses Preoccupations. Una formación de apenas siete años que ya conoce la polémica, fruto del nombre original de la banda Viet Cong. Dos denominaciones y una misma apuesta por la línea que ya dibujan otras bandas como Editors, Interpol o la aún promesa madrileña White Bats. Voces oscuras y reverberantes con las que emborracharnos el cerebro y beats bien marcados como seña de identidad que, algunos, han acusado de más blandos en pos de una búsqueda experimental… Es el New Material.

Y en la misma línea revival; los bilbaínos Vulk que, en su último Ground for Dogs, se atreven con dos temas en vasco y un pregrabado perruno (Neu Vision), en suma al sonido contundente de Andoni, Julen, Alberto y Xabi. Una muestra más de ese carácter norteño de guitarras indomables y equilibrios melódicos llenos de magia. Una jugada fiera en ocho canciones; un Ground for Dogs ecléctico en cada tema; desde el surf, hasta el sonido ratonero y sin despeinarse.

Pero hay una cita que nos despierta debilidad y es la única apuesta nacional en su totalidad: Mujeres, Futuro Terror y Melenas. Un completo repaso a la mitad este de la península en un único espacio (Ochoymedio)

Desde Cataluña y sin perder el fuzz que les hizo triunfar, Mujeres presenta su primer LP íntegramente en castellano y producido por Sonido Muchacho. Un sentimiento importante que tal vez nunca hubiera visto la luz de la misma forma, de no ser por la marcha de Martí Gallén, miembro original de la agrupación. Sin embargo, en un momento donde los arreglos finales tienden a tomar tintes barrocos, este trío catalán se lanza con un back to basics.

¿Y qué decir de Futuro Terror? Pura actualidad lírica en medio de un calentamiento global. De la que los Alpes suizos nos devolvían en el 2018 los cuerpos de exploradores congelados, hace más de ochenta años; los alicantinos ya cantaban aquello de “Su cadáver congelado/ bajo el frío congelado/ radioactivo”. Temáticas que harían sentirse identificados a los románticos Bécquer y Mariano José de Larra; dosis altas de misterio y ocultismo, pero con base soviética -que es lo que les divierte-. Una provocación a la industria postmoderna y un cambio de fórmula en su nueva conjunción con Héctor Bardisa a los mandos de la batería.

Por último en representación de la música escrita en femenino, Melenas… Sólo pensar que nos hayamos chocado en el Nébula durante mis múltiples visitas a Pamplona, me hace pensar que encontré uno de los mejores garitos navarros. Acostumbradas a ponerle letras a las melodías que componen, el resultado es un sonido colorista y luminoso que ha saltado en ventas a Australia y EEUU, sin que sus integrantes puedan aún creérselo. Un punto de humildad y rubor que esperemos las consolide en el panorama indie español.

Dicho esto, clausuramos en La Riviera con un estallido psicodélico. El matrimonio entre los Temples de Northamptonshire y la marca Tomavistas es una relación ya consolidada. Bucear en sus melodías, estilismos y riffs es entrar en una tienda vintage al peso; te lo terminas llevando todo desde los sesenta hasta el revival noventero. Una brisa suave de curvas y distorsiones multicolor que nadie puede rechazar porque, aunque muchos atribuyen su éxito al bajista Thomas Walmsley, la banda no sería lo mismo sin la textura del también productor James Bagshaw.

Y termino, Quentin Gas & Los Zíngaros; el gipsy rock de hoy. Sus armonías no pueden negar el aroma azahar y naranjos, y sus colaboraciones tampoco. Es la música de la tierra compartida con Pájaro, con el laúd y el sitar de Tony Picante… Un solo vistazo a su single Deserto Rosso basta para entender las intenciones de este frente andaluz eléctrico que se confirma con su Sinfonía Universal Cap. 02.

Escrito por
Más de AB Barthe

Mercury Rev en femenino

He de reconocerlo. Mi cabeza bárbara y burda no tenía fichada a...
Leer más