REFLEXIONES FIBERAS: FIB ROUND I (Jueves 14 Julio 2011)

CRYSTAL FIGHTERS

Todavía con la pulsera puesta, hay quienes tardarán en quitársela pues es como un pequeño trofeo que gusta coleccionar y/o mostrar el resto del año para envidia de muchos. Aún con dolores varios en diversas partes de nuestra anatomía, muestra de que le hemos dado caña al body, mucha, algunos incluso demasiado, y con síndrome de abstinencia agudo y depresión post-festivalera, por todo lo vivido estos días, nos disponemos a hacer balance de lo que han dado de sí estas cuatro jornadas de música/fiesta non-stop que es el Festival Internacional de Benicàssim, cuya asistencia ya es casi todo un ritual anual.

Y como nos gusta estar en ‘todos los fregaos’ los Crazyminders también nos quisimos sumar a la experiencia fiber un año más para dar cuenta de todo lo que allí se cuece, que no es poco. Entre colchonetas de colores, extranjeros al borde de la insolación máxima con marcas de bikinis y bañadores tatuados a fuego en su piel lechosa, supermercados abarrotados, colas kilométricas, tiendas de campaña, duchas colectivas y ganas, muchas, de  pasarlo en grande, nos infiltramos en el FIB 2011.

Aquí os contamos nuestra experiencia como un fiber más, pues lo disfrutamos como tal, y os damos a conocer el recorrido trazado por Crazyminds. He aquí pues nuestra hoja de ruta, nuestro cuaderno de bitácora.

JUEVES 14

El pistoletazo de salida se producía el jueves 14. Con las pilas cargadas, energía al máximo y la mejor de las caras, llegábamos al recinto del FIB dispuestos a darlo todo.

Mientras nos acercábamos nos daban la bienvenida, a lo lejos, los eléctricos riffs de guitarra y el potente sonido de la batería de los madrileños Layabouts. La cosa prometía saltos y los hubo desde el inicio del festival. A partir de ya, reivindicar desde Crazyminds el gran papel que han tenido las bandas nacionales en el FIB 2011, que no tienen nada que envidiar a las venidas de fuera de nuestras fronteras. Más de un fan foráneo se habrán ganado estos días, de bien seguro, los grupos de casa.

Y de Layabouts a Anna Calvi. Ya la habíamos visto hace tan solo unas semanas en el en el Día de la Música Heineken (Madrid), pero nos apetecía volver a disfrutar de esa voz poderosa, cálida y seductora que se esconde en la garganta de la pequeña, en forma, que no en fondo, cantante inglesa. Impresionantes los solos de guitarra de Rider to the sea que hipnotizan al más pintado. La banda sonora perfecta para ver cómo se pone el sol.

Y de Anna Calvi a Julieta Venegas. Sí, señores, nosotros fuimos. Queríamos estar allí por dos razones. La primera, porque somos curiosos por naturaleza, y después de la polémica creada, con razón o no, queríamos ver en vivo cómo los fibers acogían a la mejicana. Segundo, porque a pesar de todo, nos cae bien y queríamos apoyarla ni que sea con nuestra presencia. Y nos guste o no su estilo, aunque no somos muy devotos, Venegas estuvo correcta, igual un poco fría y debía haberse rebelado contra los escépticos para callar algunas bocas sacando lo mejor de sí. Pero se mostró delicada, tímida y algo distante y no terminó de convencer. Eso sí, muchos fibers/modernos/indies que se dejaron caer por allí por casualidad, o igual no tanta, se sabían las canciones. Las tarareaban y canturreaban con su boquita piñonera. Ay, ¡que os pillamos! A destacar, la versión que Julieta se marcó del Sin documentos de Los Rodriguez. Y fin de la polémica.

Mientras paseábamos tras la actuación de J.Venegas, nos detuvimos a ver el directo de Grupo Salvaje. Que no os lleve a engaño ese nombre, pues su sonido no es tan salvaje como aparenta, por lo menos a simple vista. La garra se mantiene oculta, en forma de melodías suaves cercanas al blues. Rock suave y melancólico para dar la bienvenida a la primera noche de festival.

Y no nos movimos del escenario FIB CLUB donde tocaron los de Madrid. Pues era el turno de Dorian. Nunca nos cansamos de ver en acción sobre un escenario a esta banda catalana. Son diversión asegurada. Y la actuación del pasado jueves en el FIB es de las que recordaremos con cariño. Dorian nunca nos defraudan. Volver a sumergirse de vez en cuando en su Ciudad Subterránea a golpe de canción sin parar de cantar y saltar es todo un gustazo. Ya se sabe que el repertorio en este tipo de festivales se ciñe a horarios y echamos de menos grandes canciones, pero no faltaron temas claves, clásicos ya, como Más problemas o Cualquier otra parte. Marc (voz/guitarra) se volvió loco hacia el final del concierto haciendo enloquecer a las primeras filas y escogiendo a unos pocos afortunados de entre el público que jugaron el rol de ‘cuerpo de baile’ sobre el escenario, mientras el show tocaba su fin. ¡Un gran directo! Repetiremos, seguro.

Y tras Dorian, el escenario FIB CLUB fue ocupado por Crystal Fighters. Desde el minuto uno, la banda que combina a la perfección guitarras electrónicas, acústicas, sintetizadores, incluso las percusiones de la tradicional txalaparta vasca, provocó la euforia colectiva, que llegó a su cénit al sonar uno de sus temas más famosos, I Love London. Para delirio de la mayoría de fibers que se conoce que son, en su gran mayoría, de procedencia británica. El éxtasis hizo que se sembrara el pánico en las primeras filas. Los miembros de la seguridad del FIB tuvieron trabajo en sacar a más de un asustado por su integridad física por la avalancha humana que, afortunadamente, no llegó a más. Sustos aparte, los Crystal Fighters se están consolidando como una de las bandas más interesantes del panorama actual, con su sonido genuino. Y no solo lo creemos nosotros, también lo abalan revistas como NME y otras muchas que los han destacado en numerosas ocasiones en sus números. Si tenéis oportunidad y aún no lo habéis hecho, no os perdáis su directo. Totalmente apoteósico y enérgico. Pero eso sí, id preparados para la batalla. Su show no es para débiles. ¡Avisados quedáis!

Y como que le cogimos cariño al escenario FIB CLUB la noche del jueves, que no nos fuimos de allí. Pero es que la ocasión bien lo merecía. ¿Quién nos iba a decir a nosotros que, sobre un escenario, que no sobre un terreno de juego, balón a los pies, veríamos pinchar al mismísimo Gaizka Mendieta? Mendieta, que junto a Juan Vitoria y Arizona Dylan Vitoria forman Gazteiz Gang. Muchos fueron los curiosos que se acercaron a ver la insólita sesión de este trío. Algunos, incluso, se disfrazaron de Gaizka, en su época de pelo largo, vistiendo divertidas pelucas. Otros optaron por ataviarse con camisetas del jugador en su época dorada. Y para sorpresa de todos fue una gran sesión de música, donde se escucharon grandes clásicos y donde se bailó sin descanso. Esta vez sí que ‘Mendieta nos ha marcado un gol realmente increíble’ que dirían Los Planetas.

Y como teníamos energía para esto y más, recordad que estamos en la primera jornada del festival, nos quedamos también a la sesión del que nunca falla a los platos/ordenador, Guille Milkyway. Al que también echamos de menos en festivales en formato La casa azul, pero que a pesar de ello, nos regaló una sesión en la que no faltaron temas como el mítico Love is in the air o Love boat, sintonía de la ‘legendaria’ serie Vacaciones en el mar. Una revisión pop-revival de ‘temazos’ que entró rápido, refrescando la cálida noche en Benicàssim y haciéndonos mover los pies y disfrutar como auténticos enanos a todos los fibers que le elegimos a él para poner el broche final a la primera jornada de festival.

Y como dirían Delafé y las Flores Azules: Estonosepara…continuará!

Escrito por
Más de Andrea T.

Of Montreal nos visitarán en Abril

Como viene siendo habitual, con la llegada de la primavera, llegan también...
Leer más