Primera Jornada del Cruïlla Barcelona 2011

El Cruïlla es una de esas apuestas que a priori parece que no van a funcionar, sobre todo teniendo en cuenta el contexto actual. En un momento en que los festivales se multiplican como setas, lo que compromete la viabilidad de muchos, en Barcelona se consolida esta extraña amalgama de estilos y procedencias. Pero tal vez esa es la magia de este evento y lo que le ha hecho año tras año crecer y mantenerse reivindicando su espacio con dignidad.

Y es que da gusto llegar a un festival y ver variedad, porque a todos nos gusta el moderneo, pero también nos acaba cansando ver una y otra vez más de lo mismo. Y como anécdota divertida, es muy sintomático el hecho de que en ningún momento nos quedáramos sin conexión 3G para poder retransmitir en las redes.

Pues eso, que este fin de semana nos dimos cita en el Fórum (bien cerquita del mar) los amantes del hip hop, la música latina, los lugares comunes y evidentemente una buena dosis de Indie. Y el saldo no está nada mal, más de 22000 asistentes a 34 conciertos repartidos durante dos días en 4 escenarios. A continuación los que le dijeron algo a este humilde redactor.

Antònia Font: Estrenamos el festival con esta pedazo de propuesta. Los mallorquines han demostrado de sobra su derecho a un hueco en la escena Indie nacional. Tanto el nivel de composición de Joan Miquel Oliver con sus letras llenas de referencias astronómicas, de cuento y un tanto surrealistas y literarias, como sus directos intensos y divertidos convencen. Una vez más pasó, nos convencieron sobradamente. Con una primera parte de repaso a su último trabajo Lamparetes pero sin olvidar su extensa discografía, cerraron el concierto con la mítica Wa yeah y Astronauta rimador dejando buen sabor de boca y el listón muy alto.

Pau Vallvé: Pau es uno de esos pequeños genios que durante mucho tiempo pasó desapercibido, tal vez por su humildad manifiesta. Compositor de bandas sonoras de cine y de publicidad, productor de propuestas como Inspira o Maria Coma e incluso artífice de su gran alter ego Estanislau Verdet que nos ha deleitado con un par de discos llenos de fina ironía se presenta ahora a cara descubierta y con nombre propio, el suyo. La verdad es que este chico de Barcelona nos cayó tremendamente bien y nos embelesó durante hora y media, con ayuda de María Coma al teclado y coros y de su looper, ese juguetito que da tantas alegrías. Un concierto tierno y muy bien ejecutado, por muy humilde que sea.

Jack Johnson: El cantante, compositor y surfista hawaiano nos brindó un recital repleto de sus temas más representativos de su discografía, en especial los de su último trabajo To the Sea. La anécdota divertida fue cuando subieron al escenario el dr. Estivill (amigo de Johnson) y Montse Domenech, ambos integrantes del grupo de folk Falsterbo, para interpretar en catalán parte del tema Home. Un concierto impecable, para mi gusto demasiado largo (privilegios de ser cabeza de cartel, supongo)

Delafé y las Flores Azules: Oscar y Helena presentaban en el segundo escenario su nuevo trabajo Las trompetas de la muerte en versión corta (solo dispusieron de hora y media, que se hizo corta). Una vez más nos concedieron un paréntesis de cotidianidad y ternura. Un concierto con muchísimo ritmo y muchas risas en formato de canción. Y es que se agradece sobremanera cuando un grupo transmite lo bien que se lo pasa en el directo. Incluso dejaron notar su emoción cuando entre el público representantes de los Castellers de Sants montaron tres pilares para bailar en su cúspide con el paso característico del videoclip Espíritu Santo. En temas tan bellos como Enero en la playa nos dejaron una sonrisa grabada por mucho rato. Otros que nos caen muy bien.

Escrito por
Más de Albert Cobacho

DIRTY GOLD – ROAR EP

Me ha caído una perla en las manos, de las que crean...
Leer más