Inicio Noticias Nuevos Valores: Rumia

Nuevos Valores: Rumia

En una época difícil para los proyectos musicales emergentes en España, la cantante y compositora hispano-portuguesa Rumia decidió emigrar a Berlín. “Aquí se respeta mucho más a los artistas”, dice. Ha estrenado 2020 con el lanzamiento de su primer EP, Reborn (2020), cinco canciones de pop intenso, emotivo y profundo grabadas en Madrid y producidas por Manuel Colmenero, ingeniero detrás de los tres primeros trabajos de Vetusta Morla

Rumia comenzó a tocar la guitarra con 17 años y, como muchos músicos, lo hizo haciendo versiones. Sin embargo, hace dos años decidió que quería crear sus propias melodías y armonías. “No quería tocar más canciones de otros”, asegura. Después de intentarlo en proyectos grupales, se dio cuenta de que lo que le gusta realmente es “tener todo el control” y “llevar el ritmo que yo necesito”. “Soy muy ambiciosa”, resalta. Es entonces cuando buscó rodearse de gente adecuada sin que ello condicionara su independencia en el proyecto. “Pasó casi un año hasta que lo hice público”, explica, y da importancia a todo el trabajo que ha tenido que hacer en ese tiempo.

Se fue a Berlín porque quería profesionalizarse. Allí empezó a estudiar songwriting: “Quería aprender más, contactar con gente y ver qué hay de interesante en su escena musical”. No en vano, además de componer para su proyecto personal, Rumia también trabaja con otra gente a nivel musical en la capital alemana. “La música aquí es un trabajo más”, indica. Una visión que en España queda muy remota para artistas noveles.

Después de publicar los primeros sencillos a lo largo de 2019, la intérprete ha arrancado este 2020 con la publicación de su primer EP, Reborn. Cinco piezas que miran hacia un pop de emociones fuertes, con producción de tintes comerciales y una voz suave pero intensa al mismo tiempo. Ella lo describe como “oscuro” y “melancólico“. Destaca especialmente el título que da nombre al trabajo y que traduce su “renacimiento”. “Es el inicio de lo que siempre he querido hacer. Me ha hecho cambiar y tener mucha más confianza en mí”, asegura. “Un nuevo yo”.

Para crear este repertorio dice haber tenido como influencias a Daughter, Lykke Li y Radiohead. Y, a pesar de que la composición ha sido tarea suya, también ha contado con la aportación de músicos que hicieron los arreglos y, por supuesto, del productor Manuel Colmenero. “Lo conocí hará tres años y medio. Me quedé con su contacto y las ganas de trabajar con él. Pasado un tiempo, le escribí, le enseñé un par de maquetas y todo fluyó”, cuenta sobre esta colaboración. Además, Rumia tuvo que desplazarse a Madrid para grabar los temas: “Hacer música es muy caro y más aún si la quieres hacer bien y con calidad”.

En el conjunto han tenido especial relevancia la ansiedad y un concepto relacionado con su nombre: “rumiación”. “Es como cuando estás pensando sobre algo que te duele y dices, ya está, no voy a pensar más en eso. Cinco minutos después está otra vez en tu cabeza y no sabes ni cómo volviste a empezar”, explica en torno a ello. “Me encanta expresar emociones duras e intensas. Existe algo bonito en poder ponerle palabras o melodías a esos momentos”, afirma sobre el papel visceral de su música.

Quizá por esta profundidad que hay en sus letras se decanta por el formato sala para tocar: “Es más íntimo y próximo a la gente”. Las canciones de hecho ya ha podido testarlas en directo, con guitarra eléctrica y voz. En Berlín también ha actuado en trío, pero todavía no ha podido presentar el EP entero con banda. “Espero que pronto”, desea, y afirma rotundamente que la podremos ver por España en 2020.

Asimismo, Rumia ya trabaja en nueva música para este año, porque lo último que quiere es parar. “Mi objetivo es que lo que estoy componiendo refleje aún más lo que me gusta y dónde quiero llegar”, asegura. Su destino está por ver y dilucidar, pero tiene claro que para vivir de lo que le apasiona, “una de las formas de arte más fascinantes que existe”, se requiere de un gran esfuerzo: “Creo que en ese aspecto la suerte no existe. Hay que estar en el sitio adecuado en el momento exacto, pero a ese lugar solo se llega con mucho trabajo”.

Por último, la cantante nos recomienda otros proyectos emergentes de su ciudad de residencia: “Sweet Tempest, que es un proyecto de electropop muy chulo. O Tesster, una amiga mía que hace bedroom pop y lo compone, produce y mezcla por su cuenta”.

Igualmente, nos ha dejado sus tres álbumes favoritos en este momento y una playlist con 10 (+1) canciones:

  • Thom YorkeAnima
  • Massive AttackHeligoland
  • ROSALÍAEl Mal Querer

¡SÍGUENOS!

10,160FansMe gusta
1,825SeguidoresSeguir
11,182SeguidoresSeguir

DESTACADOS

KHRUANGBIN – MORDECHAI

Con Todo El Mundo (Dead Oceans, 2018) situó a Khruangbin como una rara avis de la música pop estadounidense. Lo exótico y...

Crazyminds Weekly (03/07) — Paul Weller, Boygenius, Dream Wife, bdrmm, Diamante Negro, Biblical Soccer

El primer mes estival llega con estrenos de dos grandes nombres en la historia de la música: Paul Weller y Willie Nelson....

NEIL YOUNG – HOMEGROWN

Entre diciembre de 1974 y enero de 1975, Neil Young grabó la práctica totalidad de Homegrown. El germen del álbum fue su...

Llega Tomavistas Extra, un ciclo de ocho noches de música para septiembre

Aunque tendremos que esperar hasta 2021 para disfrutar de una nueva edición de Tomavistas, en septiembre podremos disfrutar de una cierta versión...

KHRUANGBIN – MORDECHAI

Con Todo El Mundo (Dead Oceans, 2018) situó a Khruangbin como una rara avis de la música pop estadounidense. Lo exótico y...

NEIL YOUNG – HOMEGROWN

Entre diciembre de 1974 y enero de 1975, Neil Young grabó la práctica totalidad de Homegrown. El germen del álbum fue su...

HAIM – WOMEN IN MUSIC PT. III

¿Qué se siente siendo una mujer en el mundillo de la música? Esta es la pregunta que parece abrir el título del...

GORDI – OUR TWO SKINS

El cambio siempre da vértigo y, en esta época de “normalidades” e incertidumbre, el futuro asusta. Bien lo sabe la australiana Sophie...