Nuevos Valores: Buya

Ojo a la nueva movida musical procedente de Barcelona. Son el duo Buya y su propuesta es fresca, divertida y veraniega, como un calipo de lima limón. Su fusión de electrolatino, electrocumbia, punk, reguetón y lo que se les ocurra nace de la amalgama cultural del Barrio del Raval, concretamente del espacio de arte La Cera 13, un espacio de arte donde se reúnen y se juntan artistas como Da Rocha y Yansy. Ambos proceden del mundo del arte visual, pero su pasión por la música es una obsesión que les condujo a buscar gente de ese rollo con la que juntarse y sacar sus movidas. Un día, mientras Da Rocha preparaba un concierto, apareció Yansy y se puso a cantar con él. Yansy, procede un entorno musical y fue el que aportó esa parte al dúo.

Sus influencias musicales son un compendio de todo lo que se cuece en la escena de electrónica canalla y alternativa de Barcelona. Es decir, encontraremos desde hipi-hopa y lo que le rodea, punk, reguetón, música folklórica de diversos sitios, techno, literatura del absurdo y realismo mágico sudamericano. Como vemos una fusión de la que puede esperarse algo, como mínimo, sorprendente.

Cómo hacen Buya para que de tan irreverente mezcla salgan temas como Ceniza, nos preguntamos. Pues del trabajo y de la experimentación. Yansy y Da Rocha nos dicen que van: “(…) generando material por nuestra cuenta y nos juntamos para probar cosas de vez en cuando y hacemos una jam con este material que por lo general da buenos resultados.” Pero la tarea innovadora no se acaba ahí, sino que se traslada a la grabación en la que se inventan hasta los artefactos que usan en esa parte del proceso compositivo. Todo hecho en plan desenfadado con los colegas buscando el “a ver qué pasa.” Y funciona.

Pero más allá de nuestro análisis de su música dejemos que sean ellos los que la definan y nos digan qué es lo que creen que pueden aportar a un panorama musical demasiado saturado, a veces, de falsas innovaciones. Así, la dupla guayabera que son Buya, nos venden su música bajo la etiqueta de DARK SABROSURA y lo cierto es que nos encanta la nomenclatura ya que creemos que define a la perfección lo que es. Este sabor oscura viene de la fusión de patrones rítmicos del espectro musical afro-caribeño con la oscuridad inherente de cierta música electrónica europea, como por ejemplo, la de la escena berlinesa. Algo que se recoge perfectamente a lo largo de los 6 temas de su EP. Por otro lado nos mola ver que no tiene más pretensiones que el hecho de que Buya sea un proyecto que se moviera en el terreno de la experimentación y el pensamiento pero sin olvidar el goce y el disfrute. Algo que se sufra pero que se disfrute, como un buen polvo en un portal a las 4 de la mañana. Pero que también cargue las pilas y anime a otros proyectos creativos.

Por otro lado, el dúo afirma que estamos en un momento que podríamos llamar musical, al menos en lo que a una ciudad como Barcelona se refiere. Ahora mismo en la ciudad condal, parece que si no tienes una banda no existes y eso se debe a que tenemos, gracias a la tecnología y la democratización de las oportunidades, la posibilidad de hacer música de cualquier forma. Y todos podemos hacerla. Algo que: “genera mucho material y hay mucha conexión de repente entre toda la gente que hace música, al menos del no-mainstream.” Se crea tambien una conexión, gracias a las redes sociales, que permite petarlo a nivel internacional mientras tenemos la sensación de “como si siguiéramos quedando en el piso de una colega para escuchar música. Solo que desde el sofá o cualquier sitio y cada uno en solitario.”

Buya también nos pone sobre la pista de bandas de una escena que está a punto de dar mucho que hablar, si es que no lo está haciendo ya. Gente como Los Yolos, Purila Sniper, Tord o Surf&Fat. Y si quieres bucear entre sus recomendaciones e influencias o la música que te pondrían si te fueras de parranda con Buya, nos han dejado una más que sugerente playlist.