Mula Fest, el festival de tendencias urbanas que no nos perdimos

MULA FEST 2012

El Mula Fest aterrizaba la pasada semana en Madrid como un festival de tendencias urbanas con pretensión de abarcar el pie de calle en las naves 2, 4, 6 y 14 de la feria de IFEMA. Desde el jueves pasado hasta ayer en el espacio en uso de la feria de Madrid pudimos disfrutar de disciplinas, mejor, modos de vida, como el tattoo, los vehículos a motor, música, teatro, danza, skate, bmx, arte urbano, plástico y gráfico. Una propuesta innovadora, como concepto global, que cobraba sentido y forma desde su
presentación en los cines Callao (sígueles en facebook y twitter), hasta ayer tras la gala de clausura en la propia feria de IFEMA. Una oportunidad única para disfrutar de cada una de las propuestas artísticas o deportivas directamente ligadas a la cultura urbana.

Dentro de las diferentes naves a disposición de los que allí se acercaban se repartían los stands de tatuadores, llegados de distintos lugares de la península. Puestos en los que uno podía tatuarse directamente o disfrutar de una charla agradable con alguno de los profesionales del tattoo, consultar con ellos, contrastar los diferentes estilos, trazos, o incluso realizar un taller de tatuaje con sus propias ideas.

Al salir de esta nave, atravesando un pasillo de unión, en el que sonaba música en directo desde uno de los Music Park del evento (o zonas desde las que los dj´s del festival lanzaban sus propuestas musicales) había varios puestos para refrescarse y algo más, diferentes propuestas artísticas visuales y artesanales. Eso, precisamente, antes de llegar a la nave central, El Garaje, llena de grandes motos choppers, modelos nuevos, antiguos, furgonetas reformadas, taxis neoyorquinos o incluso el típico Chevrolet Impala al que nadie, en su sano juicio, se resistiría. Una delicia automovilística que, además, contaba con la presencia de pistas de obstáculos para pequeños y mayores, eso sí, en bici. Que tampoco está mal.

En la primera nave desde la entrada estaba la zona de “Caos”, con varias rampas divididas en dos partes, bmx y skateboard. Ya saben, la lucha eterna, mejor mantenerles separados.
Allí, desde el pasillo central que atravesaba ambas pistas, podía uno disfrutar de la cantidad de trucos que todos ellos supieron desarrollar durante los días de exhibición. Contando con espectáculos como el patrocinado por Kalise, en el que varios de los mejores skaters de la capital patinaron sobre un par de bloques de hielo. Grindando y haciendo trucos imposibles, y cayéndolos señores. En el mismo recinto se dieron cita varios de los mejores equipos de establecimientos como Sk8land o Welcome Skateboards, cuya premier del último video de su equipo sufrió los abusos policiales y la confusión el pasado miércoles en los cines Callao. Disturbios que, de hecho, obligaron a posponer el evento a la noche siguiente.

También estuvieron patinando en la pista de Mula Fest los chicos de SUPRA, dando una lección de estilo y humildad. Y es que, si hay algo que resulta particularmente admirable de los skaters es la unión, la hermandad entre los chicos desde pequeños, aún perteneciendo a lugares y culturas tan distintos como colores hay de piel.

Para llegar al pabellón más artístico del Mula Fest tenía uno que atravesar un pasillo exterior en el que la organización había colocado un anti-karaoke donde cualquiera podía subir y cantar alguno de sus temas favoritos con la banda.

En la primera planta: teatro. Microteatro, en este caso. Obras de teatro con una duración de no más de 15 minutos que pasaron este año por las salas del, ya por todos conocido, espacio de Microteatro Por Dinero, que celebra el talento de muchos actores conocidos y menos conocidos en la capital todas las semanas de jueves a domingo. Una propuesta que venía cosechando éxito a voces, sobre todo este último año, y que para la muestra ha contado con la firma de autores como Sánchez-Arévalo para la destacable Nosotros, en el Festival, y también director de largometrajes que todo el mundo debería conocer como Azuloscurocasinegro o Gordos.

En la planta superior: artes gráficas con propuestas de lo más apetecibles. Autores muy distintos, enormes murales donde dar rienda suelta a nuestra imaginación y clases magistrales
con bailarines de primera fila a nivel mundial como Igor Yebra o Chevy Muraday.

Cuatro días de muestra no tan frenéticos pero sí divertidos y sobre todo plagados de apasionados de lo que hacen. Personas que estaban ahí para dar a conocer disciplinas a las
que uno parece tener fácil acceso pero que no siempre están tan presentes. Un placer de organización, de personal y, repito, de profesionales, que esperemos repitan.
Quizá en otras fechas, ya que por semana coincidían en tiempo con el Festival internacional de Benicassim, el BBK Live y el Optimus Alive de Portugal. Tres festivales más, consolidados por años, y que, sin lugar a dudas tienen prioridad para el público, no solo de la capital si no de las zonas aledañas.

¿Qué les digo? Una oportunidad que esperemos se clasifique como fecha importante y tome la forma que merece. Solo por vivir el honor de colocar a todas estas personas que hay detrás de
lo citado en el puesto que merecen.

Síguenos en Facebook:

Escrito por
Más de Laura P. Calle

MUCHO – MUCHO

Un tracklist de once temas completa el primer largo de la banda...
Leer más