Muere Marie Fredriksson, cantante de Roxette, a los 61 años

Marie Fredriksson

Tristísima noticia. Marie Fredriksson, cantante de Roxette, ha fallecido a los 61 años tras una larga lucha contra un cáncer cerebral que le diagnosticaron en el año 2002.

Tras un agresivo tratamiento, en 2009 pudo protagonizar un regreso gradual a los escenarios, con nuevos discos y giras incluidos, hasta que en 2016 sus médicos le recomendaron que dejase de hacer giras y se concentrase en su salud. Como destaca el comunicado oficial, Marie “deja un gran legado musical. Su voz increíble, fuerte y sensible, y sus actuaciones mágicas en vivo serán recordadas por todos los que tuvimos la suerte de presenciarlas. Pero también recordamos a una persona maravillosa con un gran apetito por la vida, y una mujer con un gran corazón que se preocupaba por todos los que conocía“.

Sobre su compañera de banda, Per Gessle ha afirmado lo siguiente: “El tiempo pasa tan rápido. No hace tanto tiempo que pasábamos días y noches en mi pequeño apartamento en Halmstad, escuchando la música que amamos, compartiendo sueños imposibles. ¡Y qué sueño llegamos a compartir!

Gracias Marie, gracias por todo. Eras un músico sobresaliente, una maestra de la voz, una artista increíble. Gracias por pintar mis canciones en blanco y negro con los colores más bellos. Fuiste la amiga más maravillosa a lo largo de más de 40 años. Estoy orgulloso, honrado y feliz de haber podido compartir gran parte de su tiempo, talento, calidez, generosidad y sentido del humor. Todo mi amor está contigo y tu familia. Nada volverá a ser lo mismo”.

Descanse en paz

Roxette y Marie Fredriksson, una historia de éxito

Marie nació el 30 de mayo de 1958 en el sur de Suecia, comenzando su carrera musical en la cercana Halmstad, donde se hizo amiga de su futuro compañero een Roxette, Per Gessle. Después de un exitoso debut en solitario en 1984, Marie Fredriksson se convirtió en una de los artistas más queridas y exitosas de Suecia. En 1986 se asoció con Per en Roxette con la ambición de llegar fuera de Suecia, y juntos comenzaron un viaje histórico que en los próximos años los convertiría en uno de los artistas pop más grandes del mundo.

El primer single “Neverending Love“, seguido del álbum “Pearls of Passion” en 1986 los convirtió en estrellas en Suecia, pero el reconocimiento internacional tendría que esperar hasta el single “The Look” del segundo álbum de Roxette “Look Sharp!“. En la primavera de 1989 les abrió las puertas a un gran éxito internacional. Fue su primer sencillo No 1 en la lista Hot 100 de Billboard, seguido por por “Listen To Your Heart“, “It Must Have Been Love ” y “Joyride“, así como numerosos éxitos mundiales de radio como “Dressed For Success”, ”How Do You Do!”, ”Sleeping In My Car”, ”Dangerous”, o “Fading Like A Flower”, entre otros.

El éxito masivo con ventas de más de 80 millones de discos allanó el camino para varias giras mundiales, consolidando la reputación de Marie Fredriksson como una sensacional intérprete en vivo.