martes, noviembre 12, 2019

Megaupload planeaba distribuir legalmente al margen de las discográficas

Noticias Megaupload planeaba distribuir legalmente al margen de las discográficas

NOMBRE ARTISTA
Megaupload planeaba el lanzamiento de un servicio comercial para que los artistas pudieran distribuir directamente sus creaciones y retener así un 90% de las ganancias, según informaba ayer El País. El cierre del portal y la detención de sus responsables ha puesto la atención sobre un artículo publicado en diciembre en el que se daba información del plan.

El incipiente proyecto se llama Megabox y estaba en fase beta. Kim Dotcom, el director de Megaupload ahora detenido, aseguraba que esta plataforma sería una seria competencia para servicios como iTunes. Incluso alardeaba de tener a Amazon entre sus socios. La clave de este proyecto, a diferencia de los citados, era el cambio radical del modelo de negocio al saltarse los intermediarios. Serían los artistas los que directamente venderían las canciones obteniendo así la mayor parte de la ganancia. Para los creadores que ofrecieran sus contenidos gratuitamente también habría retribuciones a través de Megakey, un programa de gestión de la publicidad que ya habría probado su modelo de negocio con un millón de usuarios.

Pueden esperar varios anuncios el próximo año incluyendo acuerdos exclusivos con artistas que están ansiosos de caminar hacia nuevos modelos de negocio”, comentaba Dotcom antes de la detención. Este hecho explicaría el video aparecido también el pasado diciembre en la red, donde artistas como  Alicia Keys, Puff Daddy, Will.I.Am, Snoo Dogg, Estelle, Chris Brown, Kanye West, Lil John y celebridades como Jamie Foxx o la tenista Serena Williams daban su apoyo a Megaupload.  De hecho, el video provocó una batalla legal entre Universal y Megaupload con Google (propietaria de Youtube) en medio.

La aparición de este proyecto ha hecho levantar sospechas a muchos sobre la aceleración de la intervención del FBI la semana pasada. La información levanta nuevas dudas sobre Dotcom y su empresa y sobre el lobby de poder que representan las grandes del mercado musical y las sociedades gestoras de derechos intelectuales. Lo que sí sabemos, es que pone de manifiesto una vez más que el cambio de modelo en la industria musical es ya ineludible y necesario. El cambio será con las discográficas o sin ellas.