miércoles, octubre 23, 2019

LOS MEJORES DISCOS DEL 2011 (Internacional): Del 20 al 11…

Noticias LOS MEJORES DISCOS DEL 2011 (Internacional): Del 20 al 11...

Nos vamos acercando a las primeras posiciones. Hoy te traemos los puestos del 20 al 11 de nuestra lista de los mejores discos de la escena internacional. Mañana nuestros discos favoritos de este 2011.

20. Battles – Gloss Drop

“2011 ha sido un año para el Gloss Drop de Battles. Con una originalidad sonora más que comprobable han dado un golpe de estado musical y han realizado un brillante disco. Tras la “fuga” de su vocalista, Tyondai Braxton, nos preguntábamos cómo iban a seguir el rumbo. Entonces fue cuando, convertido en trío, el grupo decidió tirar de amigos y colaboraciones como las de Matias Aguayo, Gary Numan, Kuzu Makiko y Yamantaka Eye. 


Las canciones de Battles me resultan difíciles de recordar y distinguir. Pero el disco se abre con dos piezas únicas: Africastle y Ice Cream. Una estructura pesada y cambiante como telón de fondo que sigue con Futura. Este disco es una delicia, un escaparate sonoro. En los conciertos, colaboraciones como la de Matias Aguayo en Ice Cream (Dame un helado derritiéndose / Dame un helado / Dame un helado derritiéndose) sólo hay que imaginar la mezcla del postre y la baba cayendo por una barbilla perfecta. Este efecto se consigue con tres pantallas de gran tamaño, así, los artistas son invitados también virtualmente. Ritmos africanistas en canciones largas, otro de los rasgos comunes de Gloss Drop, una propuesta arriesgada como la de muchos otros. La diferencia es que estos no aburren, porque como dijo M.P., en esta vida se puede ser de todo, menos coñazo”. 

 

 

 

 

Escúchalo en Spotify:

Battles – Gloss Drop

 

 

19. Yuck – Yuck

Nuestra reseña (24/01/2011):

“Primer disco de Yuck (traducción aproximada más cercana: puaj!), versátil, variado, muy agradable de escuchar y el algunos casos de bailar y, en general, un compendio de las bandas que les han marcado, haciendo muy evidente lo que han estado escuchando en los últimos años. No hablamos de plagio, pero sí de una indudable influencia muy similar a la que hemos tenido muchos de nosotros en los últimos decenios, por lo tanto, estilo reconocible y muy interesante, al menos por parte de este público que lleva tanto tiempo con la oreja pegada al bafle.”

 

Escúchalo en Spotify:

Yuck – Yuck

 

18. Veronica Falls – Veronica Falls

Nuestra reseña (24/11/2011):

“Así es como este cuarteto formado en Londres, contando con las voces de James Hoare y Roxanne Clifford (uno de los puntos que más juego les aporta) presentan su disco homónimo, Veronica Falls. En este disco encontramos letras nostálgicas tocadas con energía desde una portada en sepia, en una casa lúgubre en medio del campo entre árboles secos. Dentro sus instrumentos sonríen.

Lo que se descubre entre sus canciones es sencillo, historias de amor sacadas de otras décadas, inocentes y poperas. En momentos tristes y menos tristes las guitarras melódicas y las voces armoniosas nos adentran en una crónica romántica que no deja de resultar siniestra…”

 

Escúchalo en Spotify:

Veronica Falls – Veronica Falls

 

17. Florence and The Machine – Ceremonials

Nuestra reseña (7/11/2011):

“Sólo han pasado dos años desde que Lungs apareció. El disco de debut de Florence and the Machine se fue conociendo a medida que la gente lo iba escuchando. Una fantástica acogida de la prensa, una cantante con un don vocal y un carisma apabullante, y unos directos intensos llevaron al éxito de esta intérprete. Ese disco nos presentaba una Florence desatada, sacando provecho de todo su chorro de voz, acompañada con una banda excelente capaz de tocar variedad de instrumentos, y obviamente, con canciones tan originales como grandiosas.

Y es en este 2011, después de un montón de conciertos a sus espaldas, contando con un sold out en Barcelona en su primera visita, una buena acogida en el Primavera Sound en la edición del 2010 y con una brutal acogida en su país natal, Inglaterra, cuando ha encontrado un momento para grabar su segundo larga duración, el esperado Ceremonials.

 

Escúchalo en Spotify:

Florence + The Machine – Ceremonials

 

16. Miles Kane – Colour of The Trap

Nuestra reseña (6/06/2011):

Colour of the Trap es una película de los sesenta. Poneos en situación. Un poco a lo Quadrophenia, un muchacho en los años sesenta escuchando música rock en su habitación, la música que sus padres no le permiten escuchar (Come Closer, Rearrange, Inhaler). El muchacho siente que su padre se acerca por el pasillo y cambia de emisora y pone a Cliff Richards o a Richie Valens (Counting Down The Days, Colour of The Trap, Take The Night From Me), la música que su madre suele poner mientras cocina. Eso es Colour of The Trap, tiene de aquella música prohibida y de aquella otra permitida. Es inteligente el señor Kane.

El ex-Rascal sabe jugar y lo demuestra con este disco a medio camino entre la melancolía y la seducción descarada (que no chabacana) hasta conseguir atrapar al que lo escucha y hacerlo suyo inevitablemente.”

 

Escúchalo en Spotify:

Miles Kane – Colour Of The Trap

 

15. Gilrs – Father, Son, Holy Ghost

Nuestra reseña (22/09/2011):

“Si tras el éxito abrumador de Album algunos sólo vieron en los chicos de Girls la perfecta carne de hype condimentada con las historias tremebundas que pululan en torno a la infancia de Chris Owens, lo cierto es que la calidad de aquel primer disco que manufacturaron en 2009 y su continuación con el EP Broken Dreams Club nos hicieron dudar de que estos chicos sólo fueran flor de un día. Y menos mal que Vomit, el single de presentación de su nuevo trabajo, nos hizo darnos cuenta de que estábamos en lo cierto. De lo contrario, el batacazo habría sido sonado si nos hubiéramos despertado un día sabiendo que Girls eran una banda que iba a pasar con la gloria de un debut fantástico y la pena de la incapacidad para seguir ofreciendo buen material. Pero no. Chris Owens y Chet “JR” White han jugado sus cartas y nos ofrecen un paquete de once joyas en su nuevo CD, Father, Son, Holy Ghost.”

 

Escúchalo en Spotify:

Girls – Father, Son, Holy Ghost

 

14. Fleet Foxes – Helplessness Blues

Nuestra reseña (28/04/2011):

“En este nuevo trabajo de los de Seattle, las coordenadas que definen al grupo se mantienen intactas y tal vez por esto mismo nos puede parecer que se asemeja bastante a su primer disco. Vuelven con su rock pastoral y evocador, lo vemos en temas como The Cascades, llegando en algunos momentos incluso al sonido propio de una coral, como podemos escuchar The Plains o Montezuma. Suenan a lo mismo, incluso más llevado al límite, pero eso nos gusta, es lo que los diferencia, lo que hace de Fleet Foxes algo diferente e identificables cien por cien. Su primer single, que le da nombre al nuevo álbum, un tema acústico, donde encontramos a medida que va avanzando un aumento instrumental progresivo, un engrandecimiento sonoro. En Battery Kinzie, el segundo tema que la banda lanzó, encontramos el estilo más nostálgico y característico de los reinventores del folk americano. Escuchamos también temas que rozan lo apocalíptico como el que abre el disco, Grown Ocean.”

 

Escúchalo en Spotify:

Fleet Foxes – Helplessness Blues

 

13. Bon Iver – Bon Iver

Nuestra reseña (4/07/2011):

“El nuevo disco de Justin Vernon se compone de diez canciones poderosas, de la primera a la última. Diez postales enviadas desde lugares distintos pero muy concretos y a la vez desde el mismo. Desde un enclave preciosamente silencioso, lejano, solitario, pero a la vez cálido, dulce y placentero que no es otro que el mundo interior de este genio. Paisajes como el que ilustra la portada del disco, como la montaña en la que se perdió a conciencia para curar las heridas del desamor, para que cicatrizaran a golpe de canción en su primer disco y que reaparece en este último trabajo. Parece que la estela de esa ruptura ha dejado secuelas. Pero del drama, de la pena, de la rabia, que no es más que impotencia y tristeza contenidas, de todos estos sentimientos dolorosos, los buenos artistas no saben sino sacar partido y crear genialidades. Y si no, sólo hace falta escuchar cualquiera de los dos discos de Bon Iver…”

 

Escúchalo en Spotify:

Bon Iver – Bon Iver

 

12. Kasabian – Velociraptor!

Nuestra reseña (5/10/2011):

“Para entender que esconde Velociraptor! Pizzorno también afirmaba que han querido explorar los inicios más básicos de la música, los sonidos primitivos y por ello, han querido que estuviera lleno de materias primas para que sonara muy crudo. Como un grito.

Sí, verdaderamente su sonido es algo más clásico, pero si lo escuchamos detenidamente no sólo se han conformado con ello sino que han querido aportar toques de electrónica, lo que hace que el cuarto disco de la banda no sea un disco con sonidos clásicos al uso. Es bastante Kasabian. No os alarméis que no se han vuelto locos del todo.”

 

Escúchalo en Spotify:

Kasabian – Velociraptor!

 

DESTROYER - KAPUTT11. Destroyer – Kaputt

Nuestra reseña (15/08/2011):

“Destroyer es como un vino. Un vino en una copa. Un vino tinto en una copa. Un vino tinto en un copa, de noche. Puedes escoger otro licor o espirituoso en la copa. Pero la noche se queda, siempre en el paladar. Kaputt sabe a noche. Y tienen la particularidad de reportar a ese estado. A esa noche. A esos efluvios. A esos pensamientos y esa trascendalidad. A ese momento anterior. A la preparación del momento. Al momento en que todo puede pasar. La banda sonora perfecta para ese momento.
No diremos que es música para follar. Nadie lo dirá aquí. No seré yo quien lo diga. No encontrarás eso aquí. Pero obviamente lo es. Aunque lo neguemos. Una y otra vez lo negaremos. Destroyer sabe a noche y sabe a ochentas. Esos ochentas británicos o americanos. Esos ochentas de aquí en cuanto a los teclados. Esos ochentas de allí, con la sección de vientos, trompetas. Hay algo de Chillwave, de jazzincluso. De synth pop. De indie pop. Puede que recuerde, de forma contemporánea, a Toro y Moi, Washed Out, Twin Shadow, pero es el noveno álbum de Dan Bejar, responsable de Destroyer. YDan Bejar lleva haciendo esto mucho tiempo, con matices más electro en otras ocasiones, más soft rock. Pero el canadiense lleva mucho tiempo haciendo esto. Parando los tiempos. Dejando que fluyan las notas, procesando los efectos en capas de forma casi nimia, creando atmósferas. Dejando que fluya la melodía. La melodía es la actriz principal, mientras el resto del elenco lucha por brillar en su pequeño papel. Cabe recordar las otras caretas de Dan Bejar como integrante de The New Pornographers y Swan Lake”.

Escúchalo en Spotify:

Destroyer – Kaputt