La compañía de trenes de Berlín cancela sus planes de usar música atonal para espantar a las personas sin hogar

S-BAHN BERLIN

Como amantes de la música, hay usos de la misma con los que no podemos estar de acuerdo. A todos nos suenan historias como la utilización de ciertas canciones o artistas para interrogatorios y torturas en Guantanamo, u otras historias verdaderamente desagradables, y estos días se ha dado otro lamentable episodio en Alemania.

Todo empieza cuando el directivo de una compañía de trenes se pone a pensar cómo puede impedir que las estaciones de la red de Cercanías de Berlín alberguen tanto a personas sin hogar como a consumidores de drogas. Tras mucho darle vueltas, no se le ocurre mejor opción que usar lo que denomina como “música hostil” para que estén lo más lejos posible de dichas estaciones. Elige la música atonal como método para llevar a cabo su “brillante” plan, que primero probará en una céntrica estación, pero éste se filtra ante el estupor general.

Comienza entonces un debate tanto en prensa como entre la sociedad sobre la ética de esta iniciativa, y por supuesto los artistas se ponen en marcha para oponerse a esta decisión.

Un colectivo cultural y musical organizó un concierto precisamente de música atonal en la misma estación donde iba a ponerse en marcha el test, convocando precisamente a personas sin hogar a quienes además invitaron a comer junto al director de la compañía de trenes.

En su defensa, hay que decir que la experiencia debió servirle para reflexionar, ya que ha cambiado de opinión y ha decidido cancelar el (cuanto menos) desafortunado plan.

Nosotros nos alegramos del final “feliz” y que la música no sea utilizada como arma o herramienta contra ningún colectivo.

Escrito por
Más de CrazyMinds

Suede sólo grabarán nuevo disco si vuelve la magia

No sabemos a ciencia cierta si tendremos que esperar mucho o poco...
Leer más