Juana Chicharro + Antídoto: Es punk, es flamenco, es amor (Madrid)

“¿Aún eres punk? Eso creo, sí”. Entrevista a Bobby Gillespie (Primal Scream). “El pop después del fin del pop”, Pablo Gil (Rockdelux); incluido en Proyecto Nocilla, Agustín Fernández Mallo. 

¿ Y tú, aún eres punk?

¿La coyuntura socio-política te ha llevado a plantearte el volver al punk? ¿La crisis económica, la crisis de valores, la vital, la costumbrista, te hace plantearte en dar una patada a la mesa? ¿Realmente no te crees que el trap sea lo suficientemente punk, pero no puedes mover los pies con el reguetón? Vivimos días contradictorios.

Es 4 de enero de 2019 y España se rompe. Esto es muy hardcore, tía. Hay roscones de reyes, una chica escupiendo en el suelo mientras grita algo de romper España, hay calendarios a la venta de Juanita Chicharro y un sorteo de una cesta de Navidad con Larios, jamón y salchichas de premio. Pero esto no se sabe aún. Es un flashforward. Aún no ha pasado. Lo de la cesta.

España se rompe, pero se mantienen las tradiciones. Las costumbres se fagocitan y los 4 de enero puedes pasarlos viendo las luces del centro o un concierto de punk-flamenco en el Trashcan Music Club. Pero todo en familia. En Chamberí. Las nuevas familias y el punk. Capítulo 2.

Juana Chicharro. ¿Es esto flamenco fusión?. Rosalía no tiene nada que decir aquí. O sí. Ni los críticos.  Lo flamenco meets lo punk. Lo Ortodoxo y lo heterodoxo no viven aquí. Esto es punk de ayer y de hoy. Esto es Vallekas-kistch. Esto es: Psychobilly-rocksteady-fandango-lorca-la velvet underground-rockabilly-punk-rock. Y todo bastante real, natural, que sale de dentro.

Romper España es el nuevo trabajo de Antídoto. Grupo madrileño que abre el concierto. Punk sin concesiones: dos guitarras, bajo, batería y la voz de Sally. 

Luego Juana Chicharro y su show: un sueño vallecano que es como se llama el nuevo EP y que presentan para la ocasión, que se convierte en un tripi vallecano-psicodélico con vestido de faralaes, homenajes a Lou Reed, a los Nikis, con espacio para Eurovegas, para batallas navales de sangre, para “rayitos”, para historias de descampados y chutes.

El concierto de Juana Chicharro es una auténtica gozada. Se debería abrir así y luego seguir hablando, pero es un gran directo, divertido y empático: el folclore de aquí, los sonidos guitarreros de allí, todos los ingredientes  para crear una gran verbena.

Como dicen de ella en su sello, de Juana se ha dicho muchas cosas: la “terremoto” de Vallecas, la nueva Martirio, “la diva de la jeringuilla”; pero lo que es real es el “duende”. El duende no está en la voz, Juana controla el escenario y lo hace suyo mientras Miguel Ayuso exprime la guitarra. La nueva psicodelia, kinkidelia, arte carajo, arte.  

Escrito por
Más de Alexandre C.M.

Esponja nos adelanta el hipnótico-shoegaze de su primer trabajo, “Hypervigil”

A finales de octubre saldrá Hypervigil, álbum de debut de Esponja. Un...
Leer más