Hola a Todo el Mundo y ¡al mal tiempo ‘alegranza’!

HOLA A TODO EL MUNDO

FECHA: 10 junio 2011

LUGAR: Music Hall (Barcelona)

La pasada semana, Barcelona fue gris, lluviosa y algo fría. Pero eso no desanimó a los seguidores de Hola a todo el mundo a asistir al concierto que la banda de Madrid ofreció el viernes en la sala Music Hall de Barcelona. Así que al mal tiempo, buena cara. ¡Y tan buena…!

Si nunca habéis visto a este quinteto en directo, desde aquí nuestra más sincera recomendación. Más, si tenéis el ánimo un poco ‘regulero’. Pues son el remedio natural más efectivo para la depresión. Desde aquí un llamamiento, también, a los psicoanalistas del mundo, pues bien podrían recetar, de vez en cuando, un concierto de esta banda. Ya que cuando sales sonriendo de un directo y cargado de energías positivas es muy, pero que muy buena señal.

Si el día antes, el jueves 9 de junio, los chicos de Darwin Deez nos ofrecían diversión en esa misma sala, el viernes lo que nos regalaron Hola a todo el mundo a los asistentes a su concierto fue eso, píldoras de felicidad en forma de canciones. Y muchos de sus fans incondicionales lo sabían. Por muchos es recordado todavía su concierto de la pasada edición del SOS 4.8 en Murcia como uno de los mejores directos, según fuentes consultadas en la redacción de Crazyminds. Nada a envidiar a grupos venidos de otros países. Lo que nos llena de orgullo. Pues en nuestro país, digan lo que digan algunos, aún se hace mucha y muy buena música.

Aquí quien os escribe nunca había tenido oportunidad de ver a Hola a todo el mundo en directo y la verdad es que resulta complejo expresar en palabras lo sucedido el pasado viernes. Pero sólo confesaré que, después de lo vivido en Barcelona, he decidido convertirme a su religión. Me he hecho fan incondicional de la banda desde ese mismo día y prometo ondear su bandera, la que los chicos de Hola todo el mundo muestran con orgullo en sus conciertos, allí por donde vayan.

Y es que cuando una banda lo cuida todo hasta el último detalle es de agradecer. Y aquí una servidora, que suele fijarse en todo, se quedó maravillada al llegar al pequeño teatrillo que es la Music Hall y ver las cortinas en alto y el escenario totalmente conquistado y ‘colonizado’. La bandera de Hola a todo el mundo colgaba ya sobre el escenario. Un escenario lleno de instrumentos de todo tipo, pulcramente situados y rodeados por cientos de lucecitas de colores que brillaban cual día de Navidad. Tampoco nunca antes el espumillón había lucido tanto y tan bien como el que abrazaba a los micrófonos de los chicos de esta banda. Y sí, hablamos de Navidad, porque el sentimiento que producen es algo así como cuando de niño vives tus navidades concienzudamente y todo se torna mágico de repente.

Y si ya el escenario transmite buenas energías, BUEN ROLLO (las mayúsculas aquí no son algo casual) ni os imagináis cuando sobre él, acompañando a sus instrumentos y, también, brillantemente vestidos aparecen, aunque casi media hora tarde (pero se lo perdonamos), los miembros de Hola a todo el mundo. Caras pintadas y vistiendo capas de colores resplandecientes cual superhéroes, que de alguna manera lo son, pues tienen el poder de transmitir felicidad (y no me cansaré de repetirlo), el quinteto comenzó a deshojar canciones. Canciones de su primer disco, pero también, y éste era el motivo fundamental de su visita a Barcelona, de su EP Estela Castiza.

Que os hable del set list casi es insustancial, tampoco recuerdo mucho el orden exacto de los temas que le dieron forma, perdonadme pero me dejé llevar tanto por esa fantasía como de cuento que perdí la noción. Pero no creo que importe demasiado si os digo que casi nos regalaron todas sus canciones. Donde sí que hago hincapié es en los temas que más disfrutó el público, aunque fueron todos, pero los más celebrados y donde más de uno se desató por completo, lleno de la buena energía transmitida desde el escenario, fueron el Hatem Prayer Team, Making your mum your best friend, su energético Número Nadie y su coreado Estela Castiza, que forman y este último además pone nombre a su nuevo EP.

El éxtasis culminaba con A movement between these two, cuando el público no dejó un segundo de bailar, cantar y aplaudir. Hasta un espontáneo, totalmente eufórico, saltó al escenario a tocar la pandereta, cantar…y fue acogido como uno más. Para sorpresa y, por qué no decirlo, envidia de todos que le hubiéramos seguido encantados. Me chifla el espíritu hippie-happy de esta banda. Me gusta y mucho. Me encanta también que usen tantos instrumentos diferentes y creen sonidos tan mágicos, casi irreales. Me fascina que un grupo logre ponerme la piel de gallina. Me gusta cuando salgo con la sonrisa puesta inconsciente de mí e inesperadamente de un concierto. Me encanta la sensación de no querer que acabe nunca un show…y me gusta y muchísimo, en definitiva, Hola a todo el mundo. Que si fueran, que digo yo…suecos, por ejemplo, llenarían salas e igual serían ya híper-conocidos a estas alturas. Desde aquí mi reivindicación a escuchar a estos chicos y mi más sincera recomendación. Ya os digo que si Hola a todo el mundo fuera un país, bandera no les falta, me iba a vivir allí, para sonreír junto a ellos todos los días del año.

Their nature is not a trap!!!

Escrito por
Más de Andrea T.

REFLEXIONES FIBERAS: FIB ROUND I (Jueves 14 Julio 2011)

Todavía con la pulsera puesta, hay quienes tardarán en quitársela pues es...
Leer más