Hay remakes que no deberían hacerse… ¿o creéis que sí?

LA PRINCESA PROMETIDA
Están de moda. Sí, muy de moda. Los remakes no cesan y ahora Hollywood se remonta veinticuatro años atrás para seleccionar a su próxima víctima. ¡Que resuenen los tambores! La elegida ha sido… ¡La Princesa Prometida! Sí, han leído bien, el clásico de 1987 que dirigió Rob Reiner y que está basado en el mítico libro de William Goldman será objeto de revisión cinematográfica. ¿De verdad existe la necesidad de hacer esto? Bueno… limitémonos a dar la noticia porque la respuesta la brinda el propio Íñigo Montoya: “Espero estar muerto antes de que hagan un remake. No me gustaría tener que pasar por eso. Es más ni siquiera me gusta que lo mencionen”, señala con rotundidad  Mandy Patinkin, actor que dio vida al mencionado personaje.

El proyecto en cuestión ya está bastante avanzado y ya suenan los nombres de aquellos que pueden componer el renovado reparto: el actor Paul Rudd (Lío embarazoso, Año Uno) daría vida a Westley (personaje que interpretó Cary Elwes); Mindy Kaling (The Office) sería la princesa a la que dio vida la actriz Robin Wright en 1987; y, aunque sin papeles adjudicados, también formarían parte de este nuevo elenco los actores Patton Oswalt (Magnolia) y Nick Kroll.

El ‘culpable’ en parte de esta noticia es el director Jason Reitman (Gracias por fumar, Up in the air o la reciente Young Adult, que tiene previsto su estreno en España el próximo mes de febrero) quien, pese al rechazo manifestado por el equipo del clásico film y sus fans, ha declarado querer hacer una nueva versión de la cinta.