Glasvegas mima a su cantante tras una sobredosis en 2009

Glasvegas ha declarado recientemente a través de su Twitter que está cuidando muy bien a su cantante, James Allan, tras la sobredosis que sufrió en 2009. Por aquel entonces, tras lo ocurrido, la banda suspendió la que iba a ser su primera aparición del año, el Festival Coachella en Estados Unidos. La explicación que se ofreció fue que Allan se encontraba agotado y deshidratado. El propio Allan comentó: “Es curioso todo lo que se le viene a la gente a la cabeza cuando le dicen que alguien ha sufrido una sobredosis”.

Ahora, casi dos años después, descubrimos que lo que le ocurrió al cantante de Glasvegas fue una sobredosis. “Se me hacía difícil llevarme a la boca un tenedor con arroz. Tiraba la mitad de mi cena al suelo. No fue bueno para mí ni para nadie. Pero es una parte de mi vida, aunque sé que asusta a la gente”, recuerda Allan. Lo que no se ha revelado es la sustancia que provocó tal situación. Pero de lo que sí están seguros los escoceses es de que no quieren que esto se repita, por eso aseguran que es algo que ha quedado atrás: “Allan está muy bien cuidado. Nosotros mismos lo cuidamos. Lo de la sobredosis es algo que ocurrió hace ya mucho tiempo”.

Nosotros nos alegramos de que hayan superado este momento y de que ahora se centren en su nuevo disco, EUPHORIC /// HEARTBREAK \\\, que se publicará el próximo 4 de abril.

Escrito por
Más de CrazyMinds

Toto libera un tema inédito

El próximo 11 de febrero, Sony Music publicará un recopilatorio que bajo...
Leer más