lunes, octubre 14, 2019

Entrevista Crazyminds con… Elastic Band

Noticias Entrevista Crazyminds con... Elastic Band

ELASTIC BAND

Elastic Band publicaron su nuevo trabajo M oo D a finales del año pasado, y nos ha parecido la excusa perfecta para charlar con ellos. Vamos a ver qué nos cuentan.

CRAZYMINDS: Como esta es una entrevista vía e-mail, vamos a intentar crear un contexto cómodo. Una situación geo-psíquico-espacial de la entrevista. Estamos en un bar. Borra. En un café. Mejor. Hay cuadros fluorescentes y una gran virgen al fondo con un led en un ojo. Llora sin fin. Los sofás son de sky. Y están medio rotos. La mesa es de cristal con un gran pie de mármol negro. Hay gente, hablando. Y suena… digamos Supertramp. La calefacción está puesta. Nos pedimos un vino. ¿Vosotros qué queréis?.

 

ELASTIC BAND: Un Bitter-Kas y una cerveza.

 

C: Hola, buenas. Somos Crazyminds. La mano. Dos besos. Preséntense, por favor. ¿Quiénes son Elastic Band? Y por Dios, ¿Qué es M oo D?

 

EB: María y Pablo. ¡Un placer! M oo D es una superproducción de subgéneros musicales, a modo de Best Of y habla de nosotros. En él hemos incorporado el mayor número de buenas ideas.

 

C: Han pasado 3 años desde Boogie Beach Days y más de uno desde su reedición, con cambios en la formación incluidos. ¿Tuvisteis mucha resaca del primer disco? ¿Cierto temor o miedo a ese segundo disco que a veces define la suerte de un grupo? (Sobre todo teniendo en cuenta el brutal primer disco). ¿O simplemente os retirasteis a meditar a una isla desierta o un templo politeista? Contadnos un poco, anda, no seáis así…

 

EB: El paso del tiempo ha hecho que Boogie sea un buen disco, nosotros ya éramos conscientes de eso, pero no todo el mundo lo vio así, y me resulta en cierta medida gracioso que ahora sea tan maravilloso. De todas formas se agradece mucho.

Para poder abordar un nuevo disco, teníamos que  aislarnos un poco de todo lo relacionado con la industria, superar la dependencia a nuestros primeros temas, la influencia musical externa, las auto-exigencias y prejuicios, etc. Y es cuando recobras confianza y empiezas a valorar las nuevas ideas.

 

C: ¿Cómo ha sido el proceso de creación de M oo D?. ¿Buscáis primero el sonido y luego la letra? ¿Cuántas vueltas o versiones puede tener una canción hasta que la dais por acabada?

 

EB: Primero es una sucesión de acordes o un ritmo, seguidamente pensamos en alguna frase que poder cantar para abordar la melodia, lo demás, arreglos, cambios de ritmo,estructura, etc, no siguen un orden fijo y condicionan lo primero. Utilizamos la grabación como nuestra mayor herramienta creativa, como lo hace un diseñador gráfico con su ordenador. Todo lo vamos registrando y damos mucha importancia a la intención. Hay canciones con una versión y otras con 50 y se dan por concluidas el mismo día de mandar a imprenta.

 

C: En todas las entrevistas supongo que os preguntan por el estilo o, más bien, por la multitud de estilos que manejáis en M oo D, así que por joder no lo haremos. O más bien porque, a nuestro modo de ver, vuestra música podría ser una búsqueda de la belleza, un cierto hedonismo. ¿Podría ser?

 

EB: Bueno…algunos definen al artista como perseguidor de la belleza, nosotros aparte también procuramos no tomárnosla tan en serio.

 

C: Se os podría definir como anti-hieráticos, psicodélicos, lunáticos, circenses, bailables. Aunque es un disco completamente luminoso y efervescente, ¿puede ser que M oo D tenga un punto más sucio en el sonido (que conste que nos gusta la suciedad) en comparación con el primero, Boogie Beach Days?

 

EB: Huimos de lo aséptico, y a veces hay que estropear un poquito el cuadro para que tenga su propio carácter y textura. En M oo D el nivel de suciedad era tal que, en cierto momento, llegó a ser excesivo y temíamos que no fuera entendido, lo corregimos un poco y re-grabamos algunas cosas.

 

C: Os tenemos que confesar, ahora que estamos de buen rollo, que hemos hecho una encuesta. Una encuesta sí. Y en ella, 3 de cada 4 dentistas, 2 de cada 3 fabricantes de lavadoras y 1 de cada 2 neurólogos consultados con este motivo nos ha dicho que escuchar M oo D puede provocar una cierta sinestesia en el oyente, llegando a provocar la confusión de varios de sus sentidos: oír colores, oler sonidos, ver sabores. ¿Qué tenéis que decir a esto?

 

EB: Pues que es genial, es muy importante que cree sensaciones, que guste o que horrorice, que aturda a que te deje indiferente, que confunda o que emocione, en definitiva, que conmueva. Es como siempre fue el rock, ¿no?

 

C: ¿Sois conscientes de que, si no fueseis de Granada, seríais la nueva sensación hype-Pitchfork del mundo-mundial? ¿Podéis ser los nuevos Delorean, El Guincho, etc…?

 

EB: Gracias por el piropo. Tratamos de estar a la altura de grupos internacionales y nos cuestionamos muchísimo para poder mejorar. No sé si a nosotros nos ocurrirá lo mismo que a Delorean o El Guincho, pero hay que agradecerles que abran nuevos caminos y apoyarlos para que eso pueda seguir sucediendo. Es necesario exportar fuera de nuestras fronteras para la salud de la música hecha aquí, así que, ¡¡¡larga vida al Guincho y Delorean!!!!.

 

C: Estáis de gira. ¿Cómo está siendo la acogida del público?

 

EB: Siempre hemos tenido buena aceptación y de todo tipo de público. Si hay alguna reticencia, viene dada por la utilización de samplers (o pre-grabados). Supongo que es cuestión de tiempo, de quitarse prejuicios tontos 😉

 

C: ¿Como empastáis las distintas capas de sonidos y las producciones diversas en el directo? ¿Tenéis nuevos juguetes para el directo? ¿Hay en M oo D menos mandolina eléctrica? ¿Qué fue del sintetizador Arp Avatar?. (Así, 4 preguntas a dolor, sin respirar).

 

EB: En el disco sólo hay una mandolina acústica (Ay Mama!!), queríamos darle a cada canción lo que nos pedía en su momento y prescindimos de la mandolina eléctrica porque condicionaba demasiado los nuevos temas.

En el caso del Arp Avatar, ha sido el responsable de la mayoría de sintes graves del disco, y tanto en M oo D como en Boogie Beach hemos vuelto a sufrirlo por sus continuos problemas de afinación y sonidos aleatorios inesperados.

En directo seguimos yendo en formato trío, tocando encima de las secuencias, y hemos incluido una guitarra con 2 mástiles (12 y 6 cuerdas), teclados, bajo, batería acústica y electrónica, y por supuesto, y como sigo siendo el mejor mandolinista de mandolina sintetizada del mundo, pues la toco en los temas del Boogie.

 

11. ¿Hay un cambio de los 60´a los 80´, hacia sonidos o sintetizadores más ochenteros?

 

EB: Nos siguen encantando los sintes orgánicos y con envolventes, pero para M oo D queríamos teclados más rígidos, menos cálidos, rozando el mal gusto, y quizás eso ocurre con todo lo demás. Teníamos en la cabeza un disco más urbano, nocturno, donde ocurren y se mezclan muchas cosas, como en una gran ciudad.

 

C: Habéis contado con la masterización de Joe Lambert (Deerhunter, Animal Collective). ¿Cómo ha sido esta colaboración? ¿Qué importancia tiene la masterización hoy en día?

 

EB: Estuvimos buscando alguien que conociera tanto el mainstream como el underground, y Joe era perfecto. Nos ha servido para darnos cuenta que el trabajo que habíamos hecho estaba bien a nivel técnico. El auge de los estudios de masterización, hoy en día, es principalmente por conseguir el máximo volumen sin distorsión.

 

C: Portadón de Bjorn Copeland. ¿Cómo y por qué habéis escogido esta obra?

 

EB: Llevábamos tiempo buscando una imagen para asociarla con el álbum, y casualmente vimos un libro de arte (Neogeo: A New Edge To Abstraction), y aparecía una de las obras de Bjorn Copeland, nos encantó su estilo y nos pusimos en contacto con él, todo lo demás fue muy fácil. Creo que su estética tiene muchas cosas en común con el sonido de E.B.

 

C:. ¿Que queda del Pablo Román de Cecilia Ann?. ¿Hay algo de él en Elastic Band?

 

EB: Cecilia Ann era el proyecto de mi hermana Estrella, musicalmente hemos compartido muchas cosas, la principal quizás sea la admiración por el Pop, y es la primera persona a la que consultamos cuando queremos una opinión externa. Antes de entrar en el grupo les grabé sus primeras maquetas y toda esa experiencia, más el hecho de salir de gira, hacen que uno tenga más recursos, pero proporcionalmente hay más Pablo antes y después de Cecilia Ann. Somos de la opinión de que más interesante será lo que hagas cuanto más pasado lleves contigo.

 

C: Comparaciones odiosas hagamos: Beck, Gang Gang Dance, Michael Jackson, Of Montreal, Animal Collective, Bowie, The Kinks. Con tantas y buenas referencias, ¿podríais proponernos algunos grupos o canciones que suenen en la furgoneta o en la casa de Elastic Band?

 

EB: Esto quizás se va a salir un poco de lo habitual e incluso puede quedar pedante, pero como está entrevista no es la habitual, pues ahí van 4 piezas de música clásica.

Brahms. Sinfonia No.3 Cuarto Movimiento. Lo suyo es escuchar la sinfonía entera y el tercer movimiento es precioso.

Shostakovich. Concierto para Violin No.1 – Tercer Movimiento. ¡¡¡Brutal!!!

Beethoven. Sonata No.9 “Kreutzer”. Primer Movimiento. Pasión por un tubo.

y por último un navarro, Zapateado de Pablo Sarasate. Chin pon.

 

Muchas gracias, esperamos disfrutar de M oo D en concierto.