El temor de un hombre sabio de Patrick Rothfuss

EL TEMOR DE UN HOMBRE SABIO

Editorial Plaza & Janes

El próximo 3 de noviembre Plaza & Janes publica El temor de un hombre sabio, la segunda parte de las Crónicas del Asesino de Reyes, de Patrick Rothfuss que inició la serie con El nombre del viento. Cuando leí la primera entrega, algunas críticas citaron a Rothfuss como lo mejor en la fantasía épica desde Martin o Tolkien. Aquello ya me hizo rechinar los dientes pero me dejó alguna duda; incertidumbres que han sido aplastadas con la segunda entrega.

Pero vayamos por partes. Las dos novelas nos cuentan la historia de Kvothe, una figura legendaria de cuentos e historias en un mundo inventado y ambientado en una especie de edad media En él la ciencia se confunde con magia y conocer el verdadero nombre de las cosas te da poder sobre ellas. Kvothe trata de pasar inadvertido como posadero en un pequeño pueblo pero allí le encuentra el Cronista, un recopilador de historias especializado en encontrar la verdad o la falsedad de cualquiera de ellas. Convence a Kvothe para que le narre su verdadero pasado lo que nos sirve de excusa para seguir sus aventuras desde su niñez, su aprendizaje de lo Arcano y los Nombres en la Universidad o sus aventuras con reyes y personajes del mundo de las hadas. De hecho cada libro es un día de narración con el Cronista que abarca varios años de la vida del protagonista. Al inicio de El nombre de el viento, Kvothe anuncia al Cronista que necesitará tres días, por lo que aún queda un tercer libro que se llamará, si no hay cambios, Las puertas de piedra.

El temor del hombre sabio tendrá en su edición española entre 1000 y 1200 páginas de las cuales le sobran, fácilmente, 700. El principal problema de Rothfuss es que quiere contar una historia en flashback sin saber como hacerlo. La trama no avanza, da vueltas y círculos sobre los mismos temas en capítulos eternos que demuestran falta de confianza en el lector. Si en El nombre del viento, la narración mostraba cierta originalidad y el tono ‘autobiográfico’ proporcionaba frescura a la obra (las metáforas que revelan la faceta de músico del protagonista por ejemplo), en la segunda Rothfuss abusa hasta el extremo de todos estos elementos. Así en la primera, se nos presentaban los orígenes de Kvothe y su ingreso en la Universidad a la par que nos daba indicios de las grandes gestas que se le atribuían; que precisamente esperábamos conocer en la segunda parte. Sin embargo, un tercio de ésta transcurre volviendo a narrar lo que ya sabíamos de la anterior. Las pocas partes que dan un estirón a la historia se pueden resumir en pocas páginas y hay que discernirlas entre veinte maneras de contar lo mismo pero en distintos escenarios. Como el romance con Denna, la contraparte femenina, cuyas peculiaridades se repiten una y otra vez.

Con esta novela tuve que resistir la tentación de pasar páginas para agilizar la lectura, lo que no me habría supuesto pérdida alguna en la comprensión, y otras muchas en simplemente dejarlo. Aún no he decidido si le daré una oportunidad al tercero, si lo hice con la tercera de Matrix, quizás lo haga también con esta.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 4/10

 

 

 

Escrito por
Más de Luis Anarte

La Bella y la Bestia asalta las pantallas

¿Qué tendrán los cuentos clásicos que gustan tanto? El cine parece no...
Leer más