El manager de Jeff Buckley habla sobre los últimos días del artista

Jeff Buckley

Dave Lory, el que fuera manager de Jeff Buckley, el malogrado artista ahogado en el Mississippi hace ya 21 años, ha escrito un libro en el que explica su experiencia como amigo, colaborador y compañero de Buckley.

En una entrevista de promoción concedida a la periodista Talia Schlanger, Lory ha revelado como fue para él enfrentarse a la noticia de la muerte de Buckley y como fueron sus últimas semanas. El cuerpo de Jeff Buckley fue encontrado en 1997 en el río en la zona de Memphis tras haber salido a pegarse un chapuzón.

Según Lory, el artista, que contaba con 30 años de edad, llevaba unos días comportándose de manera extraña teniendo en cuenta la manera de ser y la personalidad del músico. Según Lory, Buckley le pidió matrimonio a su novia Joan Wasser, intentó comprarse un coche y una casa nuevos y no de segunda mano, e incluso echó una solicitud para entrar a trabajar como cuidador de mariposas en el zoo de Memphis. Esto indicaría que Buckley estaba intentando establecerse, formar una familia y salir de la vorágine musical, algo que no era muy propio de él.

Recuerdos del trágico día

Sobre como recuerda recibir la noticia de la muerte de Buckley, Lory ha dicho que recibió la noticia a las 5:58 de la mañana, una hora que no olvidará jamás, mientras estaba en Dublin. Lory recuerda que se quedó completamente paralizado sin saber que hacer, sin poder expresar ningún tipo de emoción excepto dejar caer el teléfono. A su vuelta a Memphis, fue al lugar exacto donde apareció el cadáver de Buckley y se pasó allí 15 minutos llorando y otros 15 lanzando piedras al río musitando: “¿Cómo te atreves a dejarme con toda esta montaña de ya sabes qué?”

 

Otra de las anécdotas que recuerda sobre la muerte de Buckley es que sabía perfectamente que estaba muerto cuando se anunció su desaparición. Lory afirma que acudió a una vidente unos años antes de la muerte de Jeff. Ésta le anunció una serie de detalles sobre su vida que sólo ambos conocían y le dijo que había un Jeff o un John que está intentando agarrarte y tiene que ver con una situación en el agua.

Más de Jorge De Arlanza

La antigua casa londinense de los Sex Pistols declarada de interés histórico

El punk es algo de lo que los ingleses se sienten bastante...
Leer más