Inicio Discos El Ahora - Caballo Negro

El Ahora – Caballo Negro

EL AHORADesde Valencia nos presenta su disco de debut esta banda de rock en castellano llamada El Ahora, una de las propuestas más interesantes de la escena estatal con grandes posibilidades de éxito. Ellos son Joanan Expósito cantando, Manel Carreño en la guitarra, Manuel Parra en el bajo y Andrés Fernández en la batería.

Abren el álbum con Ases, un cañón sonoro que refleja tantas influencias a lo largo de su trayectoria como músicos que hacen prácticamente suyo el estilo, con un torrente de voz como bandera, unos redobles de batería que le dan mucho dinamismo al corte y cómo no, una potente distorsión tanto en la guitarra como en el bajo que harán que esta primera incursión te enganche, no te suelte y que seguramente te atrape hasta el final del trabajo, producido y mezclado por Manuel Tomás.
La segunda es el primer single, llamada como el nombre del grupo, o viceversa, una de sus canciones más emblemáticas y trepidantes, con un estribillo demoledor y adictivo. En el videoclip podemos observar un guiño a la estética glam, ya que una de sus influencias es David Bowie.

Visión nocturna es una de las más cañeras del disco. Un inicio con pedal de distorsión en el bajo para dar paso a un ritmo demoledor, con unos impresionantes riffs de guitarra y un trabajo vocal que quita el hipo. Es como si Pearl Jam e Interpol se hubiesen puesto a componer juntos. El toque de slide en el solo es la guinda del pastel. Ahora llega uno de los ejercicios de ritmo más interesantes del cancionero. Insomnio, con un compás que al principio te descoloca, tiene ese aire de desconcierto que entronca perfectamente con el texto y que en el estribillo cambia a una acentuación más clásica y donde despliegan todo su buen hacer en las melodías, tanto de voz como de guitarra, sin dejar al lado bajo y batería, por supuesto.

Cabeza incandescente es un precioso medio tiempo lleno de detalles y cambios armónicos, uno de los temas que más enganchan, con una letra hipnótica. Hay que ver lo bien que estos chicos impostan el castellano al rock. Si pensabas que el estribillo era bueno, de repente se inventan un segundo estribillo y rematan con dos cambios más, todo ello hilvanado con una gran producción sonora y compositiva donde las líneas del bajo son parte esencial. Incluso el último toque y marcaje, apartado de la canción, es una bendición. Una de mis favoritas, sin duda alguna.

Y para cerrar la primera parte han escogido una belleza de canción, Gigante, con uno de los textos más sentidos del disco, que va apoyándose en ritmos tribales, arpegios, líneas de bajo y riffs de guitarra a la altura de cualquier grupo de primera división, sabiendo conjugar a la perfección y con soltura momentos suaves y más limpios con instantes de verdadera fuerza.

Se abre la cara B con otro de los aciertos más evidentes del disco, Iglesia de neón, con reminiscencias al propio Hendrix en esa forma y sonido de Manel con la guitarra, aunque a veces vuelva a recordar a Interpol. “Me haces bailar” canta Joanan en uno de los estribillos más pegadizos del largo.
Y sin descanso llega otro temazo con una lírica sublime, Estatua de sal. Hay que prestar atención a cada detalle que esconde la canción más corta de Caballo negro, título del trabajo. Aquí la voz, más histriónica, nos transporta a una atmósfera melancólica donde los caminos armónicos que van trazando bajo y guitarra son más que destacables.

Conmoción es otro de los cañones que te van a despeinar. No te asustes por el grito de guerra inicial, solamente es un aviso de lo que está por llegar. A mi entender éste es el fuerte de la banda, este rock americano que en directo es un verdadero Tornado Johnson y que no deja indiferente a nadie. Las líneas de bajo de Manu son parte principal de la maraña sónica, al igual que los azotes de la batería de Andrés. Atención al solo con wha-wha que se marca Manel en una de las partes más grunge del disco y con una revisita al maestro Hendrix. Y como dice la letra: “Me haces temblar”, ya te digo.

La décima es Sin control, donde desembocan casi todas las influencias del cuarteto: riffs de rock, coros glam, ritmos trepidantes, bajeos potentes y poesía en diferentes pasajes musicales, sin quedarse quietos en ningún momento en el patrón de rock standard, sino que van experimentando y eso hoy en día es muy loable dentro de un mundo musical que cada vez va sonando más igual y similar entre centenas y centenares de bandas.

Como un león es la penúltima, quizás situada estratégicamente para que no te olvides que dominan el estribillo a la perfección aún no siendo una banda hype. Con ese grito melódico de “la ley” se deja ver cierta impostura bunburiana pero podemos afirmar que el cantante de El Ahora tiene personalidad vocal propia. Otra canción importante, bajo el prisma de la calidad y la originalidad.

Y para terminar se despiden con Pulso, una buena conclusión musical bajo un tema más suave que deja ver la sensibilidad que también corre por sus visiones de estilo, aunque sin darte cuenta arranquen con fuerza de nuevo para que no te olvides de lo que son y serán capaces estos maestros.

Ha sido un verdadero descubrimiento este álbum. La verdad es que impresiona ver cómo un grupo mima cada una de sus canciones con buenas letras, detalles sonoros y en ningún momento te aburre ni crees haber oído anteriormente la canción y ello no solamente ocurre en la grabación sino también en su directo, que es aplastante. Por ello por mi parte estoy en la obligación de recomendar que los escucheis y disfruteis. Me nace darles la puntuación más alta.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 10/10

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!


¡SÍGUENOS!

10,162FansMe gusta
1,825SeguidoresSeguir
11,199SeguidoresSeguir

DESTACADOS

Sonidos Latinoamericanos: Camilo Séptimo, vivir así es seguir haciendo música

Los mexicanos Camilo Séptimo ya se habían hecho un nombre en la escena musical de su país en los últimos años, pero...

IDLES estrena videoclip para “Model Village” bajo la batuta de Michel y Olivier Gondry

Cada vez va quedando menos para que podamos disfrutar de Ultra Mono, el nuevo disco de los británicos IDLES, que saldrá a...

ALANIS MORISSETTE – SUCH PRETTY FORKS IN THE ROAD

Such Pretty Forks In The Road es un trabajo fiel a su época. Tras un desarrollo de cuatro años, su lanzamiento se...

Crazyminds Weekly (7/08) — Deep Purple, Glass Animals, Washed Out, Ritmo Sigma, Maren, Matt Maltese

Comenzamos agosto con un buen conjunto de novedades tanto internacionales como nacionales. Dentro de los primeros, destacan nuevos...

THE PSYCHEDELIC FURS – MADE OF RAIN

Quizá no sea la vuelta más esperada del año, pero sin duda es sorprendente que el nombre de The Psychedelic Furs aparezca...

ALANIS MORISSETTE – SUCH PRETTY FORKS IN THE ROAD

Such Pretty Forks In The Road es un trabajo fiel a su época. Tras un desarrollo de cuatro años, su lanzamiento se...

FONTAINES DC – A HERO’S DEATH

Con sólo un disco a sus espaldas (Dogrel, 2019) y un frenético año de actividad y conciertos con entradas agotadas (como en...

CURREN$Y & HARRY FRAUD – THE OUTRUNNERS

Para entender la figura del rapero de Nueva Orleans Curren$y hay que acudir a los fríos datos: 20 álbumes, 25 EPs y...