Desde 1988 al 2014: La trayectoria musical de Morrissey en 10 discos

Morrissey

Vegano, anti taurino, bocazas, a favor del celibato y ante todo, uno de los artistas más influyentes de los últimos 30 años. Ése es Morrissey, el mismo que nos visitará el día 9 de octubre en Madrid y el día 10 de octubre en Barcelona y que para cuyos conciertos aún quedan entradas.

La carrera de The Smiths duró exactamente cinco años a nivel comercial y cuatro álbumes pero su repercusión y su influencia es algo que nadie podría cuestionar. Tanto la banda como Jonhny Marr y él siguen haciendo historia, cada cual por sus razones, pero ambos continúan al pie del cañón.

Al año de la desintegración de The Smiths, Morrissey se alzó en solitario con su primer álbum Viva Hate (1988), cuyas canciones han soportado a la perfección en paso de los años y hoy nos llegan en forma de canciones indispensables dentro de su discografía como el mítico tema Everyday It’s like Sunday. De hecho, hay quién piensa que estas canciones aún pertenecen a The Smiths. Sin duda, tuvo un arranque en solitario admirable.

Tras una acogida espectacular, vino el primer pinchazo de Morrissey con su Segundo álgum Kill Uncle. En realidad, ni él mismo soporta este trabajo y desde que vio que no era lo que la crónica esperaba, se prometió a sí mismo no tocar ninguna canción más en directo. Pero nosotros vamos a darle una oportunidad y os dejamos el mejor track del álbum, llamado Found, Found, Found. Nos ha costado la elección porque es un trabajo aburrido y que no aporta gran cosa a la carrera musical de Moz.

Sin dar mucha tregua ya en 1992 volvió al estudio para olvidar en anterior fracaso. Bajo el sello HMV editó Your Arsenal, que con poco mejoraba lo anterior. En 2014 se reeditó y se considera uno de los mejores trabajos del de Manchester.  Elegimos Certain People I know no por el vídeo que realizó (hedonista como él sólo) sino porque fue uno de los singles que salieron en su momento y además suele ser parte de su repertorio en directo.

En Vauxhall and I parece que va encontrado su estilo aunque se vuelve algo más melancólico, donde sigue jugando con el rock pero se ven inspiraciones diferentes a nivel musical pero también literario y cinematográfico: El título del álbum está basado en la película de los años 60 Withnail and I y la palabra Vauxhall nos lleva a un barrio de Londres. Una vez más, la cultura popular se mete en las letras de Morrissey.

También ha sido reeditado durante este año 2014 por conmemorarse el 20 aniversario y en esta ocasión nos quedamos con la última pista de Vauxhall and I llamada Speedway.

Y con sólo un año de diferencia salió su quinto álbum llamado Southpaw Grammar, que consiguió dividir a la crítica: Hay quién osa a indicar que es su mejor trabajo mientras que otro sector pensó que era lo más flojo editado hasta el momento. Pero lo que nadie puede discutir es la carga en las letras que hace ya desde los títulos. Ya sabéis que a Morrissey le gusta meterse en todos los asuntos de interés general…

En esta ocasión nos hemos quedado con The Teachers Are Afraid of the Pupils que es la canción que abre el trabajo y donde la parte instrumental se apodera de este tema de más de 11 minutos, algo inusual en él ya que sus canciones suelen tener formatos mucho más reducidos.

Dejó pasar un par de años hasta que regresó a la carrera musical y vuelve la luz a sus composiciones. Maladjusted sale en 1997 bajo el sello Island (ya sabemos que Morrissey no es muy fiel a las discográficas) y el primer single fue Alma Matters. No es el álbum más popular de su carrera, siendo sinceros.

You Are the Quarry es junto a Viva Hate lo más destacado que ha sacado Morrissey en solitario. Sigue dando guerra a través de sus letras (America is not the world, I have forgiven Jesus) pero si una canción le llevó a lo más alto incluso en Estados Unidos fue Irish Blood, English Heart (tuvo muy buenos números en ventas), cuya letra alberga algo de autobiográfico ya que él es inglés pero de descendencia irlandesa y además es un tema candente desde tiempos inmemorables. En este trabajo aparece otras de las canciones más conocidas de su trayectoria en solitario First in the gang to die.

Ringleader of the Tormentors llegó en el año 2006 y su proceso de grabación comenzó en Roma de la mano de Tony Visconti. Volvió a tener muy buena acogida, siendo el tercer álbum más vendido de Morrissey. Sus letras no perdieron ni un ápice del contenido habitual, haciendo siempre referencia al sufrimiento humano, tema recurrente en la discrografía de Morrissey. Una de las canciones más profundas que encontramos en este ya octavo trabajo es Dear God Please Help Me, una balada de las que ya no se escriben.

Years of Refusal regresa a un poco al sonido de The Smiths, que aunque parece que quisiera dejarlo de lado, intentó buscar diferentes fórmulas. Su lanzamiento tuvo lugar en 2009 y tuvo una buena acogida debido al cambio que casi sin querer había realizado Morrissey. Rescatamos I’m throwing my arms around Paris como una de sus canciones insignia en este trabajo.

 

Y llegamos al 2004. Tras 5 años de silencio aparecen a llegar retazos de lo que ahora ya es su décimo trabajo, bajo el título World Peace is none of Your Business con el sello Harvest, cuyo final conocemos todos: Morrissey ha sido despedido de la misma e indica que cómo es posible que alguien tan mayor sea usado de esta manera. Consta de 12 canciones más 6 incluidas en la edición de lujo. No vamos a decir que es un mal disco, sino que es un disco complejo. Nos quedamos con la canción que da título al disco aunque él piense que es el mejor disco que se ha escrito jamás.

Resumir la densa carrera de Morrissey es algo muy complicado: Ha habido luces y sombras, cambios de estilos y sobre todo, muchísima polémica en torno a sus declaraciones, que nunca causan indiferencia. Nunca sabremos cuándo sacará un nuevo trabajo, ni cuándo hará otra gira o si cancelará todos los conciertos de la actual, pero si Morrissey fuera un señor plano y lineal, no estaríamos escribiendo estas líneas.

Eso sí, estamos seguros que el día que Morrissey deje la música o este mundo, se va a quedar un vacío de los grandes e irreemplazables. No lo podemos negar: Estamos deseando verle en directo, porque pese a todo, se hace querer.

Más de Vanesa Carro

Foals desvela “Mountain at my gate”, otra pieza de su nuevo álbum

Uno de los regresos previstos para este año es el de Foals,...
Leer más