Cosmen Adelaida presentan sus “Siete Picos” en la Juglar de Madrid

COSMEN ADELAIDA

No hace mucho se confirmaba la publicación de Siete Picos (El Genio Equivocado, 2011). Una sorpresa con nombre y portada de montaña rusa que supone un paso hacia adelante en el ascenso del quinteto afincado en Madrid.

Siete Picos era precisamente lo que nos ocupaba en la noche de ayer. Una presentación más que apetecible, resultado de la unión entre La fonoteca y Azul Alcachofa, la que ayer llenaba El Juglar de oídos dispuestos a sucumbir.

Y, es que, si hay algo que diferencia a esta banda de muchas otras es el trabajo y hacer las cosas bien, porque así es como lo quieren.

Tres y dos completan el formato escogido por la banda. Tres voces masculinas y dos femeninas, nerviosas, se conjugaban anoche para dar un recital esclarecedor.

El disco se escuchó a la inversa. Empezando por Miss Wisconsin, desde luego, uno de los mejores temas de este nuevo trabajo, sonaron Alcobendas, Inventario, El día, Si quieres, salgo, Siete Picos y Equis. Single con el que veía la luz el disco grabado en los estudios sevillanos La Mina y que terminaba de completar ese primer bloque de concierto justo antes de la pausa de rigor. Un bloque marcado por los acoples de las voces de los distintos integrantes de la banda y que llenaba el público de caras de satisfacción y energía.

Podría catalogarse de impecable en ejecución, a pesar de estar algo nerviosos, decían. Siete canciones seguidas que entrarían en la definición estándar de pop. Pero que también podríamos someter a las filas del sonido renovador que supone coquetear con distorsiones, pinceladas sutiles de post punk, la tristeza del grunge y la alegría musical de cualquier instrumento que responde al formato rock, tal y como rezan las cuerdas de sus guitarras.

Entre bailes, casi sin mover los pies, pasaban al segundo bloque tras el rigor del paréntesis. Una segunda parte en la que se escucharon temas de trabajos anteriores, entre ellos: A todo Color, De Tocata y de Fuga, Ishmael, No soy Espiritual, Supermercado o Radio, sin olvidarnos de una canción inédita titulada Las ratas. Todas ellas conformaron un repertorio fuerte, lleno de saltos y altibajos. Completo por defecto, las voces de estos chicos se acoplan como si supieran. Todo está en su sitio. Las letras parafrasean con situaciones que tienen que ver con lo cotidiano y lo nuestro. Las sonrisas apuntan en el momento idóneo y las canciones crecen claramente en el directo. Quiero decir, esto funciona.

Desde luego que funciona.

Lo mejor de todo es que dentro de la baldosa donde bailamos, unos más que otros, anoche cabían momentos para enmarcar. Cosmen Adelaida empezarán a sonar en vuestra cabeza antes de que os deis cuenta. En medio segundo estaréis inmersos en la espiral de posibilidades de cada historia envuelta en ese garabato tan gráfico plagado de picos que respalda a la banda. Presumiblemente: esto va para largo.

Escrito por
Más de Laura P. Calle

Azealia Banks inaugura el nuevo año

Azealia Banks comparte Bad Bitches Do It (BBD). Con el apoyo de...
Leer más