Chapel Club: “Nos gustaría cambiar de dirección”

CHAPEL CLUB

Acaban de debutar con Palace y los chicos de Chapel Club ya quieren cambiar de dirección. Pero eso no es lo único que han contado en una entrevista que el grupo ha concedido al portal Thisisfakediy. Te acercamos algunas de sus declaraciones: ¿Cómo se conocieron?, sus influencias, sus comienzos como teloneros… Mike Hibbert y Rich Mitchell, guitarra y batería respectivamente, han contado de todo.

Sobre lo primero, el cómo se conocieron, Mike Hibbert nos lo cuenta: “Me encontré con Liam, nuestro bajista, hace dos o tres años cuando se mudó a Londres. Era joven y estaba perdido en la ciudad. Lo vi tocar en una banda y le dije si se quería unir a mi para escribir algo. Meses después nos encontramos con Lewis a través de un amigo de un amigo. Nunca antes había estado en una banda, pero acabamos escribiendo canciones juntos. Después llegó Alex, que era amigo de Liam, y Rich, mi compañero de piso”.

En cuanto al origen del nombre, que todo grupo debe elegir cuando empieza en esto de la música, no está muy claro. No sabemos si salió al azar de un sombrero o de un imán en la nevera. Sólo sabemos que tuvieron que buscar rápidamente un buen nombre para la banda porque Surfacing había empezado a sonar en la radio y como querían algo que diera la idea de unidad, se decidieron por Club. “A Lewis le interesa mucho la religión, su iconográfia, etc… y le gustaba la palabra Chapel”. El resto, como se suele decir, es historia.

Así empezaron a dar conciertos esporádicos por todo Reino Unido y, aunque dicen que fue una experiencia devastadora, a la vista está que les dio resultado: Palace, que “no es un disco que tenga muchas canciones, por eso queremos dedicarnos a escribir algunas más. En su momento no teníamos muchas canciones y decidimos grabar el material que teníamos”, dice Hibbert. Lo que no sabemos es si antes de escribir algo nuevo escucharán los temas que ya tienen, porque cuentan que no les gusta volver a oír su trabajo: “Cuando pones tanto trabajo en algo no quieres volver a oírlo, es como que te drena el alma. Una vez que se hace, no quiero oírlo de nuevo”.

Pero, aunque no les gusta escucharse, sí que disfrutan con el directo. El batería Rich Mitchell describe esa sensación: “Tocar en directo es totalmente diferente. Te dejas llevar por la adrenalina que sientes al estar en el escenario”. Y ¿a qué suenan estos chicos cuando se suben a un escenario? Pues entre sus influencias encontramos a grupos como Sonic Youth o My Bloody Valentine, pero Chapel Club quiere ir más allá y acercarse a Mercury Rev o The Flaming Lips.

En un futuro cercano, Chapel Club se ve yendo de gira y con un nuevo disco en el mercado porque la banda ya está trabajando en nuevos temas. “Nos gustaría tener unas treinta canciones e ir mejorando. También nos gustaría cambiar de dirección porque sería muy aburrido hacer lo mismo una y otra vez”. Y que sus fans estén atentos porque Mike Hibbert quiere publicar un álbum por año durante los próximos cinco años, aunque dice que no cree que vayan a llegar tan lejos. El tiempo lo dirá.

Escrito por
Más de CrazyMinds

Lana Del Rey estrena teaser de una nueva canción

La expectación por conocer cada paso de Lana Del Rey siempre es...
Leer más