Campingás – Demuéstrame que no eres una máquina

Discos Campingás - Demuéstrame que no eres una máquina

CAMPINGÁSMe encanta la frase “me gustas con tus defectos”, que para nada es lo mismo que “me gustas a pesar de tus defectos”. La primera de ellas es la que le dedico a Campingás, grupo pucelano que este año presentan Demuéstrame que no eres una máquina, su nuevo disco de 11 cortes.

Y, ¿Cuáles son esos defectos, musicales en este caso? Pues la ira, la rabia, el rencor que muestran sus canciones, incluso a veces la violencia con la que hacen su música. No siempre es así, lo sé. Pero escuchando los temas que componen Demuéstrame que no eres una máquina, se convierten en rasgos característicos de sus canciones.

“Me gustas con tus defectos” es, por consiguiente, una forma de decir que me gustan tus defectos. Me gusta la fuerza con que Campingás muestran sus temas. Me gusta el nivel de utopía compositiva que tienen la mayor parte de las canciones, y me gusta el grunge abrupto y por momentos demencial, que revelan con esas ganas de comerse el escenario, el micrófono, y todo lo que se ponga por delante.

Definir o encasillar a Campingás no resulta nada fácil. Hace poco tiempo pude leer en una entrevista que les hacían, que su música quería satisfacer a la gente del “pop, rock, indie, neo punk noise o como demonios quieran llamar a esto”. Recuerdo que al principio de la existencia de Campingás, su sonido se aproximaba mucho más al rock ochentero español más clásico y guitarrero. Ahora ese sonido ha mutado, y el noise pop más bandido y fuerte que se puede cruzar por tu camino, es lo que sale de Demuéstrame que no eres una máquina.

Conseguir este estilo en 3 años me parece un detalle realmente reseñable. Su pureza y complejidad. Su bordería constante y sus letras canallescas no muestran para nada un grupo inseguro que necesita la confirmación de nadie. Puedo suponer que esta reseña les gustará por el simple hecho de hablar de ellos. Pero si se habla bien o se habla mal no será relevante.

Yo quiero cerrar destacando que el sonido de Campingás no es lo mismo de siempre. No es un estilo manido y usado por cientos de grupos. Es original, divertido, fuerte y hostil. La historia de Juan de la Cierva es para tenerla en cuenta. Cuidado con Carina que me han dicho que es Cristina, o Juventud, divino regionalismo son títulos que muestran a las claras que la sencillez no es un rasgo característico. Y no me atrevo a adivinar si el futuro de Campingás va a ser redondo o cuadrado. Lo que sé es que el presente pinta muy bien.

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7.5/10

Síguenos en Facebook: