Ariel Pink Haunted’s Graffiti – Mature Themes

MATURE THEMESTenemos que mirar el reproductor para asegurarnos que es Ariel Pink el autor del disco que está sonando. El tema que abre el LP, Kinski Assassin, parece contado por un David Bowie en la década de los 70, con un órgano que podría estar sonando en un vinilo editado en plena efervescencia de la psicodélia y el ácido.

Y es que Ariel Pink, el abanderado del lo-fi, parece que en este Mature Themes está empeñado en hacernos un repaso de lo que ha sido la música pop en los últimos 40 años. Y en este compendio de temas que forma el disco nos vamos a encontrar de todo, en un claro intento de evitar la homogeneidad. Ariel saca el pequeño genio que lleva dentro y nos dice claramente que posiblemente es uno de los artistas más heterogéneos y versátiles, y ya nos avisa que está completamente de liberado de la necesidad de marcar un estilo y centrarse en más etiquetas de las necesarias.

Así, tenemos con Is This Best Spot? un gran ramalazo de excentricidad noise, una canción repetitiva pero hipnotizante a la vez; seguido de Mature Themes y Only In My Dreams, que bien podrían ser canciones pop de los 60, en pleno auge del movimiento hippie. Y la verdad es que no sólo en cuanto a melodía se refiere, sino en la intención de imitar el sonido de la época, de esos vinilos que escuchaban nuestros padres donde no había vestigio de nada digital, y los instrumentos daban un sonido directo y orgánico.

Symphony of The Nymph, con su órgano, nos traslada al principio de los 70, donde grupos como Black Sabbath evocaban las películas de terror y el LSD hacía maravillas y estragos por igual en las mentes de algunos grupos y artistas. En Live It Up, nos da un tema electrónico puramente retro, como si la electrónica hubiese involucionado hacia los primeros experimentos musicales que se hicieron con ella. E incluso se atreve con una canción de toques soul, como sacada de la Motown más gloriosa: Baby. Incluso el título no podría ser más cliché. Aunque también hay que resaltar que hay alguna canción que se le va de las manos, como Early Birs Of Babylon, que se hace eterna, o Schintzel Boggie, tema noise que parece sacado de la banda italiana Goblin en horas bajas.

Como ya os podéis esperar es un disco que crea rechazo en la primera escucha, pero con un segundo intento se crece a medida que vamos tomando conciencia de la cantidad de matices, ideas y aciertos que logra este artista personalísimo: Hipnotizante, irregular, desconcertante, onírico… Como un deja vu de la música que hemos ido escuchando en diferentes momentos de nuestra vida, Mature Themes se presenta como un viaje hacia los sonidos primitivos que cambiaron la música hace años, filtrados por la especial visión de este artista que es posible que dé mucho que hablar y que va creando expectativa con cada nuevo trabajo que saca a la luz.

No tenemos dudas de las aptitudes de Ariel Pink, ni de su genialidad, pero al finalizar la escucha del disco no puedo evitar pensar que este viaje al pasado bien ejecutado, no deja de ser una recreación de los sonidos que son imaginario colectivo de los aficionados a la música. Pero si una cosa falta en la escena musical actual es la innovación… ¿Hemos llegado al techo de la creación musical? ¿En las raíces está la clave de la evolución? ¿Es mejor un disco que recree el sonido de décadas pasadas con descaro, que otro que lo hace disimuladamente pretendiendo ser moderno? ¿Es todo este LP un gran tópico?

De nosotros depende oír el disco para el disfrute o plantearse estas preguntas.

PUNTUACION CRAZYMINDS: 7/10

 

 

 

Síguenos en Facebook: