Aflorismos, pensamientos póstumos

AFLORISMOS, PENSAMIENTOS PÓSTUMOS

Editorial Tusquets

Colección Marginales, 2011

Estamos ante un libro importante. De alguien tan importante para la cultura en España como Carlos Castilla del Pino. De alguien que ha trazado magníficos ensayos sobre los sentimientos, las patologías o los ámbitos humanos. De alguien que ha escrito dos libros de memorias imprescindibles, Pretérito Imperfecto y Casa del Olivo. De alguien que se encuadra en la mejor tradición humanista e ilustrada del pensamiento (cuando ha podido existir) español.

Estamos ante un libro que enlaza con referentes fundamentales de la literatura y pensamiento ibérico. Un libro que nos lleva a las máximas de Séneca, a las reflexiones de Baltasar Gracián y, sobre todo, a la sabiduría tranquila del Juan de Mairena de Juan de Machado. Un libro que, en definitiva, es un manual de vida, un compendio de reflexiones que pretenden trazarnos las líneas para alcanzar una vida serena y sabia, alejada de las imposturas que nuestro tiempo nos hace tragar día a día y que al final pasan por la única actitud aceptable en el mundo, ocultando lo que es la auténtica forma de afrontar con garantías de éxito (ese concepto tan propio y subjetivo, que diría Castilla del Pino) nuestro paso por el mundo. Y todo ello lo hace tratando alguno de los temas fundamentales que debemos de aclarar para poder ser de una manera humana y auténtica.

Temas que van desde  la concepción de la vida hasta el significado de la memoria, desde el concepto de Dios a la necesidad de la creencia, desde el papel de la ficción a la importancia de la intimidad, desde la necesidad de la soledad a la vanidad de la envidia, desde la impostura al saber confiar en los otros, desde el papel de la escritura a la seducción del poder. Temas que se tratan desde la perspectiva directa y transparente que ofrecen los aforismos, aforismos que en Castilla del Pino afloran desde su consciente y subconsciente para manifestarse mediante el lenguaje y poder así llegar a los demás en toda su plenitud y profundidad.

Como en todo buen libro de aforismos siempre hay frases para recordar y repetirlas como un mantra cada vez que la vida nos mira a los ojos. Podría empezar a citarlas y romper cualquier límite necesario en una reseña pero no puedo evitar mostrar alguna de las perlas afloradas que Castilla del Pino nos ofrece:

“Saber qué no leer: la forma superior de leer”

“No te exhibas. Que los demás te descubran”

“Dios es (sólo) una palabra”

“Escribir: no querer morir”

“Uno es todos los que puede representar”

“¡Cuidado con los justos!

“Apolo para vivir. Dionisos para pensar.”

“Callar, pero no mentir”

“No se es neutral. Se simula”

“Mejor no probar el poder: podría gustarnos.”

“No hacer de, sino ser”

Vistas estas muestras, entre muchas más, sólo podemos decir que Aflorismos constituye un libro imprescindible de los que muy de vez en cuando aparecen en las librerías. Si lo veis cogedlo, y esperad a tener la mente serena para poder apreciar con todos los matices sus sabias reflexiones.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 10/10

Más de Vicent Rebollar

Un momento de descanso (2011), de Antonio Orejudo

Editorial Tusquets Cuando se acaba de leer Un Momento de Descanso se...
Leer más