22 Canciones para 22 Momentos Con… Yo, Estratosférico

YO ESTRATOSFÉRICO

A principios de año, Yo, Estratosférico volvían a conquistar nuestros oídos con los enérgicos y directos hits de su EP Aves Raras, un nuevo paso de una trayectoria que va creciendo paso a paso y que ofrecerán en directo este próximo viernes 16 de noviembre en la madrileña Sala Siroco junto a Doble Elefante (entradas ya a la venta aquí). Por eso, les hemos invitado a pasar por nuestro cuestionario / playlist de 22 canciones para 22 momentos, y este es el resultado…

Canción para un funeral

Song to say good bye de Placebo. Nos parece trágica y dramática. Otra opción sería Wish you where here de Pink Floyd. Aunque nos parece más para alguien que anhelas en vida.

Canción para poner de melodía de despertador

Wake up de Arcade Fire. Además de las razones obvias de su título, por empezar el día con una píldora con las proporciones perfectas entre energía, melancolía y épica que transmite la canción; por estar tarareando la melodía hasta que te acuestes y para que se te pongan los pelos de punta cada vez que lo hagas.

Canción para recibir a seres de otra galaxia

Folding Stars de Biffy Clyro. Porque no se conoce ser de ninguna galaxia que se resista a las estratosféricas melodías de estos escoceses, y para que se vuelvan a su planeta sin poder parar de pensar en Eleanor, así recordarán la tierra para siempre y harán cualquier cosa por pasar un minuto más acá.

Canción para Pedro Sánchez

La Ribera de León Benavente. Para que no deje de asomarse a la ventana y ver la realidad de las calles en la que viven muchísimas personas; para que no perpetúe la formar de gobernar y la corrupción que sufrimos desde hace demasiado tiempo; para que no venda lo que es de todos a los intereses de unos pocos. Y porque no, no es tan normal que se parezcan el futuro y el pasado.

Canción para un resacón

The Worst Hangover Ever de The Offspring. Por pasarla de buen rollo y porque, ¿quién no ha dicho alguna vez eso de: “no vuelvo a beber en mi vida, al menos hasta el próximo finde”?

Canción sadomasoquista para un mal día

Creep de Radiohead porque camina lenta, como cuando tienes un día malo, tiene esa belleza extraña que posee el drama y se desquebraja como cuando se te cae el cielo y a la vez te hace sentir como una mierda.

Canción para tu ex

Pesadilla en el Parque de Atracciones de Los Planetas. Cuando una relación termina, lo sano debe ser llevarse bien, mantener una actitud amistosa, pero vivimos en una época sobrecargada de lo políticamente correcto, así que por añadir un poco de mala leche a 2018, que no viene mal en general y en determinados casos en particular…

Canción para tu boda/arrejuntamiento

Just Breath de Pearl Jam. En el último concierto que hicieron los de Seattle en Madrid, Eddie Vedder presentó esta canción hablando de un amor inmenso y verdadero, más grande que toda la belleza que hay en el cielo estrellado… y se la dedicó a dos buenos amigos españoles que se habían casado recientemente. Nosotros se la dedicamos nuestra pareja más especial y estratosférica y, además, a todas las personas que sienten el amor de una forma sincera, verdadera, tolerante y respetuosa.

Canción de cuna

Lullaby de The Cure. No podía ser otra.

Canción para perder la jodida cabeza

Socker de Kent. Porque nos volvemos locos cada vez que escuchamos esa melancólica melodía vocal y musical, además también perderás la cabeza con una de las letras más poéticas jamás escrita.

Canción para cerrar los ojos

Violently Happy de Björk. Si hay alguien que te pueda trasportar a otro universo con los ojos cerrados esa es la cantante islandesa.

Canción para saltar un poco más alto

Victory de Notorious Big. Con esta canción vas calentando poco a poco y antes de que te des cuenta te encuentras saltado por encima de tus posibilidades.

Canción para ir a correr

Run de Snow Patrol. Cuando sales a correr estás huyendo de algo. Bien sea del día a día o de algo que no te gusta de ti. Esta canción es muy inspiradora para ese objetivo y funciona a modo de doping sano, dando un plus a tu cuerpo y mente.

Canción para un día de playa

Wouldn’t it be Nice de The Beach Boys. Si hablamos de playa y música no podíamos encontrar otro grupo mejor.

La jodida mejor canción de amor

Where The Wild Roses Grow de Nick Cave y Kylie Minogue. Estas dos voces juntas transmiten amor ysensualidad. Una historia bella de la que los protagonistas sean capaces de morir por amor, aunque hable de otras muchas otras cosas.

Canción que odias pero que cuando suena no puedes parar de cantar

Ni una sola palabra de Paulina Rubio. De normal la cantas pero ojo que como hayas bebido puedes aparecer en un video en redes sociales encima de un altavoz dándolo todo.

Canción más rara que hayas escuchado

Canciones guturales tuvan de Khoomei huun-huur-tu. Puestos a poner algo realmente raro hemos decidido poner esta y posiblemente sea la única que ha habido unanimidad. Música folk de Mongolia que sin duda debes escuchar y no te deja indiferente.

Canción que te hubiera gustado haber escrito/tocado

A donde ir de Viva Suecia. Una canción que te cautiva desde el primer riff de guitarra, se va desarrollando sin un estribillo repetitivo, con capas de sonido que te van envolviendo y una letra que parece escrita por ti mismo pero que desgraciadamente no se te ocurre. ¿A quién no le gustaría escribir una canción así?

Canción para una cápsula del tiempo

¡Motín! de Yo, Estratosférico. ¿A quien no le gustaría ser recordado en el tiempo? Pues nada mejor que una canción propia que habla de un amor explosivo del que no conviene a nadie. Totalmente atemporal. Seguramente dentro de varios siglos Romeo y Julieta seguirá siendo una historia interesante para todo el mundo.

Canción para una manifestación

El Banquete de Fiura. Por lo que nos toca, porque surgió en un momento especial y esencial de nuestra vida y de todo lo que nos rodeaba… seguramente no ha perdido su vigencia.

Canción de música clásica

Adagio de Tomaso Albinoni. Fue un descubrimiento a través de unos de nuestros favoritos The Doors.

Canción para las 5 de la mañana

Copenhague de Vetusta Morla. Rufus Wainwright decía que para ese momento nada como escuchar ópera. Todavía no hemos llegado a ese sublime clímax y nos quedamos con Vetusta.

Un saludo final para los lectores…

Muchas gracias a todos los lectores y esperamos que os hayamos entretenido e inspirado para elaborar la lista de vuestras vidas. Un abrazo estratosférico.

Escrito por
Más de CrazyMinds

La nueva locura de Ariel Pink

No se puede negar que Ariel Pink es un artista muy prolífico,...
Leer más