Kurt Vonnegut: Matadero 5 o la cruzada de los niños

MATADERO 5
Escucha:

Kurt Vonnegut fue a una guerra, una gran guerra, una guerra mundial. Y en esa guerra Kurt y sus compañeros mataron a unos cuantos jerrys (alemanes) y éstos, para no quedarse cortos, mataron a unos cuantos yanks (americanos), y así el número de jerrys, yanks, brits, tovarich y japs muertos fue engordando hasta alcanzar proporciones que más valdría manejar en términos estadísticos por el bien de la salud mental de uno. Después Kurt cayó prisionero y fue enviado a Dresde donde una noche vio como los aliados arrojaban más de medio millón de bombas sobre la población civil. A la mañana siguiente vio las ruinas de la ciudad, vio pilas y pilas de cadáveres calcinados y vio como fusilaban a su amigo por robar una tetera. Cuando lo liberaron le dieron una medalla y lo mandaron a casa diciéndole que era un héroe. Pero Kurt no estaba nada contento con eso, Kurt no se tragaba los desfiles, ni los discursos, ni las películas que celebraban la victoria de un conflicto que se había cobrado millones de víctimas. Allí había algo absurdo que la gente se empeñaba en ignorar, algo torcido. Por eso, cuando volvió a estallar una guerra y sus compatriotas corrieron como locos para enrolarse a matar charlys (vietnamitas), Kurt pensó que tenía que hacer algo.

Y se dijo a sí mismo: Demonios, voy a escribir una novela.

Y se puso a ello.

Y escribió Matadero 5.

Así fue la cosa.

Aclamada por la crítica y el público, Matadero 5 es una de las mejores novelas antibelicistas de todos los tiempos. En ella Kurt Vonnegut nos narra las peripecias de su alter ego desquiciado: Billy Pilgrim. Veterano de guerra, exitoso optómetra y padre de familia, Billy es uno de esos afortunados que viven el sueño americano. Sin embargo el recuerdo de su experiencia en Dresde (una de las mayores masacres de civiles perpetrada por los aliados) lo persigue como una pesadilla de la que no puede despertar. El hecho de que viaje sin control por el tiempo para revivir el bombardeo no lo ayuda, el que lo secuestren unos alienígenas para meterlo en un zoo junto con una estrella del cine porno, mucho menos. Con una técnica y un ritmo que quitan el aliento, Vonnegut nos arrastra a una historia conmovedora donde la risa y la lágrima brotan de un mismo tallo, la historia trágica y cómica de un hombre inocente que busca hacer las paces con su pasado sin saber que tal paz le es imposible porque el precio a pagar es lo único a lo que no puede renunciar: su humanidad.

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10

Escrito por
Más de Felipe Pino

La vida instrucciones de uso (1978), de Georges Perec

Editorial Anagrama Georges Perec no es un escritor. Georges Perec es un...
Leer más