The Levitants: “Creo que somos un grupo que tiene un concepto muy claro de lo que queremos hacer”

Destacados The Levitants: "Creo que somos un grupo que tiene un concepto muy...

Fotografía: Patricia Martín

Dentro de los tantos grupos emergentes de nuestro rico panorama musical, The Levitants son sin duda alguna el grupo que más encaja con un dogma de tener las ideas claras y desmarcarse de lo habitual. Dani (batería), Sergio (voz y guitarra) y Juan (sintes y coros), forman este peculiar trío de “cabezotas y exigentes” que exprimen la música y la originalidad hasta el último momento. Hace apenas una semana que han presentado su primer trabajo con Subterfuge Records (Neuman, Anni B Sweet, Angel Stanich…), titulado ‘Enola’. Hoy nos sentamos con ellos para hablar de este trabajo, la peculiaridad de su sonido, su proceso de producción, su extensa gira, y el exitazo involuntario que tuvieron en Kirguistán.

A pesar de que el disco se ha publicado hace pocos días, queríamos saber si el público ya os ha transmitido sus primeras sensaciones, y ya de paso cuáles son las vuestras al haber podido escuchar el álbum entero.

Sergio: Es curioso, porque llevamos mucho tiempo con el disco, y la gente, ahora que ha salido es como «¡esta canción está de puta madre!», y nosotros pensamos «llevamos tocándola un tiempo en directo».

Pero sí que es cierto que nos está escribiendo mogollón de peña por Instagram. Es importante notar ese feedback, y también hemos notado desde que hemos empezado a lanzar singles que viene más gente a los conciertos y que nos escriben de países que no pensamos que nos fuesen a escribir, países de Latinoamérica, de Inglaterra, de Italia.

Dani: Es muy guay porque teníamos las expectativas medidas, porque somos un grupo cantando en inglés en España y tal, y ahora el inglés no está tan de moda como hace unos años, hoy en día todo el mundo quiere cantar en español. Esto es como una moda que va y viene y dentro de unos años volverá a ser en inglés. La verdad es que estamos un poco flipando porque desde que sacamos el primer single en febrero hemos tenido una acogida bastante guay.

Juan: Es que cada single en realidad son temas muy diferentes, y mola porque a cada persona le gusta uno. O sea que realmente es una cosa hecha para un segmento muy grande de gente. 

Al final la música tiende a ser crónica de lo que los músicos viven o sienten.

El disco, en una primera escucha, tiene un aire muy conceptual. Habladnos un poco de cómo habéis ido configurando las letras y la influencia que han podido tener vuestras experiencias personales a la hora de crearlas.

Sergio: Las letras las hago yo, pero creo que The Levitants es un proyecto en el que todo está muy cohesionado, tanto sonido como letras. La gente que no sepa inglés viene y nos habla de las letras en plan «bueno no sé qué dicen exactamente, pero me quedo con esto» y digo «pues vas bien», porque en realidad está como muy unido.

Tenemos un imaginario común implícito tanto en el sonido como en las letras, entonces está todo muy cohesionado. Creo que somos un grupo que tiene un concepto muy claro de lo que queremos hacer, y puede dar a pensar que es un disco conceptual, pero no lo es. Solo que tenemos claras las cosas de lo que somos. Las letras sí que tienen que ver la mayoría de las veces con cosas personales mías, de la banda o nuestro entorno. Al final la música tiende a ser crónica de lo que los músicos viven o sienten.

Dani: El disco no es conceptual, no está diseñado. Son una serie de canciones grabadas en un momento preciso de la banda y reflejan un poco la estética, y creo que es justo lo que dices.

Juan: Básicamente es eso. ‘Enola’ es producto de unas circunstancias y un contexto y ya está, pero no es conceptual en absoluto. Como parece que tenemos una imagen marcada parece que van por ahí los tiros, pero no, somos así porque nos sale así.

Dani: Es cierto, no es que haya un diseño del grupo. Hay veces que cuando tienes las cosas claras y te entiendes bien, vas funcionando en una sola dirección. 

Hablemos un poco del sonido de ‘Enola’. Sois un grupo “peculiar” en vuestra propuesta. No tenéis bajo como instrumento físico, lo que os habrá obligado de alguna manera a reinventaros para tratar de lograr que la música y las letras confluyan. ¿Cómo habéis logrado este sonido tan “vuestro” y cómo han ido evolucionando las alternativas hasta lograrlo?

Juan: Todo surge producto de un momento y unas circunstancias determinadas. Al principio éramos cinco, pero cuando las cosas se pusieron serias las otras dos personas dejaron la banda. Total, que teníamos dos fechas para tocar y no teníamos bajista y había que sacarlo adelante, así que me puse a hacer bajos con un sinte… y hasta hoy. 

Sergio: La idea nos gustó mucho. Nos escribieron bastantes bajistas del rollo «oye, ¿necesitáis bajo?» o «es que he visto que no tenéis bajista…» y era Juan el que respondía «¿cómo que no tenemos bajista?» (risas). 

Dani: Nos sentimos muy cómodos cuando empezamos a tocar con un Microcom que ni siquiera era nuestro. Fue cuando decidimos hacer de esa “debilidad” una fortaleza y lo hemos ido puliendo. Ahora se ha convertido en una de las señas del grupo. Cuando tocamos en directo lo hacemos en línea y la gente se pregunta «dónde está el bajo». Lo mejor de todo es que tocamos 100% en directo, no lo llevamos programado. 

Nunca dejamos nada al azar ni nos conformamos con una pasada.

Cuando escuchas el disco por primera vez, es curiosa la “marejada” de sonidos, y te preguntas “¿cómo lo han logrado? si incluso tienen un instrumento menos que una banda al uso”…

Sergio: Es como decía Dani, hemos logrado de algo que al principio supuso un problema, pero vimos que es algo diferente y nos desmarcaba del resto.

Dani: Además, al componer con “menos es más” o solo tres y que suene grande, es un ejercicio que a la hora de hacer cosas en el local te tienes que exprimir mucho el coco. Intentando, con lo que tenemos, hacer lo máximo.

Juan: Además somos tres cabezotas y le damos mil vueltas a todo para quizá quedarte con la primera opción. Nunca dejamos nada al azar ni nos conformamos con una pasada.

Dani: Los tres tenemos bastante personalidad a la hora de componer.

Sergio: Somos bastante pasionales y ninguno nos dejamos llevar a la hora de componer, entonces tiramos los tres a la vez y eso yo creo que suma mucho. Y a la par de ser pasionales y discutirlo todo musicalmente, nunca nos hemos entendido tan bien con otra gente, por eso The Levitants es tan fuerte. Cuando había más gente había un bloque duro con Dani y conmigo, hasta que se metió Juan y lo que no estaba en ese bloque se acabó quedando fuera.

En el momento en el que una canción nos suena a algo huimos radicalmente, aunque la canción sea brutal.

Profundizando un poco en las canciones de ‘Enola‘, es innegable que su sonido es muy heterogéneo a pesar de esa uniformidad entre letra y sonido. Hay canciones que tienen un cierto aire a un sonido próximo a la New Wave, y metiéndonos con canciones en concreto, la batería del inicio de “Red Lines” marca un compás muy propio del punk. También, por ejemplo, el sonido de “From The Other Side” tiene ciertas similitudes con la música alternativa electrónica de grupos como MGMT. ¿Ha habido alguna influencia de por medio de la música que hayáis podido escuchar durante la creación de ‘Enola‘?

Juan: Cada uno venimos de unas influencias musicales súper diferentes. Sí que es verdad que a lo mejor, en este momento de pasar tanto tiempo juntos, empiezas a escuchar muchas cosas que son las mismas. A mí también se me han pasado por la cabeza por momentos MGMT, en la onda de lo que has comentado de “From The Other Side”. Escuchamos cosas de ese rollo y eso se plasma en las canciones

Sergio: Sí que es cierto que cuando componemos un disco tratamos de no escuchar mucha música por evadirnos, para no sentirte tan desbordado. Luego sí que escuchamos muchísima música, pero en la preparación de las canciones estás centrado en el disco y te olvidas de lo demás. De hecho, en el momento en el que una canción nos suena a algo huimos radicalmente, aunque la canción sea brutal.

Dani: Se tiran muchas ideas porque decimos «hostia, mola mucho, pero me recuerda mucho a…» y como ya haya dos que opinan eso, adiós tema.

Sergio: A la hora de hacer canciones somos muy francotiradores. O dejamos la canción como nos gusta o la matamos. Hemos descartado material increíble.

Dani: Aunque luego no te puedes poner a hacer un tema si hay algo que realmente no te convence. Puedes estar motivado, pero si estas rayado con la idea de que no estás haciendo algo original… Muchas veces a la hora de componer, aunque te enmarquen en un estilo, bien dark wave, o como te de la gana, al final queremos hacer cosas frescas, no queremos hacer un revival de nada.

Sergio: Llegó un tío en un showcase diciendo «es que me habéis llevado al pasado con este tema» y no, lo que queremos es «llevarte al futuro» (risas). Los grupos a los que le recordábamos, son ya viejos para mi padre. Está guay, pero no me han influido. Supongo que me habrán influido grupos que he ido escuchando y se ha quedado ese poso.

Dani: Al hilo de lo que has comentado de que ‘Enola’ es una propuesta heterogénea, el disco no se ha compuesto en un mes. Son canciones que han surgido durante un año y medio, y hay algunas próximas a “Coimbra”, como “Red Lines”, y luego hay temas que se han creado a una semana de grabarlo. Lógicamente eso marca una evolución y hay algunos temas que marcan más el hacia dónde van los próximos pasos del grupo, y otros que muestran el inicio del proceso. Esos cambios le dan riqueza.

Habéis mencionado “Coimbra“, la canción que cierra el disco. Fue la primera canción que digamos “os dio a conocer”. ¿Teníais pensado desde un primer momento meterla en el disco?

Sergio: Hemos cambiado de opinión en esto varias veces, en plan, yo la quiero meter y este (señala a Juan) no, y cuando él la quiere meter yo digo «pues ahora no» (risas). “Coimbra” tenía algo muy especial y suponía el inicio de esta nueva etapa. 

Juan: Es un tema muy bueno que salió en un momento en el que no nos conocía “ni Perry” y se merece ser escuchada.

Dani: Le queríamos buscar un sitio especial, para darle la importancia, pero tampoco dejarlo en medio del disco. Tenía que tener un sitio concreto.

Sergio: Nos planteamos ponerla como un bonus track, pero es cuando das algo nuevo. Tenía más sentido ponerlo como cierre, para recordarte a lo anterior. Un homenaje al tema, porque todos los temas se han masterizado en Nueva York (risas).

Dani: Es que el otro día nos dijimos «hemos hecho un master de la ostia, y nunca lo decimos».

Juan: Han masterizado mogollón de cosas en plan, Ramones, MGMT, The Beatles, David Bowie, Interpol

Sergio: Volviendo a “Coimbra”, el homenaje es también para la gente que nos escuchó desde el principio, a modo de agradecimiento. Les hace ilusión comprarse el disco y ver que está “Coimbra” y con una masterización muy buena.

Dani: Hay dos temas que hemos metido que estaban publicados, “Coimbra” y “Telescape”, y la masterización les ha dado una vida nueva. De hecho, le pasamos el disco a unos colegas y nos decían si habíamos vuelto a grabar los temas y les dijimos que no, que solo les habíamos dado una masterización nueva. Cambió tanto que parecían temas nuevos.

Sergio: Y además le dio un sentido conjunto con ‘Enola’.

¿Tenéis alguna canción preferida dentro del disco, a nivel personal y a nivel de grupo?

Juan: Mi “favoritísima”…

Sergio: Va cambiando por momentos porque Juanillo a lo mejor dice una nueva hoy (risas).

Juan: Yo soy muy caprichoso, si que es verdad. Aunque yo diría “Kolmanskop”, sin duda. Sin menospreciar al resto, me parece la mejor canción. Es la que más disfruto tocando…

Dani: Es porque se hace un baile con el solo barroco (risas).

Juan: Me parece un “temaco”, está feo que lo diga, pero me parece la hostia (risas). Luego empiezas a chismorrear contigo mismo, pensando, «cuál será la que más le va a gustar a la gente». La realidad es que tenemos suerte porque a cada persona le gusta una diferente.

Dani: Creo que es por lo que decías antes de que es una propuesta heterogénea. Al final cada canción llega de una manera a alguien. No es el típico disco que te lo pones y, si no estás escuchando, parece que suena la misma canción todo el rato. Dicho lo cual, entre mis canciones favoritas voy a decir una que al principio nadie diría, que es “Mirror Eyes”. Al principio me encantaba y pensaba que iba a ser un single, luego ha ido reculando y estoy también con “Kolmanskop”. 

Sergio: Mi abuela tiene cinco hijos y dice «si me cortan un dedo me va a doler igual». Yo digo lo mismo de las canciones (Juan y Dani se ríen y le piden que se moje). No me voy a mojar para que la peña escuche el disco y, si es posible, en orden, que lo hemos elegido con mucho ahínco. Queremos que sea un viaje que suscite cosas.

Dani: Hay otra cosa de lo que la gente no se da cuenta. Hoy en día solo se escuchan singles o playlists pero antes, y creo que a la gente joven le puede petar la cabeza, solo podías conseguir la música si te comprabas el disco, y a veces era jodido conseguirlo. Y había un orden que ahora se mantiene, pero es muy poca gente la que escucha desde la primera hasta la última sin saltarlo.

Sergio: De hecho, hay una diferencia entre el CD y el Vinilo, y es que, en el segundo, “Red Lines” empieza distinto. Hay una serie de detalles que marcan la diferencia. Al darle la vuelta al vinilo, los temas están escogidos de tal forma que la cara A y la cara B tengan una cierta cohesión, que te cambien el estado emocional. Está pensado para, si te gustan The Levitants, escucharlo primero en orden, y luego ya haz tú tu propio orden. La “sugerencia del chef” es esta (risas).

¿Os habéis dejado canciones para sacarlas, bien como single o para un próximo LP?

Juan: Hemos “vomitado” todo lo que teníamos.

Dani: Terminamos la grabación hace un año, entonces en ese momento metimos todo lo que quisimos. Pero de un año para acá ya hay ideas.

Sergio: Como somos tan milimétricos a la hora de hacer canciones, nos centramos 100% en esas, y tenemos muchas ideas que las hemos dejado para trabajarlas ahora. 

Creo que es más interesante vernos en sala, con un concepto que llevamos pensando mucho tiempo, y transmitirlo.

Con respecto al proceso de grabación, ‘Enola‘ es vuestro primer trabajo con Subterfuge, y la producción ha ido de la mano de Javier Nieto, que ha trabajado con Ángel Stanich y Arizona Baby. ¿Cómo valoráis esta experiencia?

Dani: Javi Nieto era un viejo conocido. Cuando te mueves en una ciudad más pequeña, porque en Madrid tienes miles de opciones, pues al final la cercanía marca la diferencia.

Juan: Yo he grabado las teclas de ‘Antigua y Barbuda’, de Stanich, por ejemplo. Somos una gran familia, y nos conocemos todos.

Sergio: Javi Nieto me parece uno de los mejores técnicos, y si estuviese en Madrid lo reventaría. Está en Valladolid y lleva una vida muy asceta. El estudio lo tiene en un pueblo en medio de la meseta, donde no te va a molestar nadie, al lado de Villalarque.

Dani: ‘Enola’ se grabó en Adobe (risas por el doble sentido de la palabra). 

Sergio: Moló mogollón porque tenemos mucha confianza. Es un estudio que tiene mucho curro de directo. Javi no tiene mucho tiempo para grabar y es una suerte tenerlo y que seamos tan cercanos. Es que seguramente grabar con un tío de esta calidad en Madrid sería impensable, por el desembolso que supone. 

Dani: Se desvive por los proyectos y se involucra mucho en la grabación.

Juan: Nos conoce muy bien y nos sabe guiar por el proceso de grabación sin que nos matemos, porque él sabe que somos muy complicados de llevar. 

Dani: Te entiende muy bien cuando le dices una metáfora de un sonido que quieres alcanzar.

Dadnos detalles de qué podemos esperar de The Levitants en el directo.

Sergio: Igual que proponemos escuchar ‘Enola’ en orden, en el directo metemos más temas del anterior EP y a veces metemos versiones muy locas, pero es algo muy raro. Pero cambia en función del tipo de público. Si vas a un festival te dicen que tienes X tiempo para tocar y un tipo de público que sabes cuál va a ser. Creo que es más interesante vernos en sala, con un concepto que llevamos pensando mucho tiempo y transmitirlo. El set tendrá la duración que nosotros queremos, en el orden que queremos, para tratar de crear un momento único en el oyente que encima es fan. En un festival tienes que darte a conocer y lo planteas de otra forma.

¿Cuál es el siguiente paso? ¿Qué podemos esperar de The Levitants?

Sergio: Vamos a girar mucho, grabaremos algo suelto, y otro LP esperemos que dentro de mucho menos tiempo del pasado entre ‘Coimbra’ y ‘Enola’.

Como última pregunta, saliéndonos ya de Enola, quiero preguntaros acerca de lo de Kirguistán…

(Risas)

Sergio: Realmente nos enteramos porque alguien nos dijo que teníamos un montón de escuchas en Shazam.

Dani: Ni siquiera éramos conscientes de que estuviésemos en Shazam.

Juan: Resulta que hay un Shazam para artistas que puedes ver desde dónde te “shazamean”. Si buscas un tema en concreto.

Dani: Si buscas “On The Top”, que es el tema que grabamos para cerrar el disco en 2013, y al principio sí que era el favorito de mucha gente, pero en Spotify no tenía muchas escuchas. Acabamos quitando el disco y al tiempo sí que vimos que los shazams seguían subiendo. Nos bajamos el Shazam para artistas y vimos que las escuchas seguían subiendo hasta 70.000.

Sergio: No dábamos crédito, nos estábamos quedando loquísimos. Comparamos con artistas nacionales e internacionales y dijimos «pero qué está pasando».

Dani: Tenemos que ir un fin de semana tonto a Kirguistán, hay que buscar un momento (risas). Sobre todo flipamos porque dijimos, «le habrá pasado a alguna canción más de las nuestras», pero no, porque “Coimbra”, que era la más conocida, tenía 360 escuchas. 

Sergio: Molaría que estuviese en algún vídeo de rusos de estos que se ha hecho viral,  y que se haya escuchado por eso (risas). Creo que algún día, si podemos, como dice Dani, deberíamos investigar todo eso.