Vibrowaves: “la sociedad vive de forma antinatural” (2019)

La formación valenciana Vibrowaves publicaba el pasado mes de noviembre su debut Black Blood. En él, este dúo formado en 2016 por José (guitarra, batería y voz) y Marcos (guitarra, batería y voz), se nutre de géneros como el blues tradicional, el garage o el rock de vanguardia, para lograr un resultado bastante alineado con el rock alternativo anglosajón de factura más comercial. El trabajo está compuesto por siete canciones que han sido grabadas y mezcladas en Carcosa Studios y posteriormente masterizadas en Ultramarinos Mastering. A pesar de acabar de lanzar su primer largo, estos dos años han pisado ya festivales como el Interestelar, el Primavera Pro, el WAM Estrella de Levante, el Cooltural Fest o el Granada Sound.

Este fin de semana, Vibrowaves recorrerán tres ciudades de la península para presentar su proyecto. Desde Sevilla hasta Madrid, pasando por Badajoz. Es por ello que hemos querido acercarnos más a su proyecto y conocer a fondo el funcionamiento de este grupo, que, curiosamente, se intercambia los instrumentos indistintamente.

Quiero comenzar preguntándoos por la estructura de vuestra formación. Además de ser solo vosotros dos sobre el escenario, por lo que tengo entendido os intercambiáis los roles entre guitarra, batería y voces. ¿Qué valor creéis que esta peculiaridad aporta a la experiencia de vuestros directos? 

Es algo que suele sorprender y gustar a la gente, que hace el directo más dinámico, le da un componente de show. De repente el guitarra pasa a tocar la batería y el batería a tocar la guitarra y el directo sigue sonando y funcionando igual. No es nuestra intención crear valor ni sorprender, simplemente a los dos nos gusta tocar los dos instrumentos y en cada canción hemos cogido el rol que, o bien nos hemos merecido o bien nos ha gustado, y en este sentido no suele haber discusiones, surge de forma natural por parte de ambos.

¿Qué ventajas o inconvenientes tiene este formato?

Como ventajas destacaría que a la hora de tomar decisiones y ponernos de acuerdo es mucho más sencillo y rápido, también es mucho más fácil viajar y coincidir en horarios para asuntos de la banda como ensayar, entrevistas. Como desventajas, evidentemente los gastos, que corren a cargo únicamente de dos personas, y para montar y desmontar solo somos dos, y llevamos el equipo de un grupo de tres o cuatro personas igualmente. A nivel musical y de composición, pues es una desventaja no contar con un bajo que marque lineas guapas o un teclado, pero por otra parte esta formación nos motiva para buscar y sacar composiciones que al escucharlas no se echen de menos el resto de instrumentos, para que con solo dos miembros la cosa suene sólida y bien.

Al pensar en otros grupos españoles recientes que también sean formato dúo se me vienen a la mente Presumido, Cala Vento, Yawners… Cada uno con su estilo, sus referentes. ¿Qué grupos tenéis vosotros como referentes? ¿Cómo creéis que se posiciona vuestro sonido -más anglosajón, más orientado al indie rock convencional- en el panorama español actual?

De fuera, en formato dúo como referentes tenemos a Death From Above, Black Keys, Royal Blood o Deap Vally. La posición en el panorama español actual… de pena, y es una lástima porque lo que vemos es que sí que hay un público nada despreciable al que le gusta nuestro estilo, y en España hay mucha variedad de grupos de calidad con un estilo similar. Lo que vemos es que la oferta y el apoyo que le dan los interesados en el negocio de la música, pues no es tan grande como el que se le da a lo más “convencional”. De pena, vamos. 

El pasado mes de noviembre publicasteis vuestro primer trabajo, Black Blood ¿Cómo ha sido la conceptualización y producción del trabajo?

Black Blood es la visión de la sociedad actual en la que vivimos, no de toda, pero sí de la gran parte, en la que vivimos de forma antinatural, anclados en los problemas, en el trabajo, buscando el “éxito”, con las redes y avatares virtuales, con nuestras adicciones, etc, lo que lleva a que se cultiven y nazcan en nosotros sentimientos o emociones negativas como la ira, o la rabia, el odio, etc. Es a esto a lo que llamamos sangre negra. Black Blood es el tema principal, pero el resto de canciones giran en torno a este concepto.  

¿Cómo está siendo la recepción estos primeros meses?

Muy buena la verdad, tanto en prensa escrita y radio nos están dando un buen feedback, la gente también disfruta mucho en el directo y luego nos comentan que el disco les ha gustado.  

¿Creéis que, en España, el hecho de cantar en inglés puede ser una barrera para con el público?

No, y cada vez menos, ya ha habido grupos en el pasado y actualmente también existen. Digamos que el inglés no es “convencional” a día de hoy en España.  

Hablando de la nueva escena emergente en España, me gustaría resaltar la buena cantera que tenéis en Valencia. Se me vienen a la mente propuestas tan diversas como LISASINSON, Carlota, Calivvla o Los Invaders, con quienes compartisteis cartel hace poco. ¿Cómo os enmarcáis dentro de esta escena? ¿Creéis que Valencia es un buen sitio para iniciarse en la música? ¿Hay un buen caldo de cultivo?

Bueno, creo que en poco tiempo hemos pasado a ser conocidos y eso está guay, hemos conocido mucha gente del mundillo musical en Valencia, en todos los ámbitos, y eso nos ha permitido crecer y aprender mucho, en Valencia hay gente realmente buena y muchas ganas. Definitivamente, es un lugar muy bueno para la música. 

También habéis estado ya en festivales como el Interestelar, el Primavera Pro, el WAM Estrella de Levante, el Cooltural Fest o el Granada Sound. ¿Cómo valoráis este formato frente al circuito de salas?

¡Buah, en los festis nos lo pasamos genial la verdad! Tuvimos bastante acogida cuando tocamos en horas adecuadas, lo cual nos sorprendió porque estos festivales están mas orientados a lo convencional, pero a pesar de ello nos encontramos muchas veces que bastante gente venía a nuestro escenario y se ponía a bailar. Después, hablando con la gente nos comentaban que echaban en falta grupos de nuestro estilo en los festis, una lástima… En definitiva, fue muy divertido y también nos permitió conocer a más gente a nivel nacional relacionada con la música en España.

¿Dónde podremos veros próximamente?

Pues este fin de semana hacemos un weekend tour de tres días y estaremos el 23 de enero en Sevilla, en Sala X, junto a Johnny B. Zero, otro grupo valenciano muy guapo, el 24 en Badajoz en Sala Chatnoir junto a los Massive Stone y el 25 en Madrid en Sala Rockville junto a Los Satrapas.