SILOÉ: “Este es un disco de directos” (2020)

Fotografía: Alejandro García-Cantarero

Después de La Verdad (2016) y La Luz (2018), dos trabajos más intimistas, Siloé presentan Metrópolis, un álbum en el que encontramos más presente que nunca la electrónica que además de colarse tímidamente en su anterior trabajo ha ganado presencia en los directos de la ahora formación.

Es jueves por la tarde y nos encontramos en Madrid con Fito (voz) y Xavi (dj y productor), dos tercios de lo que hoy es Siloé, una fórmula renovada y lista para irrumpir con fuerza en las pistas de baile y sobre todo, en los escenarios.

Aunque llevan ya unas cuantas semanas de promoción y les quedan, según nos cuentan, otros dos meses, Xavi y Fito no pierden la energía que les genera este nuevo trabajo y que nos transmiten en su forma de hablarnos de él.

Antes de nada, la pregunta obligada, ¿qué nos traéis con Metrópolis?

Fito: Este nuevo álbum es una renovación de la banda absoluta. A partir de ahora Siloé somos tres personas, de las cuales solo dos se ven en el escenario, Xavi en la parte electrónica, como dj, y yo, que vengo del mundo de las bandas y el folk. El otro componente es Óscar Herrador que es un ingeniero de sonido. Nosotros venimos reivindicando que por qué no un ingeniero de sonido puede formar parte de una banda, y formar parte de verdad, componiendo los temas con la banda y formando parte de forma empresarial también. Yo soy Woody y el es Buzz Lightyear, yo pongo el folklore y Xavi la electrónica.

¿Y Óscar?

Xavi: Óscar es el flexo de Pixar. (risas)

Se ha producido un cambio conceptual hacia los sonidos electrónicos que son casi los protagonistas de este álbum, ¿cómo surgen estos sonidos?

Xavi: Hice un remix de un tema del segundo álbum de Fito. Se llamaba La Calma, del álbum La Luz, que no se llegó a editar por cuestiones discográficas pero que empezamos a meter en los directos. Era un momento en el que estábamos haciendo una pequeña gira en acústico los dos y dijimos: “Somos dos”. A priori es una debilidad, te faltan una batería, un bajo… porque claro, yo vengo de la electrónica. Ahí fue cuando pensamos “¿por qué no en lugar de un remix hacemos diez y vamos los dos?”. Entonces, de forma progresiva, empezamos a hacer esto en la gira, conectaba mucho con el público, en los festivales funcionaba muy bien… y decidimos buscar más material con esta nueva estética.

Poco a poco con canciones que tenía Fito, con bases que tenía yo y también con temas que empezamos a hacer juntos, con otros en los que nos intercambiamos los roles, Fito sacando bases y yo componiendo melodías y letras… llegamos a Metrópolis, que es una intersección entre nuestros dos caminos.

No existe la fórmula Siloé, ha habido al menos tres o cuatro maneras distintas de llegar a estas canciones


Nos queda claro que sois tres pero, ¿todos habéis participado en todas las fases de creación de este disco?

Xavi: Sí, de alguna manera, sí. No tenemos ninguna fórmula, cada tema ha surgido de una forma totalmente distinta. A algunos temas de Fito que ya funcionaban en formato acústico, le hemos metido sinte y lo hemos hecho funcionar. Hay otros temas que son bases mías sobre las que Fito ha ido creando las letras. En algunos hemos participado todos para hacer la base. No existe la fórmula Siloé, ha habido al menos tres o cuatro maneras distintas de llegar a estas canciones.

La pista de baile o el festival es la prueba de fuego, es donde veremos si el tema funciona

¿Se os ha quedado alguna canción por el camino? ¿Alguna espinita clavada por ahí?

Xavi: Se han quedado muchas fuera, pero no hay espinita.

Fito: He de decir que nosotros no somos muy románticos con nuestras canciones. Lo que nos gusta, evidentemente, es el romanticismo del estudio y del trabajo. Eso es lo que nos gusta: trabajarnos las cosas, pero no nos encariñamos mucho con los temas, lo digo en serio. No le damos muchas vueltas a los temas que no han salido. Tampoco nos arrepentimos de la forma en la que hemos editado un tema. Entre los tres lo decidimos y la versión final es la buena. Es nuestra apuesta, y punto.

Xavi: Al final, como somos tres cabezas tan distintas, si hay un tema que pasa los tres filtros suele estar encaminado a funcionar. De todas formas, para mí, la pista de baile o el festival es la prueba de fuego, es donde veremos si el tema funciona. Si es en formato acústico y la gente lo vive es cuando triunfas y si es un festival y la peña lo baila has conectado. Quien decide es el público.

Respecto al directo, ¿va a haber diferencias sustanciales respecto al disco?

Fito: Va a haber temas que van a sonar tal cual el disco, va a haber temas en los que hemos hecho remixes sobre la pista inicial, va a haber otros que vamos a desnudar todavía más en acústico, temas también de otras personas ajenas a Siloé, temas de nuestros discos anteriores… Es una película completa.

Nos dimos cuenta de que al final puedes extrapolar la música a muchísimos tipos de arte. Tú vas al cine y la película no para. Un concierto también y, por muy buen speech que tengas, tienes que parar. Pero la música electrónica, que muchas veces está demonizada en algunos aspectos, nos va a servir para darle continuidad a la parte más melódica. En los festivales y demás, no queremos saber cuántas canciones podremos tocar, queremos saber cuántos minutos tendremos para preparar un show sin interrupciones.

Xavi: Eso es, ¿por qué solo un dj puede mezclar sus canciones?, ¿por qué una banda no puede pinchar sus canciones y extender el show? Un dj no deja huecos porque es el momento que la gente aprovecha para irse a casa, entonces, ¿por qué la banda tiene que tocar todo el track siempre de la misma forma? Se trata de encontrar la parte más emocionante de cada tema y luego los momentos que pueden servir de nexo y de esta forma el show no para y la gente va a salir gratamente sorprendida de nuestros conciertos. Ya está pasando, de hecho.

Fito: Nuestro show hay que vivirlo, es algo que no te van a poder contar, tienes que estar ahí.

Xavi: Hay algo químico, hay una energía que tú desprendes.

Fito: Es como cuando Pablo Motos le preguntó a Ronaldo por las fiestas del Real Madrid, le dijo: “ni en tu cabeza te lo puedes imaginar” o algo así. Y tiene razón Ronaldo, o vas a la fiesta o no estás en la fiesta. Queremos sobre todo que la gente disfrute como disfrutamos nosotros.

Deduzco de vuestras palabras que la respuesta del público ha sido positiva en las presentaciones que habéis realizado hasta ahora.

Fito: Sí, y estamos muy contentos porque este álbum es de directos. Es para bailar y para cantar. No nos gusta ponernos transcendentales y explicar letras e historias. La gente tiene que venir a disfrutarlo y a comentarlo con nosotros. También hay una parte mega íntima en el directo que tampoco para, uniendo tracks antiguos con nuevos, eso es lo bonito. Además, lo bonito de los directos es que son efímeros, no vuelven a pasar nunca más.

Xavi: Puede ser el mismo show, pero cada noche será distinto, por la energía de la gente, por la tuya ese día.

Fito: No es un show de tocar nuestros temas y ya está, todo está unido. Cada tema del show es una pieza importante, si quitases una canción se caería todo porque está ligado.

Habéis comentado en alguna ocasión que Metrópolis nació en un viaje a Nueva York, contadnos algo más sobre ese viaje

Fito: Hicimos un viaje los tres, ya como banda. Pasamos un verano muy muy bonito pensando en el proyecto y además surgió la oportunidad de tocar en un par de conciertos, uno de ellos en Little Spain, el mercado que ha creado el cocinero José Andrés allí.

Xavi: Hemos tenido la suerte además de ser el primer grupo que ha tocado en ese espacio.

Fito: Sí. Además llevamos a nuestro fotógrafo, Víctor Alonso, que nos siguió el ritmo todo el tiempo para hacernos fotos en Coney Island, en el puente de Brooklyn, nos grabó un videoclip… Aprovechamos a tope ese viaje, la verdad. Y de ahí surge Metrópolis, esa unión de caminos.

Nuestras letras reivindican la importancia de vivir el momento, de disfrutar

Este último trabajo está lleno de letras optimistas, ¿es un reflejo de lo que sois?

Fito: La gente se iba con la percepción de que nuestras letras eran muy dramáticas, a pesar de que los bolos eran muy divertidos y decidimos que no, que queríamos reflejar otra cosa. También queríamos pasárnoslo bien, es muy importante para nosotros en este momento y por eso nuestras letras reivindican la importancia de vivir el momento, de disfrutar.

Al hilo del título de una de vuestras canciones, ¿Cuál es vuestro remedio contra la tristeza cuando algo no sale como esperábais?

Fito: Pues mira, hay una canción que nos descubrió nuestro productor hace tiempo de un tipo que se llama Luis Nieto, que fue bajista de El Fary, que se llama La vida es una putada. Este hombre se dejó 200.000 euros en grabar un disco en Nueva York y el disco es brutal musicalmente.

Xavi: El tema empieza con un arreglo de metales brutal, pero brutal, y de repente entra la letra “la vida es una putada, la vida es una putada”.

Fito: Dejando a un lado las bizarradas, tenemos la suerte de ser tres, así que nos apoyamos entre nosotros. Si alguno de nosotros está más bajo de ánimo y algo le afecta más por el momento personal que esté, ahí estamos los otros dos para animarle. Somos colegas en lo personal y nos apoyamos mucho.

Para nosotros tocar con Izal es como frotar la lámpara y que salga el genio

Estos días vais a estar abriendo el show de Izal, ¿qué os parece esta oportunidad?

Xavi: Para nosotros tocar con Izal es como frotar la lámpara y que salga el genio y te diga, tienes 45 minutos para hacer tu show. Es una suerte y estaremos agradecidos de por vida a toda la gente que lo ha hecho posible. Estamos preparando un show especial para esta ocasión y yo personalmente estoy como un adolescente que se va de viaje de fin de curso.

Si estuvierais en el lugar de Izal, ¿a qué grupo le daríais la oportunidad de presentar vuestro show?

Fito: Si estuviéramos igual de arriba que Izal, a mí me fliparía que lo hiciese un dj que se llama Madeon, que es francés y tiene un rollazo… Nos encantaría que un dj abriese nuestro show, nos parece el mejor calentamiento.

Xavi: Este chaval se hizo famoso en Internet con 18 años con un vídeo que se llama Pop Culture en el que mezcló en 4 minutos 39 canciones de la historia del pop y ha sido productor de un montón de bandas. Una locura.

¿Alguna apuesta en español?

Fito: Vicente García por ejemplo es un tío que trabaja el acústico de forma brutal, es una pasada. Y bueno, me fliparía Iseo & Dodosound, tienen un rollo muy chulo, además están haciendo algo muy difícil que es combinar el reggae con la música electrónica. En un mundo paralelo molaría que nos abriesen ellos el concierto.

Xavi: Sí, pero vamos, que si quieren les abrimos el concierto nosotros. Esa puerta está abierta. (risas)

Ahora desde un prisma más realista, ¿dónde os gustaría que os llevara este trabajo?

Xavi: Esperamos mucho, esperamos poder llenar algún día algún espacio grande, un Wizink Center y el salto al charco que se está ya preparando para el año que viene.

Fito: Todo esto siempre desde la humildad y el respeto total, pero vamos a trabajar en ello. Además en el caso de los conciertos en Latinoamérica tenemos a favor el idioma, que nos une y que está de moda.