viernes, octubre 18, 2019

La Bien Querida:”Siempre impregno mis canciones con cierto halo de melancolía” (2019)

Destacados La Bien Querida:"Siempre impregno mis canciones con cierto halo de melancolía" (2019)

Fotografía: Alejandro García – Cantarero

La Bien Querida es el proyecto personal de Ana Fernández – Villaverde, y ha regresado en este 2019 con un maravilloso trabajo titulado ‘Brujería’ (Elefant records, 2019). Haciendo un guiño completo a lo popular como ya demostró en ‘Romancero’ (2009) o ‘Fiesta’ (2011), vuelve con un disco lleno de sentimientos desbordantes, pasando por la alegría de amar a corazón abierto, la sensualidad y la melancolía más marcada. Con un giro en producción y unas colaboraciones notables, nos sentamos con Ana en una terraza de Madrid a hablar de lo que ha supuesto este lanzamiento.

Tras varias escuchas exhaustivas está claro que el hilo conductor es el amor en sus diferentes prismas pero, ¿Es más fácil escribir desde el amor o desde el desamor?

Yo escribo indistintamente desde el amor o el desamor. Lo que sí que creo que siempre impregno en mis canciones es cierto halo de melancolía.

En las diferentes canciones abordas el amor ya no solo en ciclos vitales sino quizás también en estadios de juventud o madurez. ¿Cuánto hay de biográfico en este disco o has buscado también inspiración adicional en historias ajenas?

Bueno, siempre hay alguna parte de autobiográfico pero luego lo relleno con bastante fantasía, hay un poco de todo. Por ejemplo, hay algunas canciones que incluyen bastante fantasía y luego al final, se me cumplen, se hacen realidad. Incluye ambas vertientes. 

Las mujeres vivimos el amor de una forma diferente al hombre. Lo vivimos tan intenso

Siempre he sentido que tus letras brotan desde lo más hondo del corazón pero en canciones como “La verdad” veo todavía mucho intimismo y desnudez. ¿Cuánto cuesta exponerse a escribir algo tan potente? ¿Cómo es el origen de este disco?

Me gusta escribir como desde dentro. Cuando estoy componiendo me meto tanto que vivo tanto las canciones que no distingo lo que es real y lo que es mentira. Ya lo digo en una canción (risas), que al final no sé si lo he vivido o me lo estoy inventando. Trato de meterme a tope, de contar historias muy bestias. 

Creo que además las personas que más se identifican con mis canciones son las mujeres. Las mujeres vivimos el amor de una forma diferente al hombre. Lo vivimos tan intenso. Muchos periodistas me han dicho que cuento las cosas con cierta exageración, pero eso depende mucho del oyente. En fin, a las mujeres nos gusta dejarnos llevar y volvernos así de locas mientras que a los hombres les gusta más controlar sus sentimientos, ser más racionales. 

En cuanto a la producción del mismo, has incorporado nuevos fichajes que posiblemente hayan dado un giro al resultado final, ¿Cómo ha sido trabajar con Carlos o músicos como Juan o Diego (Carolina Durante)?

Con este nuevo trabajo yo quería cambiar de productor porque con mi sexto disco quería refrescar un poco mi sonido. A Carlos René le tenía a mano porque es de mi sello discográfico y estoy contenta con el resultado. Además, Juan ha metido guitarras, Diego ha puesto voz en una de mis canciones. Como ya les conocía, no ha sido como tratar con desconocidos. 

En el caso de la colaboración con Diego, nunca quise meterla con calzador, sino que le pega a la canción. Al final le da un toque más punk.

¿Se ha quedado alguna canción como descarte? 

Sí, tengo alguna e igual las saco más adelante.

¿Cuál es la canción a la que tienes más cariño en este ‘Brujería? Esa que se convierte en tu ojito derecho. A mí me ha costado elegir pero quizás me quede con Te quiero.

Ana: Creo que me quedo con ¿Qué? Antes no, pero la he cogido cariño y la he adoptado (risas).

Hablando en concreto de ‘Brujería, me fascina el enlace con el esoterismo y cómo no, la brutal estética del disco y al final la propia ambientación del trabajo en general, ¿En qué momento te apetece focalizar en base a esta temática popular pero quizás algo tabú? ¿De dónde te viene?

Lo fui viendo sobre la marcha y fueron encajando las piezas: desde titularlo ‘Brujería’ hasta hacer los hechizos o llamar a Mario Rivière para que hiciera todo el arte, ya que es especialista en temas esótericos. Se fue creando una gran telaraña hasta llegar al resultado final, generando un disco bastante conceptual.

Me gusta el tema del esoterismo, me gusta por las connotaciones populares que tiene. Recuerdo que en los 90 te llegaban a vender una ouija en el kiosko de prensa. A mi padre le flipaba el esoterismo y tenía siempre revistas esotéricas, le dio por ser mago, por juntarse con videntes, al final lo viví como algo muy natural.

Poco a poco he ido ganando público y eso me hace ser feliz. La vida es dejarse llevar. 

Haciendo balance de 10 años a esta parte, si echas la vista atrás, ¿qué queda de la Ana de ‘Romancero? Además ahora que se cumple el décimo aniversario. 

Soy una comerciante horrible, no he pensado nada. Pero bueno, estoy muy agradecida a la vida por poder tener de repente seis discos, ya que empecé sin ninguna perspectiva ni ambición. Tuve una maqueta, mi sello discográfico me fichó y me dejé llevar por ese tren que pasaba en ese momento. Poco a poco he ido ganando público y eso me hace ser feliz. La vida es dejarse llevar. 

Siempre has sido muy receptiva a la hora de colaborar con otros artistas. ¿Cuál sería tu fantasía de colaboración y por qué?

Pues Robe Iniesta, que me encanta, o Robert Smith. Fantasías (risas).

Y hablando de colaboraciones, me cuesta pasar por alto la que tienes con Diego, de Carolina Durante, posiblemente una de las bandas más prometedoras de los últimos tiempos. Y respecto al talento emergente, ¿Cómo ves la industria musical a día de hoy? 

Cuando yo empecé, empezaron plataformas como MySpace y empezaba en parte la era de internet, a mí me ayudó. Si no hubiera existido esta plataforma, no estaría aquí ahora. Y ahora cada vez más.

¿Qué ha cambiado? Ahora los grupos ya no necesitan igual sacar un disco, van sacando singles pero a la vez hay mucha presión, que no es mi caso, pero parece que hay que sacar un single, como los traperos, que tienen que sacar algo cada tres meses. Me parece un poco angustioso. 

Ahora que empiezas la gira de presentación en salas además con un éxito más que sobresaliente, ¿Qué podremos encontrar en estos directos?

Los estamos ya preparando. Habrá un primer bloque con el disco nuevo y otro bloque con las canciones de los otros cinco discos. En Madrid seguro que habrá sorpresilla. 

Y ahora, como la cosa va de magia, para finalizar, ¿Si tuvieras un superpoder, con cuál te quedarías? 

Ana: Pues acabaría con el hambre en el mundo.