Superorganism: “La excentricidad es la fuente de nuestra creatividad”

Superorganism es un fenómeno musical con vida propia. La historia de una agrupación gestada en los brazos de Internet quizás no sea novedosa. Pero el resultado de esta interacción y una afición a los memes, ha hecho que la agrupación liderada por la pequeña humanidad de Orono Noguchi, junto a Emily, Harry, Tucan, Robert Strange, Ruby, B, y Soul, se encuentre en el medio de una gira mundial promocionando su álbum homónimo.

Como la norma y lo tradicional no son condiciones propicias para la vida de este Superorganism, hemos decidido romper con el molde natural de la entrevista y nos hemos aventurado a seleccionar algunas preguntas del afamado “Cuestionario de Proust“, para así poder diseccionar el corazón y motor creativo de esta peculiar agrupacion.

¿Cuál es tu idea de felicidad?

Es una pregunta interesante porque no sé si sea algo que puedas alcanzar. Creo que como seres humanos siempre encontraremos algo que frustre nuestro camino hacia la satisfacción total. Sin embargo, para mí, la idea de felicidad sería contar con los instrumentos y el tiempo suficiente para hacer sólo música, eso es lo que me haría más feliz. Pero, incluso teniendo eso, consiguiendo lo que quieres, siempre hay algo que no te permite estar completamentamente feliz o satisfecho. Es aquello que dicen de que el dinero no compra la felicidad. Pero sí, para mí la felicidad sería estar rodeado de instrumentos musicales, tener el tiempo que necesito para hacer música y hacerla con mis amigos de Superorganism.

¿Cuál es tu mayor temor?

Creo que mi mayor miedo es estar o sentirme atrapado. Eso aplica tanto al sentido literal como el físico. Es una sensación de claustrofobia, no sólo en un ambiente, sino también en una situación. Por ejemplo, cuando te falta dinero o cuando estás “atrapado” en un trabajo que no te gusta, cosas así. Sentirme libre sobre las cosas que hago y sobre lo que me importa, sobre quien soy, es una de las cosas más importantes de mi vida.

¿Qué virtud consideras está menospreciada?

Creo que conocerte a ti mismo es algo que la gente no tiene muy en cuenta últimamente, porque ser resptuoso o amable con alguien forma parte de conocerte a ti mismo, de saber cómo tus acciones afectan a los demás. Por ejemplo, yo vivo en Londres; una ciudad muy grande, con un estilo de vida muy rápido, agresivo, y la gente no tiene conciencia de los demás, de la gente que está a su alrededor. Todos estamos viendo el móvil y no estamos coexistiendo, relacionándonos. Creo que el conocernos a nosotros mismos es algo que deberíamos ejercitar y aplicar mucho más.

¿Qué es lo que más valoras en tus amigos / miembros de la banda?

Creo que la excentricidad. Una cosa que es muy guay de Superorganism es que nadie está realmente consciente de quién es, en el sentido de llevar un personaje o ser de cierta manera. No se trata de ser “raro”, según lo que dicta la sociedad, así somos en realidad y creo que la excentricidad es la fuente de nuestra creatividad. Por ejemplo, podemos estar en la cocina y alguien empieza a bailar de manera particular y no se trata de algo especial, así somos. Eso es algo que valoro mucho de nuestra relación e interacción, que tenemos la confianza de ser realmente quienes somos, sin temor a ser juzgados. Esto, como artistas, nos permite desafiar un poco los límites de nuestra propia creatividad. Podemos ser verdaderos con nosotros mismos y cada uno de los otros miembros te apoya para que lo sigas haciendo.

Todos quieren ser famosos

El título de uno de los temas de Superorganism, nos permite adentrarnos en aspectos como influencias, proceso creativo, talentos y hasta extravagancias.

¿A quién admiras?

Hay varias personas a las que admiro por diferentes motivos, pero no hay nadie a quien quiera emular por completo. Creo que prefiero construir mi propio camino en ese sentido. Pero, en términos de personas vivas, admiro profundamente a Paul McCartney y a Kanye West, pero no se trata de ser como ellos, porque soy una persona diferente, pero sí creo importante tomar las lecciones que ellos me brindan y tratar de aplicarlas a mi propia y única experiencia.

 

¿Cuál es tu mayor extravaganza?

Me gusta mucho la buena comida y bebida (risas), así que cada vez que tengo oportunidad me doy el gusto con una buena comida o bebo una botella de champagne. No lo hago muy a menudo, pero se siente muy bien cuando tengo oportunidad de hacerlo.

¿Qué talento te gustaría tener?

Bueno, hay muchos (risas). Me gustaría tocar mejor el piano y, definitivamente, saber leer música. Nunca me ha detenido o ha sido un impedimento en mi carrera profesional, pero creo que si supiera hacerlo sería muy beneficioso.

Si pudieras cambiar algo de ti mismo, ¿qué cambiarías?

Creo que algunas veces puedo ser un poco intenso. Ir de cero a cien en segundos. Eso trae como consecuencia que me frustre muy rápido. También puedo calmarme igual de rápido. Me gustaría poder reaccionar antes las cosas, sean buenas o malas, de una manera más comedida, poder alcanzar un punto medio.

Si fueras a morir mañana y pudieras regresar como una persona o cosa, ¿cómo serías?

Quizás regresaría como una inteligencia diferente a la humana. Volvería como algo que experimenta el mundo fuera del cerebro humano, a través de una conexión diferente con la realidad. Tal vez, volvería como un sistema generado por ordenador. Quizás como inteligencia artificial, que tiene conciencia pero que no está relacionado con el cerebro humano.

Planes futuros.

Además de España, ¿qué otros planes tiene la agrupación?

Seguiremos haciendo conciertos por todo el mundo, pero además estamos realizando remixes para otros artistas que estarán disponibles muy pronto, y tenemos mucho material nuevo. No quiero apresurarme, pero estoy casi seguro que lanzaremos un nuevo álbum muy pronto.

 

Más de Cherry Adam

Pauline Oliveros: Bye, Bye, Butterfly

El mundo de la música, y en especial el del avant-garde y...
Leer más