Second: “Con este disco hemos querido alejarnos para volver a encontrarnos”

Second

Fotografía: Alejandro García-Cantarero

Con Anillos y raíces, Second han regresado a la actualidad discográfica tras más de tres años sin publicar material nuevo. Después de volver a la esencia de la autoedición con su anterior álbum, Viaje iniciático, la banda murciana se ha tomado todo el tiempo que han necesitado para la creación del que, sin lugar a dudas, es uno de los mejores discos de toda su carrera.

Alejados del bullicio, en una intensa concentración en la que se han vuelto a redescubrir como banda, Second han gestado diez nuevas canciones. Diez temas trabajados, mimados al detalle, donde cada elemento tiene una razón de ser y que juntos conforman un disco redondo, sin material de relleno, un trabajo verdaderamente compacto.

Sean Frutos (voz), Jorge Guirao (guitarra y teclados), Fran Guirao (batería) y Nando Robles (bajo) son las cuatro patas que sostienen la mesa de Second. Ellos mismo nos cuentan cómo ha sido la creación de Anillos y raíces, qué hay detrás de este título y analizan junto a nosotros el momento que están viviendo como banda.

Han pasado tres años desde Viaje iniciático y ese trabajo fue el primero, después de mucho tiempo, que publicasteis al margen de una multinacional. ¿Podríais comentarnos cómo fue ese momento en el que decidisteis volver a tomar las riendas de vuestra carrera por completo?

Fran: Nosotros con los primeros discos empezamos muy desde la independencia y luego tuvimos un par de licencias con Warner, en Invisible y Fracciones de un segundo. Demasiado soñadores íbamos a hacerlo también por nuestra cuenta, lo que pasa es que cuando ya estábamos aquí en Madrid, con el disco preparado para llevarlo a fábrica, Warner insistió en hablar con nosotros y fue, a partir de ahí, el contrato discográfico que tuvimos con ellos.

Estuvimos bastante bien con ellos pero también pensábamos que, hoy día, tampoco tenía mucho sentido estar con una multinacional porque, aunque había buen rollo, tampoco había una apuesta real por lanzar esto hacia delante.

Sean: Por encima de las empresas y de las multinacionales, para mí, están las personas. Allí por ejemplo conocimos a Nacho (N.d.E: Nacho Gamboa pertenece a All Sounds, agencia que lleva la promoción de Second) y ahora trabajamos con él. Lo que hemos hecho nosotros ha sido unir a gente que hemos visto que, en el pasado, se ha apasionado con el proyecto y trabajar con ellos.

Recurristeis al crowdfunding. Eso es algo normal en bandas que están empezando, pero no es algo muy común en un séptimo álbum. ¿Por qué decidisteis tomar ese camino?

Sean: Fue, ni más ni menos, el hecho de que nos apetecía lanzar así el álbum. Es una forma de distribuir tus canciones y tu música diferente, en la que haces partícipe a la gente que te apoya. Hay mucha gente que quedó contenta con ese crowdfunding porque, por ejemplo, hacíamos conciertos especiales, como uno que hicimos en un barco o invitamos a que la gente viniera al estudio de grabación a ver desde dentro cómo se grababa un disco… Eso no lo hemos hecho ahora, pero tenemos mucha gente que participó en ese crowdfunding diciéndonos que, por favor, hagamos otro porque le gustaron mucho ese tipo de recompensas.

Aunque pueda parecer raro que hiciéramos eso viendo la trayectoria que teníamos, en ese momento fue una forma diferente de hacer las cosas, porque llevamos toda la vida sacando discos de la manera más convencional.

Second

Ha habido un pequeño cambio de formación en Second. ¿A qué se ha debido dicho cambio?

Fran: Javi ya nos anticipó antes de que acabara la gira pasada que iba a salir del grupo. Dijo que iba terminar la gira con nosotros, pero se ve que quizás estaba un poco desanimado. La verdad es que son muchos años con él y nosotros le tenemos un cariño muy grande, así que es una decisión que hay que respetar y desearle lo mejor. Supongo que con esto, al ser una carrera tan de fondo y que implica muchos sacrificios a nivel personal y a nivel del trabajo de todo lo que conlleva llevar un grupo hacia delante, igual él ya había sentido que no tenía esa pasión, esas ganas que se necesitan para seguir tirando del carro, así que tomó esa decisión.

Sean: Yo no creo tanto que no tuviera esa pasión, sino que más bien, no conectaba con la forma en la que nosotros queríamos plantear el futuro. A Javi le deseamos lo mejor en todos los proyectos que tenga a partir de ahora, porque ha sido una pieza muy importante del grupo y hemos compartido mucho juntos.

“Estas canciones emergen como ramas hacia el infinito”

Regresáis con Anillos y raíces. Un título con cierta simbología detrás. ¿Qué representa?

Sean: En los discos nos gusta reflejar el momento del grupo en el que se crean esas canciones. Nando trabajó la idea inicial de Teatro infinito y se había inspirado en un ensayo de Thoreau que se llama Walden, que hablaba sobre un retiro que hizo el autor a la naturaleza, a la soledad. A partir de ahí, empezamos a pensar en ese concepto y nosotros, inconscientemente, estábamos haciendo lo mismo. Estábamos alejándonos del bullicio. Hicimos una concentración de dos meses en una zona alejada donde convivimos como banda, donde empezamos a poner todas las ideas sobre la mesa, escuchábamos música, bebíamos vino, hablábamos sobre acordes o canciones, componíamos, ensayábamos… y al final nos dimos cuenta que un poco lo que estábamos haciendo era retirarnos también.

Este disco tiene mucho que ver con la naturaleza. Las raíces es lo que nosotros somos, nuestra esencia. Nos queríamos encontrar y volvimos a lo que es Second desde el inicio, nuestra identidad, pero sumada a toda la experiencia que llevábamos acumulada en estos 21 años y eso, precisamente, son los anillos del título. Como los anillos de los árboles, que representan su edad y todo lo que les ha ocurrido.

Con todo lo que ya hemos vivido y con todo lo que éramos en un principio, para no perder el norte de por qué estamos aquí y por qué queremos hacer música, han surgido estas diez canciones, que emergen como ramas hacia el infinito. Queremos que el público escuche este momento del grupo, en el que hemos querido alejarnos para encontrarnos.

¿Hay algo que una a todas las canciones entre sí?, ¿una idea primaria que fuera el germen del resto del disco?

Fran: Todo esto fue surgiendo conforme se iba gestando todo, así que no hubo un concepto inicial que englobara todo. Pero sí que fue apareciendo después. Esto, al final, fue fruto de esa concentración en la que empezamos a trabajar y donde teníamos 38 ideas de canciones. Teníamos claro que deberíamos quedarnos con lo mejor y no conformarnos con lo más sencillo o básico.

Jorge: Al final hemos cogido diez canciones que a los cuatro nos encantan y con las que hemos salido muy convencidos.

Fran: Hemos trabajado mucho los temas, limando todos los detalles, tanto nivel de estructura o composición, como de arreglos. Por tanto, el concepto de Anillos y raíces vino de manera natural, no sé si por casualidad, pero te vas dando cuenta de que una idea te lleva a la otra y, al final, se conforma un todo.

“El único sentido que tiene el grupo es hacer buenas canciones”

Casi por primera vez, os habéis tomado un tiempo de descanso antes de publicar Anillos y raíces, habéis dejado de actuar. ¿Necesitabais esto?, ¿creéis que, por momentos, es importante alejarse de la rutina y la vorágine de los discos y las giras?

Nando: La idea, como ha comentado Sean, era perderse para volver a encontrarse. Al final, es cierto que entras en una vorágine de giras, ensayos, conciertos… que hacen que tu modo de vida sea un poco estresante. Se pierde un poco el placer de juntarse para crear, lo que es el trabajo de composición. Por eso veíamos necesario el hecho de apartarse un poco, para coger esa perspectiva y plantearnos qué queremos hacer… Es que llevábamos casi 12 años sin parar. Creíamos que lo más coherente, por respeto a nosotros mismos y a la gente que nos ha seguido durante todos estos años, era hacer esto. Al fin y al cabo, el único sentido que tiene el grupo, es hacer buenas canciones.

Pero no es la primera vez que trabajáis de esta manera…

Sean: Lo hemos hecho muchas veces y siempre hemos tenido buenos resultados. Mira que nos vemos en conciertos, carretera, ensayos… Cualquiera de nosotros ve a los demás miembros del grupo más que a su propia familia, pero el hecho de trabajar de esta manera, conviviendo, es diferente. Es que es muy cómodo. Nosotros montamos un local de ensayo en el salón, que es como la base de operaciones y luego tenemos distintas estancias, en las que cada uno trabaja su parte. Yo, por ejemplo, me subo a la parte de arriba, por las noches, a escribir letras y luego me bajo y les presento lo que he estado trabajando. De esta manera trabajamos las ideas muy calientes.

Por ejemplo, cuando ocurren, a lo mejor está durmiendo Nando en su habitación, son las 3 de la mañana y yo le llamo le digo: “Tío, se me ha ocurrido una cosa increíble, ¡levántate!” (Risas). Es una forma muy buena de avanzar porque a veces, cuando tengo una idea, hasta que se la presento a cualquiera de ellos, pasa un tiempo y a lo mejor se pierde esa frescura. En estos momentos, en los que nos tenemos todos más a mano, es muy fácil avanzar en una idea. Es que al final somos un grupo y nos necesitamos todos para hacer canciones.

Jorge: Incluso los desacuerdos iniciales acerca de una idea, terminan llevando a probar algo nuevo que suele terminar llevándonos algo mejor. Por eso, lo importante a veces es no conformarse y querer mejorar siempre.

Por lo que has dicho, Sean, ¿incluso escribiste las letras ahí?

Sean: Bueno, yo siempre hago bocetos o ideas, pero algunas sí que salieron de una de estas noches de inspiración, en la que estás solo y de repente te emocionas con algo. Lo que sí que consigo siempre es intentar hablar de una temática determinada y luego ya desarrollarla, según vaya avanzando la canción.

Second

A lo largo de vuestra carrera habéis trabajado con productores diferentes casi en cada disco (Carlos Jean, Sebastián Krys, Juan Antonio Ros…) Ahora os ha producido el disco Raúl de Lara, con el que ya habíais trabajado antes. ¿A qué se ha debido esta decisión?

Fran: La verdad es que empezamos a barajar varias cosas y Raúl siempre ha sido uno más del grupo, nos conoce muy bien. Él estuvo como técnico de gira durante 7-8 años, también ha sido productor nuestro y habíamos visto que él mismo había avanzado durante todos estos años, aunque siempre le hemos considerado un tío con mucho talento. En este disco, no teníamos los plazos muy delimitados, así que teníamos claro que queríamos a alguien que se implicara y no un productor al uso, que te dedica un tiempo determinado y ya está. Queríamos alguien que tuviera ese tiempo y esas ganas de mimar las canciones, tanto a nivel compositivo, como de producción.

Con Raúl no hemos trabajado en la fase de composición, pero sí que hicimos una preproducción cuando los temas ya estaban más o menos bien bocetados. Estuvimos con él, desde abril hasta junio, haciendo esa preproducción donde los temas fueron cambiando, las estructuras… y la grabación fue a partir de junio. Es una persona que es como de la familia, así que sabíamos que el resultado iba ser muy bueno.

Es decir, que la decisión responde más a algo personal que a una búsqueda de un sonido determinado.

Sean: Es que Raúl es nuestra casa.

Jorge: Pero bueno, trabajar con él también nos ha llevado a buscar sonidos distintos, a experimentar un montón. Raúl tiene también algo muy positivo y es que trabaja muy bien todo el tema de la preproducción, a la que hacía referencia Fran. De hecho, esa parte es la que más tiempo nos ha llevado de todo el disco. Es ahí donde más trabajo hemos hecho, ha habido incluso canciones a las que se les ha dado la vuelta y se han cambiado tanto, que parecen otras canciones totalmente distintas.

“Para este disco hemos elegido diez canciones que creemos que no tienen fisuras”

Creo que, aunque quizás aún no tengo la capacidad de afirmarlo de manera fehaciente, este es vuestro mejor disco. Al menos sí que me parece el más redondo, el más completo, el más homogéneo, no le sobra nada… ¿Vosotros también creéis que es así?

Fran: Como ya te he comentado antes, teníamos 38 canciones, así que hemos elegido diez que para nosotros no tienen fisuras. Creo que son diez temas muy buenos. Es cierto lo que dices, porque en este disco creemos que no pasa como en otros, que hay dos canciones muy buenas y el resto pueden parecer más de relleno. Aquí estamos viendo que, cada persona que escucha el disco, elige como su preferida una canción diferente a la de los demás. Esto indica que todos los temas tienen una personalidad propia y están muy conseguidas. Tratábamos de conseguir que si alguien escuchaba este disco no quisiera pasar ninguna canción, que lo escuchara completo.

Sean: Ha sido un esfuerzo muy grande para nosotros. De hecho, este año no hemos girado porque el disco ha ocupado todo nuestro tiempo. Sabíamos que habíamos puesto todo lo que teníamos en este momento, pero no teníamos ni idea de cómo iba a funcionar.  Ahora es cuando estamos captando y recibiendo las impresiones de la gente que lo está empezando a escuchar.

Lo que sí que es cierto es que cada persona nos dice una canción diferente favorita y eso está muy bien porque si tienes muy claro cuál es la mejor canción es qué has hecho un disco que tiene una muy buena canción pero el resto no lo son tanto. Al final parece que sí que hemos conseguido que no haya ninguna fisura en el disco.

Estamos viviendo una época dorada en la música alternativa de este país. Las fronteras entre el indie y el mainstream parece que ya se han derribado por fin. Vosotros sois unos veteranos en esto y siempre habéis estado al margen de estas distinciones. ¿Qué opináis del momento que está viviendo este tipo de música?

Fran: Yo creo que era un poco de justicia que este tipo de música empezara a llegar a todo el mundo. Que la gente se diese cuenta de que es música de calidad, hecha con alma, bajo criterios artísticos y musicales, no comerciales. Por eso, a día de hoy, hay muchos más festivales y más grupos de nuestro corte. Si antes éramos 1.000 personas las que íbamos a un festival, ahora hay algunos que tienen 40.000 personas, por ejemplo.

Creo que esto es muy buena señal porque, al cabo de muchos años, esta música por fin ha llegado a la gente. Nosotros estamos muy contentos de poder vivir un momento bastante más dulce.

¿Sentís que, de alguna manera, habéis abierto el camino para que bandas más jóvenes lo tengan más fácil a la hora de llegar al público?

Sean: Por supuesto que sí. Yo creo que todas las bandas abren camino a las que vienen después, incluso traspasando géneros. Los primeros grupos que cantaron el rock en castellano, abrieron el paso para que llegara La Movida y, después, otro tipo de música en los noventa, más tarde este movimiento indie…

Creo que todos vamos abriendo camino, pero lo importante es que, después de tantos años sin ser una moda (porque nuestra pretensión nunca ha sido esa, sino hacer canciones que perduren), aquí seguimos. Esa es la mejor noticia que podíamos tener, que hemos traspasado años y años y aquí estamos.

Fran: Sí queremos pensar que hemos contribuido con nuestro granito de arena a todo lo que pasa ahora y que haya sido gracias a bandas como nosotros, que todavía seguimos en activo.

Sean: En cuanto al tema de sonar en diferentes sitios o medios. Al final, mientras sean tus canciones y las hayas hecho únicamente con pretensiones artísticas y de expresión, no hay ningún prejuicio por abrir esa barrera a la que hacíamos mención antes.

Lo que sí que hay que tener en cuenta es que estos grupos que están empezando ahora, sí que captan a lo mejor la atención de los medios y eso para nosotros quizás es más difícil. Pero lo único que podemos hacer es ser honestos con nosotros mismos.

Second

Precisamente la honestidad con la que habéis llevado vuestra carrera, permite que os mantengáis, mientras que un grupo que sale ahora y tiene éxito de un día para otro, no sabemos dónde estará dentro de diez años.

Sean: Está claro. Hay que llegar, pero luego hay que estar tiempo aquí, hay que saber mantenerse. Sobre todo, lo más importante, es poder seguir tocando estas canciones dentro de 20 años, como hacemos ahora con las más antiguas y poder seguir sintiéndonos identificados con ellas. Poder subirnos a un escenario y defenderlas.

Con las canciones de este disco no es difícil adivinar que eso ocurrirá. Muchas de ellas se percibe ya que serán incuestionables en vuestro repertorio.

Fran: La verdad es que estamos deseando ya ponerlas en el escenario y ver cómo se comportan, porque siempre las canciones cuando las tocas en directo, toman otra dimensión.

Sean: Es en el escenario donde nos defendemos y donde nos volvemos salvajes. Nos quitamos esta timidez que tenemos de serie.

Más de Javier Decimavilla

Merlí. Así suena lo nuevo de Miss Caffeina

El nuevo álbum de Miss Caffeina, que llevará el título de Oh...
Leer más