Repion: “A nosotras nos gusta expresar con rabia”

Repion

Si seguiste el concurso de bandas del Mad Cool hace unos meses, quizá te suene su nombre: Repion. El power trío cántabro afincado en Madrid que, con tanta juventud como luminosa rabia cuenta ya con tres discos en el mercado. Acaban de publicar Donde Escapa la Luz, un EP de cinco canciones grabado en el estudio de Paco Loco y que ahonda en un sonido nostálgico y evocador pero también cañero y maduro. Este jueves 29 lo lo presentan en la Siroco de Madrid (entradas a 7€ + gastos en Wegow), y nos hemos colado en uno de sus ensayos para que nos cuenten qué les lleva a hacer música.

Donde Escapa la Luz, es el primer trabajo que publicáis que no es autoproducido, ¿no?

Teresa: Es verdad, una cosa es autoeditar y otra producir. Lo hemos producido con Paco Loco. Los anteriores discos los habíamos producido nosotros, pero este sigue siendo autoeditado.

¿Por qué os habéis dirigido ahora hacia un nombre tan relevante como el de Paco Loco?

Teresa: Porque surgió la oportunidad.

Marina: Yo le conocí personalmente a través de Mikel Erentxun y me pareció un tío súper majo. Ya había oído hablar de él pero me pareció una persona muy creativa y natural. Además, el tipo de música que suele producir él encajaba con nuestro estilo y con nuestra idea y nos encajó todo. Así que le llamé, tenía hueco y fuimos a su estudio a Cádiz. Nos parecía una experiencia muy buena viajar, ir a conocerle, grabar en un estudio que no fuera en el que solíamos grabar…

Paco Loco me pareció una persona muy creativa y natural. Además, el tipo de música que suele producir él encajaba con nuestro estilo y con nuestra idea y nos encajó todo

Álvaro: Yo creo que la parte más salvaje de Repion él la ha reflejado muy bien. Porque está grabado en directo y luego es verdad que él lleva muchos años trabajando con bandas con ese sonido. Ha grabado de todo, porque Paco no es de un sonido único. Pero yo creo que en su esencia está la caña, el sentido de la banda de rock, del power trío y de que está grabado en directo.

Sois de Santander pero os habéis venido a Madrid hace relativamente poco, ¿no?

Marina: Álvaro es de Madrid, yo me vine hace tres años cuando acabé la carrera. Mi hermana Teresa estudia aquí.

Pero empezasteis a hacer música cuando todavía vivíais en Santander, ¿no?

Teresa: Eso es.

Repion
Repion durante un ensayo, fotografía de Adriana Martín

¿Cómo es el panorama musical de Cantabria? Seguro que hay cosas, pero me parece que no llega tanto a los medios como la de Murcia…

Marina: Ahora mismo hay bastante movimiento. Siempre ha habido grupos y de ahí han salido bandas potentes como Estereotypo, los Deltonos o Sierra Nevada. Hay un panorama bastante interesante y variopinto pero hay menos. Así que si tienes la ambición de crecer y darte a conocer en un contexto más amplio se nos quedaba pequeño. Por eso decidimos venir a Madrid.

¿Funcionó?

Marina: Sí, aporta. Aquí es más fácil la comunicación con todo, la accesibilidad a medios y a público.

Teresa: También, aunque en Cantabria hay movimiento, la población no se puede comparar. Aquí estamos en contacto con mucha más gente y más variada.

Marina: Y el cara a cara, sales por la noche y te encuentras con gente de otros grupos. Las relaciones personales son mucho más variadas, hay más posibilidad de hacer hermandad con bandas. Bueno, allí también hay mucha hermandad, pero una vez hecha la hermandad, ya no hay nada más.

El Mad Cool fue un gran altavoz. Más que el concierto, por la lata que dimos

Lo de ganar un concurso como el de bandas del Mad Cool, con todo el curro que lleva de captar votos en las redes sociales, ¿os ha acabado dando algo positivo?

Marina: Fue un gran altavoz. Más que el concierto en sí, por toda la lata que dimos con las votaciones. Hubo un boca a boca muy grande, con amigos de amigos involucrando a la gente de su trabajo… Al final creo que nos conoció más gente por eso que la gente que nos vio en el Mad Cool. Eso sí, tocar en el Mad Cool la verdad es que estuvo muy guay y es importante a nivel de currículum.

Álvaro: Te puede dar un lugar interesante, mucha gente se fija en ti. Aunque sea un poco frívolo, pero nos vino muy bien porque mucha gente se fijó en nosotros.

Marina: Lo que pasa con el comodín de los concursos es que tienes muy pocas oportunidades de darle la tabarra a la gente. En concreto con el Mad Cool nos pareció que merecía la pena. Pero ya vamos a dejar por un tiempo el tema de los concursos y, sobre todo, si tienen votación popular. Es una mierda y no mola competir.

Teresa: En este caso nos mereció la pena jugar las cartas y ser pesadas pero siempre disculpándonos y diciendo que era por una buena causa.

Álvaro: De todos modos el concurso tuvo dos fases que fueron con jurado. Pero hubo una criba muy importante en medio que era por voto popular y sí que es verdad que es un poco coñazo dar la turra tanto a la gente. Pero oye, es lo que dicen ellas, es una oportunidad única tocar en un festival de esas dimensiones y nos ha venido genial. Pero no va a ser algo recurrente para Repion.

¿Ha abierto la puerta para tocar en más festivales el verano que viene?

Marina: Veremos. Tenemos una agencia de booking y management que se está encargando del contacto con festivales y es una buena carta de presentación el decir que hemos tocado en el Mad Cool, pero no sabemos hasta qué punto eso va a convencerles.

Cuando empezamos a hacer canciones teníamos 14 y 17 años y cogía cualquier tema, lo rimaba y ya está

A lo largo de vuestros tres trabajos discográficos se puede apreciar una evolución desde un rock alternativo algo más rabioso a un sonido algo más etéreo con temas hasta nostálgicos ahora. ¿A qué se debe?

Marina: Del primer disco al último hay un cambio de madurez, un desarrollo personal de todas y hay una serie de vivencias que nos han marcado y nos han hecho reflexionar y ver la vida de una manera diferente a cuando teníamos 17 años, que fue cuando empezamos a componer. Y ahora con veintypico, asentadas en Madrid y con unos años a las espaldas, todo eso se junta y surgen canciones melancólicas y nostálgicas porque es como nos sentimos a veces, pero también reflexiones un poco más profundas.

Teresa: Cuando empezamos a hacer canciones yo tenía 14 años y cogía cualquier tema, lo rimaba y ya está. Ahora intentamos que lo que decimos sea sincero. No es que antes intentáramos engañar a nadie, pero ahora queremos contar cosas reales. Además es algo bueno que tenemos, el contar historias reales, cosas que nos pasan de verdad y que sentimos hace que transmitamos más en los directos a la gente. Y eso es algo que ha madurado con el tiempo. Ahora mi hermana tiene 25 y yo tengo 22, tampoco es que seamos muy mayores, pero es una evolución natural.

Repion
Repion, fotografía de Adriana Martín

De hecho llama mucho la atención lo jóvenes que erais cuando publicasteis La Lágrima y la Naranja (2014) y lleva a preguntarse de dónde os viene todo este interés por el alt-rock. Además tampoco era del todo habitual ese sonido en el 2014 en España.

Teresa: El interés que teníamos mi hermana y yo por la música viene de nuestro padre. Él era músico y desde pequeñas nos enseñó a tocar los instrumentos. Luego concertó las clases y después nos animó a montar un grupo. Además nos ponía un montón de referentes femeninos desde que somos pequeñas para animarnos a formarlo. Era algo que se daba un poco por hecho.

Cuando empezamos a tocar más en serio las canciones que hacíamos eran una mezcla de la música que nos había enseñado nuestro padre con música que escuchábamos nosotras en la adolescencia, que es el momento en el que empiezas a descubrir nuevas bandas. En ese momento, aunque éramos pequeñas pero llevábamos un tiempo aprendiendo a tocar, todas las canciones tienen buena “apariencia”. Todas estaban bien tocadas y bien ejecutadas y eso es lo que puede llamar la atención para lo jóvenes que éramos.

Marina: Que decidiéramos hacer rock y no pop o baladas fue por lo que escuchábamos. A los 16 yo me aficioné mucho a Nirvana, Incubus, Foo Fighters… escuchábamos Dover un montón. También escuchábamos a Amaral y a Coldplay, las melodías que nos salían eran como una mezcla de las que escuchábamos en ese momento. Y porque a nosotras nos gusta expresar con rabia.

A nosotras nos gusta expresar con rabia.

¿Cuáles son vuestros objetivos de 2019?

Teresa: Lo que decimos siempre, seguir haciendo canciones e intentar tocar lo máximo posible. Intentaremos volver a grabar si es posible y sacar cositas.

Álvaro: Intentar que este disco llegue a la mayor audiencia posible.

Marina: Y hacer que más gente nos conozca, en ese sentido yo soy ambiciosa. Quiero que la máxima gente posible nos escuche, sobre todo en directo.

Álvaro: Confiamos mucho en este trabajo y creemos que merece una audiencia, así que vamos a hacer todo lo posible para que el público lo escuche y tenga una percepción, ya sea buena o mala. Pero que por lo menos se entere de que este EP existe. Y cuando creamos que ya hemos hecho todo lo posible en eso, pues lo que dice Teresa, meternos a grabar enseguida porque hay muchas canciones, hay mucho material y tenemos intención de grabar más cosas.

Repion
Repion, fotografía de Adriana Martín

¿Os interesa más sacar EPs de cinco canciones que discos de 12 o 14 temas?

Álvaro: Es interesante, lo que pasa es que lo hemos discutido bastante. Todavía no lo sabemos muy bien.

Teresa: Yo soy más partidaria de EP, ellos más partidarios de LP…

Marina: Y también está el tema del presupuesto.

Es un debate gordo que tiene mucha gente.

Marina: Es que eso es súper personal y también es en función de cómo vayan surgiendo los acontecimientos. Porque de aquí a medio año no sabemos qué va a pasar ni dónde vamos a estar tocando ni a quién vamos a conocer. Así que vamos a ir fluyendo y, sobre todo, ahora disfrutando de este EP nuevo.

¿Quién es la señora de la portada de Amapola Dueles (2016) y por qué se nota un cambio tan grande entre las portadas de vuestros dos primeros discos y este EP?

Marina: En los dos primeros buscábamos más un rollo artístico. No pensábamos tanto en el impacto visual, en nosotros ser los protagonistas. Pero llega un punto en el que dices “quiero que me vean la cara” y que cuando cojan la portada sepan quienes somos los que estamos detrás de las canciones. Ha ido surgiendo sobre la marcha, tampoco es que lo tengamos premeditado. La segunda portada, la de la señora mayor, es porque el disco hace mucha referencia al respeto hacia las personas mayores, hacia la vida y la alegría. Tenemos familia artista que podría dibujar lo que teníamos en la cabeza y una tía nuestra nos dibujó el retrato de una señora entrañable que vive con ella.

Teresa: Es una amiga de toda la familia, no es familia pero como si la fuera. Pero la persona en sí no es importante, sino lo que representa.

Repion presentarán Donde Escapa la Luz este jueves en la sala Siroco de Madrid.

Más de Adriana Martín

El Sziget anuncia sus primeros nombres para 2019

Si te gustan los festivales y vives en Europa, sabrás que en...
Leer más