Joe Crepúsculo en SXSW: “Es el momento de la electrónica española”

Joe Crepúsculo fue uno de los protagonistas españoles en este South By Southwest 2018. Su Fábrica de baile fue uno de los himnos que alumbraron a los españoles en las noches de Austin. Nos encontramos con él recién llegado a Texas en el Showcase de Sounds From Spain. Necesitaba una copa y sintetizar sus ritmos cerebrales a una nueva realidad. En su mente estaba debutar en el SXSW con un set divertido que hiciera justicia a su década sobre los escenarios y un disco recopilatorio que verá la luz próximamente. Hablamos del buen momento de la electrónica y de su larga carrera. Con todos vosotros Joe Crepúsculo.

¿Cómo estás viviendo la experiencia de estar en el SXSW?

Es un placer estar aquí en un festival tan grande. Estoy anonadado por toda la propuesta musical que hay. Es inabarcable. El domingo llegamos a Dallas, dormimos en un motel de carrtera de peli y nos fuimos en coche a Austin. Estamos quedándonos en el Norte de Austin en una casita con Los Wilds y Los Vinagres con piscina y una cama elástica. Todo muy divertido. Haciendo hermandad allí, hoy tuvimos una barbacoa y estamos pasándolo muy bien. Ellos (Los Wilds) tocan muchísimo porque ya vinieron el año pasado y nosotros tenemos un concierto cada día. El SXSW es una apuesta para tocar lo maximo posible y ver la reacción del público aquí.

¿Es cierto eso de que hay que aprender de los americanos?

No sé. Acabo de llegar y aún no te sabría decir acerca del festival. Es mi primer año aquí.

¿Y a nivel musical es posible competir para los músicos españoles en el mercado americano?

Ojalá se pueda decir algo a nivel musical en América.

¿Da tiempo a un músico a sumergirse en el SXSW?

La verdad que sí. Anoche estuvimos en el Hotel Vegas con los Wilds. Ayer no los pudimos ver en directo pero sí en el after concierto. Alucinando con el Hotel Vegas porque tiene una sala country, una de rock, otra de sonidos raros donde había unos indios tocando movidas extrañas. Es una brutalidad las fiestas de este festival. Ayer hicieron unas 80, aunque la del Vegas no era oficial. Es inabarcable y muy guay. Éste es el camino de muchos y será divertido encontrarnos con ellos.

¿Cómo has preparado el set para el festival?

El set lo he pensado para que la gente conozca mi música. Son 45 minutos que incluyen todas las canciones más reconocibles de mi carrera con una traca final con La Verdad, Mi fábrica de baile, Suena brillante, La canción de tu vida o Fuego. También hay un grupo de canciones del último disco y por supuesto Música para adultos, ojos de conejo…

¿Cómo fue el primer día que te levantaste y decidiste hacer música?

Empecé a hacer música con programas de 8 bits que funcionaban con MS2 ya desde que iba al colegio. He estado en la música desde siempre creando mis melodías por ordenador. Mi pubertad y mi crecimiento han estado relacionados con el hecho de hacer música por ordenador.

¿Cómo fueron tus primeras actuaciones ante el público?

Con Tarántula ya había cogido una experiencia. Éramos una banda electrónica new wave con tendencias punk y tenía banstantes cartas en el escenario pero tuve la grandísima suerte de poder actuar con Sergio, de Pegasus. Fue él quién ideó el sonido del concierto de hoy, por ejemplo. Usábamos una caja de ritmos, una MPC500, que estaba manejando un bajo moog, o sea no es un ordenador que dispara un churro. Todos los sonidos analógicos suenan a la vez. Ésa es la clave.

¿Compones sobre las bases o viceversa?

Depende. En un 80% hago la música y luego pienso la letra. En algunos casos he pensado la letra primero y en otros tenía la letra hecha y he hecho una base pensando que iba bien para esa letra. Es más fácil hacer la música la verdad. Soy quisquilloso, quiero que sean cada vez mejores y me paso mucho más tiempo limando y perfilando la letra que la música.

¿De donde vienen esos sonidos que se te ocurren?

No sé. Yo toco y si me gusta, me gusta.

¿Cómo es la situación del músico en España?

Yo puedo hablar de mi caso. Llevo diez años sin parar desde el primer disco y he visto de todo un poco. Al principio tuve la suerte que Rockdelux nombró a Supercrepus mejor disco del año y eso me ayudó mucho a empezar muy bien. Luego noté un poco la crisis y lo que estoy viendo es que ahora viene mucha gente a los conciertos. No sé hablarte desde la piel de los festivales o de otros músicos. Yo en mi piel he visto una evolución poco a poco en la que ahora la gente viene a los conciertos y se ha creado una cosa muy bonita entre mi público y yo. Estoy a gusto.

¿Cuándo comenzaste creerías tener este éxito?

Nunca lo llegué a pensar. De repente te encuentras con que la gente te sigue y le interesa lo que haces. Yo tenía mi trabajo y para mí la música era un hobby. De repente hubo un día en que dejé mi trabajo para hacer conciertos. Y sigo ahí.

¿Cómo definirías tu música?

Música pop con elementos variados de electrónica hacia lo latino, el flamenco o la rumba. Muy accesible pero a la vez con un concepto raro.

¿Qué proyectos tienes en mente para este 2018?

Sacar un recopilatorio. Será un disco doble con lo mejor que he hecho hasta ahora. Sé la fecha concreta pero aún no la quiero anunciar. Incluirá dos canciones inéditas, el single estará disponible muy pronto.

¿Toca gira este año?

Siempre estoy de gira. No paro de dar conciertos, afortunadamente.

¿Cómo es la vida nómada de tour?

Es divertida. A veces te ríes mucho porque estás en ciudades distintas todo el rato y casi no te llega a dar tiempo a saber dónde estás. Nos gusta mucho comer así que si vamos a Galicia nos comemos un pulpo o cualquier maravilla en los sitios que vamos. Son muy divertidos los tour. Hemos tocado en sitios como Manila, en Perú, Paraguay y ahora, Austin. Todo muy loco. Hace dos días en Castellón y ahora estamos tocando en Austin.

¿En qué lugares te sientes mejor tocando?

Mi casa es Barcelona, Madrid y Palma. Tengo la suerte de tener tres casas pero me lo paso muy bien en Galicia, en Canarias y mira que he ido poco, en Logroño, o en Donosti. Tengo muchas ciudades que me gustan mucho.

¿Es el momento de la electrónica en España?

Obviamente, es un momento bueno con nuevos ritmos en la música urbana o trap o como quieras llamarlo. Se están creando nuevos sonidos que están llegando de manera masiva al público. Es un buen momento. Hay que ver cómo se desarrolla. Es un sonido nuevo que tiene una interacción total con la gente joven que antes no se había tenido. Es como mínimo muy interesante. Es para estar atento a eso. A ver hacia dónde va. ¡A ver si entierran el Indie de una vez!

Escrito por
Más de David Arias

ANDREW BIRD – BREAK IT YOURSELF

En ocasiones merece la pena olvidarse de géneros, de estilos, de análisis...
Leer más