Holywater: “Repetirse todo el tiempo acaba siendo un poco aburrido”

Holywater

Fotografía: Diego Guerrero

Han pasado siete años desde que Holywater publicaron Wasteland, su última referencia discográfica. En este tiempo poco hemos sabido de ellos, pero de pronto nos sorprenden con la edición de un nuevo álbum de estudio titulado Arboreal.

El nuevo disco de la banda gallega se presenta con un registro totalmente nuevo para ellos. Una colección de nueve canciones completamente acústicas, desnudas, con sabor a madera y completamente deudoras de las circunstancias que han llevado a Ricardo, Martín, Mito y Álex a grabarlas de esta manera.

El propio Mito nos explica un poco más cómo han pasado estos años de silencio discográfico, las motivaciones y conceptos que hay detrás de Arboreal. Una conexión Madrid-Galicia con la que entender más a fondo el enorme cambio a nivel de sonido que supone el sexto álbum de Holywater.

Son siete los años que han pasado desde que publicasteis Wasteland. Cuéntame qué habéis estado haciendo durante este tiempo, muchos ya pensábamos que no ibais a volver…

Técnicamente han sido siete años, pero Wasteland salió en diciembre de 2012, luego hicimos la gira y paramos de tocar en 2014. Así que no han sido siete años de inactividad total.

Pero bueno, lo cierto es que se nos fue un poco de las manos y, cuando nos dimos cuenta, habían pasado muchos años. O sea que no fue premeditado el hecho de parar siete años y volver. Nosotros ahora estamos un poco distribuidos por Galicia, no vivimos en la misma ciudad y eso hace que quedar sea un poco complicado, además que no tenemos local de ensayo. Todo esto hace que las cosas vayan más lentas, así que pasaron los meses, pasaron los años y de repente vimos que había pasado demasiado tiempo.

Durante este tiempo, por tanto, no habéis dejado de tocar y ensayar.

Eso es. Este disco llevamos preparándolo muchos años, por tanto sí que quedamos para tocar, hicimos la maqueta con todos los temas, etc. Seguimos trabajando como grupo, pero de manera lenta, no es que en el último año hiciéramos un sprint final.

La principal motivación para construir Arboreal fue el hecho de que Richi se fuera a vivir al bosque. Háblame de ese lugar y por qué ha supuesto una inspiración para vosotros.

Supongo que a nivel letras sí que tiene que ver porque ahora habla más de su vida actual, alejado de la gran ciudad y con otras cosas en su día a día. A nivel musical, el hecho de ser acústico, venía un poco por lo que te decía antes, que no teníamos un local de ensayo. Entonces nos reuníamos para tocar en nuestras casas y ahí tampoco te puedes poner con el ampli al 10 y con distorsión, así que empezamos ensayando en acústico. Yo creo que en principio todas las canciones se componen en acústico y luego entre todos las electrificábamos, pero para este disco nos dimos cuenta que también quedaban bien así.

También es cierto que los dos discos anteriores fueron un poco continuistas, sonaban parecido porque teníamos el mismo productor, los grabamos en el mismo sitio, etc. Eso está muy bien, pero queríamos hacer algo distinto, un poco lo opuesto. En definitiva, que el concepto del disco acústico, de ese sonido a madera, no viene dado tanto por donde viva cada uno, sino por las circunstancias que nos llevaron a prepararlo así.

Como te he dicho antes, las letras puede que sí vengan motivadas por el lugar donde vive Richi ahora pero tampoco esto es un disco conceptual que hable de los árboles. No es premeditado hacer un disco que hable de los bosques o de la naturaleza.

Holywater

Con este disco queríamos hacer lo contrario a lo que se espera de nosotros

Pero sí que es premeditado ese cambio. En vuestra nota de prensa se habla de revolucionaros a vosotros mismos para revolucionar a los demás. ¿A qué os referís con eso?

Al hecho de querer cambiar un poco. Al final, la discografía de Holywater no era tan igual como lo eran los dos últimos discos, que además se grabaron muy seguidos. Yo entré a tocar en la gira del The Path To Follow. Estábamos en un momento un poco eufórico, yo quería grabar un disco ya y quizás lo hicimos un poco rápido. Por eso Wasteland quedó un poco igual a nivel de producción.

Para un artista repetirse todo el tiempo acaba siendo un poco aburrido y por eso para este disco queríamos cambiar. A eso nos referimos con la revolución, al querer hacer lo contrario, lo que no se espera. Yo creo que pocos grupos de rock de repente sacan un disco completamente acústico. Eso lo hacían en el mítico Unplugged de los 90, pero era más pasar las canciones eléctricas a acústicas, no canciones nuevas.

En todo este tiempo de parón, ¿cuándo os dais cuenta de que queréis y tenéis que emprender el camino hacia un nuevo disco?

También viene un poco porque Luis, nuestro antiguo batería, tenía muchas cosas, estaba muy liado a nivel personal y profesional. Él mismo se dio cuenta de que no podía compatibilizarlo todo y dedicar todo el tiempo que merecía esto. Ahí fue cuando decidimos que lo íbamos a hacer los tres, porque buscar un batería nuevo era un poco follón y Richi podía hacer esa función perfectamente. Así que fuimos haciendo la maqueta en su casa y, una vez que la teníamos, fue cuestión de buscar el estudio y entrar a grabar. Yo creo que ese fue el momento clave, en el que vimos que lo íbamos a hacer los tres solos.

En tanto tiempo, hicimos muchos temas, así que tuvimos que descartar unos cuantos. También la selección vino dada por temas de espacio ya que en teoría, meter más de 45 minutos en un vinilo, suena mal. Si nos hubiéramos puesto, probablemente habría salido un disco doble, pero para creímos que eso era excesivo.

Es interesante eso de pensar primero en el vinilo y luego coger las canciones que puedan entrar ahí.

Bueno, es que es el formato que más nos gusta a todos. Yo sé que no es lo que se lleva ahora, que ahora se lleva el streaming y escuchar las canciones en el móvil, pero nosotros somos ya un poco más mayores y estamos acostumbrados al formato físico (risas). El formato físico más bonito a nivel de artwork es el vinilo, sin duda, tiene un encanto especial. Nosotros somos coleccionistas de vinilos así que siempre queremos que nuestros discos salgan así, aunque en realidad solo lo hemos hecho con los tres últimos discos, porque antes era otra época y aún no había resurgido este formato como lo ha hecho ahora.

Las maquetas y la formación de las canciones, tal y como me has dicho, se originan en casa de cada uno y vienen dadas por las circunstancias. Pero, ¿en el entorno de la casa de Richi se origina este concepto de sonido?

Realmente no. Yo vivo en Ferrol, que está más al norte, Martín vive en Santiago, que está un poco en el medio y Richi vive más al sur, así que solemos quedar más en casa de Martín por cuestiones logísticas. De hecho ahora estamos ensayando en Santiago también por esta misma razón.

Con el resultado final en las manos, ¿creéis que habéis conseguido transmitir todo lo que pretendíais antes de emprender la grabación del álbum?

Yo creo que sí. Es cierto que al principio era un poco un experimento porque nunca lo habíamos hecho. Nunca nos habíamos puesto a grabar un disco completamente acústico, sin amplificadores, era un concepto un poco arriesgado porque no estábamos acostumbrados a ello. A raíz de esto, tuvimos que hacer las dinámicas de otra manera, para que haya más espacio. Por ejemplo, en una canción, en lugar de que estén todos los instrumentos desde el principio, entra el bajo en el estribillo porque no hay otra manera de hacer la dinámica. Era una manera muy nueva de aproximarnos a los temas, desnudándolos más, intentando que quedara todo más puro, más simple, con más espacios y silencios. Fue una manera de trabajar diferente, pero creo que el resultado final ha quedado muy bien y para nosotros eso es un éxito porque no estábamos acostumbrados a ello.

Al final, como si se tratase de una metáfora de la vida sencilla alejada de las grandes ciudades, estas canciones suenen sin artificios, muy desnudas y sinceras.

Exacto. Estoy completamente de acuerdo contigo.

A nivel general, ¿de qué hablan estas nuevas canciones? ¿Estos conceptos de los que hemos hablado se traducen, además de en el sonido, también en las letras?

Como sabes, las letras las hace Richi, no las hago yo y, seguramente, cada uno saque una interpretación distinta. Yo creo que mola que no se sepa claramente de qué hablan. Por lo que sé, sí que hay cosas que hablan un poco de esto, de la pureza de las canciones, del mundo rural, etc. Pero tampoco todas hablan de una manera muy explícita de eso y creo que mola que el oyente las haga suyas y que le digan algo que igual es diferente a lo que me dicen a mí.

Este es un disco para escuchar en casa, relajado, no para ponerse de marcha en un garito

¿Qué canción o canciones crees que resume mejor el espíritu general del álbum? Las que captan mejor la esencia del mismo o de las que más satisfecho te has sentido.

(Duda mucho) Creo que eso es difícil. Por ejemplo, viendo las cuatro primeras, cada una tiene un feeling muy distinto, cada una evoca un sentimiento diferente. Así que igual no hay ninguna que sea la más representativa. Hay algunas que son más épicas, tipo Holywater antiguo, como Believe, luego hay otras más ambientales como Light To Me

A ver, la primera de todas, Come Back, que dura ocho minutos, como es tan larga, tiene el principio más etéreo, sin baterías, con guitarras y voz y luego entra el grupo. Quizás esta, por ser más larga, tiene más elementos de todo el disco, pero tampoco quiere decir que sea la más representativa.

De Light To Me hicimos el vídeo pero porque era la más evocadora en cuanto a imágenes, no porque fuese el single en el sentido clásico. De hecho, yo creo que no tiene nada que ver con el resto del disco, pero lo hicimos por mera cuestión estética. A mí era la que más me inspiraba para hacer el video.

De hecho, Come Back suena casi a declaración de intenciones. Desde el propio título, a los ocho minutos de duración…

Es que además, en la época que vivimos de inmediatez, en la que la gente tiene tan poca paciencia, era sin duda una declaración de intenciones para que se escuche el disco poco a poco y vaya entrando. Nos alejamos de ese arranque más inmediato que tenía por ejemplo el The Path To Follow con In Your Head, que era una canción corta y directa. Aquí buscamos lo contrario, que la gente se centre y se escuche el disco de otra manera.

Creo que este es un disco para escuchar en casa, relajado, no para ponerse de marcha en un garito. Por eso, a pesar de ser arriesgado y anticomercial poner como primera canción una que dura ocho minutos, creemos que está bien porque te mete en el disco y te obliga a escucharlo tranquilo, dejando que fluya.

Justo te iba a comentar eso a continuación, que el disco no parece concebido para escucharlo de la manera en que se escucha la música actualmente.

Por eso el disco se abre como se abre, porque queríamos ponerlo un poco difícil, indicando cómo hay que escuchar el álbum, de manera tranquila, no con los colegas bebiendo birras y antes de salir de marcha. Es un disco para escuchar más cuando llegas a casa de marcha. Es casi para después de la fiesta, no para antes.

En la nota de prensa también se hace referencia a un buen número de bandas y algún disco concreto (como Harvest, de Neil Young, por ejemplo), como referencias. Háblame de todo esto, de lo que ha sonado durante la gestación de Arboreal, de las referencias que habéis tenido en la cabeza durante el proceso…

En la nota de prensa lo pone simplemente para comparar con otros discos de rock acústico, pero no es que nos inspirásemos diciendo que había que hacer un Harvest. Desde luego es un disco que nos gusta a todos, pero tampoco fue una inspiración directa. Como te decía antes, todo fue surgiendo de una manera muy natural, no buscando sonar de una determinada forma.

Nosotros seguimos oyendo lo mismo de siempre, no es que ahora estemos escuchando solo rock acústico. Yo, por ejemplo, cuando ya estábamos dentro de todo esto sí que recuerdo volver un poco a los 90, a grupos como Alice In Chains que hacían discos acústicos. Pero es que luego los escuchas y, realmente, tampoco eran discos tan acústicos. No nos pusimos como premisa hacer un Jar Of Flies, es que creo que no tiene nada que ver con lo que hemos hecho.

Holywater

El arte puede hacerte la vida más llevadera

Parece algo anacrónico todo esto del retiro a la naturaleza, de alejarse de todo para volver a empezar, pero también parece que cada vez hay más gente que necesita resetear su vida de una manera similar. ¿Nos está consumiendo el modo de vida que llevamos actualmente?

A mí, con la edad, cada vez me agobian más las ciudades y las aglomeraciones. De pequeño siempre quería vivir en la ciudad porque había muchas cosas que hacer y ahora me horroriza esa idea. La polución, los precios, las aglomeraciones, el tiempo de desplazamiento… cada vez me horroriza más. Creo que se vive mejor en una ciudad pequeña, donde sea todo más asequible y manejable. Hace años, tu colega se iba a vivir a Londres y le envidiabas, pero luego lo piensas y él estaba allí sin un puto duro, no podía ni ir a un concierto… Pues tío, vivo mejor aquí, en mi pueblo de mierda, pero por lo menos no estoy agobiado con las cosas.

De hecho, es que yo no sé por qué no hay más éxodo rural, porque hoy en día con internet, hay mucha gente que puede trabajar desde casa. En la revolución industrial tenías que ir a la fábrica o en los 80 tenías que ir a la oficina y te tenías que ir a Madrid, porque era donde estaba. Pero es que hoy en día muchos trabajos realmente los puedes hacer en casa, por internet, montándote tu propio negocio. Yo creo que no hace tanta falta vivir en la ciudad por eso, que la gente esté tan empeñada en vivir en ellas cuando todo es carísimo y agobiante, sinceramente no lo entiendo. Creo que la tendencia tendría que ser la contraria. Para mí es raro que las ciudades no se descongestionen más, porque creo que se vive mejor en un sitio pequeño que en una megalópolis. Igual si tuviese 20 años no pensaría esto, pero como ya no los tengo… (risas)

¿De qué manera puede la música salvarnos de todo esto o servirnos como refugio?

Yo creo que ya no solo la música, sino que el arte en general tiene un poco esa función, de hacer que te evadas de los problemas, de crearte un mundo imaginario en el que todo es más bonito y más feliz. Yo ahora no sé cómo lo viven los jóvenes pero claro, cuando nosotros éramos pequeños te rulaba una cinta un colega y flipabas con ella, la oías mil veces y te podía cambiar la vida.

Ahora yo no sé si un chaval con 15 o 20 años, con tanta oferta que hay y de tan fácil acceso, quizás tenga un poco de sobresaturación. Aun así, el efecto escapista del que hablamos creo que lo sigue habiendo igual. Igual que pasa cuando ves una película o vas a una exposición que, de alguna manera, te pueden cambiar la vida. Esa es la función del arte muchas veces, hacer que te evadas y cambiar tu estado de ánimo. Quizás no te soluciona la vida pero sí que puede hacerla más llevadera.

¿Va a tener Arboreal recorrido en directo? El concepto, el sonido y las canciones invitan a pensar algo en un entorno adecuado.

La idea que tenemos ahora es hacer los conciertos de presentación en sitios un poco especiales. No es un concierto para un garito a las 12 de la noche con la gente borracha, es más bien para las 9 de la noche con la gente sentada, tranquilamente escuchando, en un teatro o algo así. Vamos a llevar dos músicos de apoyo para que todo suene más parecido al disco.

La idea es hacer relativamente pocos conciertos porque no podemos llevar este formato a muchos sitios, ya que es más costoso y requiere de más infraestructura. Queremos hacer cinco o siete conciertos especiales y luego ya volver al formato eléctrico, al fin y al cabo también es lo que nos mola nosotros. Somos un grupo de rock.

Más de Javier Decimavilla

El faro de Shinova ilumina Madrid en el arranque de su gira

Fotografías: @glorianm Hacía exactamente un año que Shinova llenó la Joy Eslava...
Leer más