Driive: “Lo nuestro es libertad compositiva y creativa. No ceñirnos”

Driive

Fotografía: Alejandro García-Cantarero

Ya ha anochecido cuando el fotógrafo y yo nos encontramos ante uno de los bares del barrio madrileño de Malasaña, Cafeina Bar. Al entrar se respira un ambiente tranquilo y, a pesar de llegar justos de tiempo, no localizamos a los componentes de Driive en un primer momento. Tras unos segundos, decidimos asomarnos a la escalera que conduce a la planta baja y encontramos un rincón de luz cálida y tenue en el que aguardan pacientemente cuatro de los cinco miembros de la banda entre cervezas y risas. Apenas podemos vernos las caras, pero el ambiente inspira intimismo, cercanía. Algo que nunca viene mal en el contexto de una entrevista en la que abrirse y pasar un rato agradable al ritmo de un jazz suave que de vez en cuando sube de volumen y nos dificulta escuchar con claridad.

Los miembros de la banda se muestran con grandes sonrisas, cercanos y dispuestos a lo que sea. Nos sentamos en círculo sobre los sillones colocados con anterioridad, y tras una pequeña bienvenida, comenzamos…

Esta es quizás la pregunta más recurrente para vosotros… ¿a qué se debe el nombre del grupo, Driive con dos íes?, ¿por qué?  

Brian Ambite: Esta es una de las preguntas en las que peor quedamos porque la gente tiene unas justificaciones brutales para los nombres de los grupos. O se han basado en personajes históricos, o en una batalla que hubo en el Asia Menor del 1500… Nuestra explicación no va a molar tanto pero bueno, que lo diga otro (risas).

Jose Estrada: Bueno, antes teníamos un grupo que se llamaba Persistence of Vision. El nombre era complejo de pronunciar, coincidió también con la entrada de Jose y Juan (batería y bajo), así que empezamos a buscar nombres y nombres, hicimos listas y listas… Todos los nombres chulos estaban pillados, así que nos decidimos por Drive, pero había tres o cuatro grupos que ya se llamaban así. Lo de las dos íes fue como… estaba muy de moda doblar vocales o consonantes. Hay grupos que se llaman así, Wavves o DIIV, entonces dijimos: bueno, le damos ese aire escandinavo-nórdico… Fue también por tema visual.

Brian: Nos costó muchísimo ponernos de acuerdo. Entonces elegimos Driive. Nos gusta la palabra, el doble sentido que tiene en inglés de conducción-motivación, vimos que ya estaba cogido el nombre… Así que dijimos: “ponle otra i y tira, no vamos a abrir este proceso otra vez”.

Hubo otros nombres antes, pero está guay para proyectos alternativos.

En 2016 lanzasteis vuestro primer EP Strange Is Good, y acabáis de estrenar vuestro álbum debut Hideaway. ¿Este nombre qué significado tiene detrás?

Brian: Bueno, Hideaway sí que tiene una justificación más molona. Creo que la palabra básicamente es como un escondite, un refugio… Un espacio propio que hemos creado para invitar a todo el mundo que quiera compartir con nosotros y huir un poco (al menos es como lo entiendo yo) de la rutina, de la alienación… Todas estas cosas del día a día. Es como un escondite que hemos creado para nosotros y todos nuestros fans.

Jose E : Yo creo que el sonido evoca también un poco eso. Además va en consonancia incluso con la portada.

Jose Ruiz: Bueno, la portada tiene una coherencia visual, sonora… Todo te lleva hacia el mismo camino.

Driive

“En nuestro caso, oyes un tema y no tienes ni idea de qué hace Driive”

¿Entonces podríamos decir que existe un concepto detrás del álbum que haga de este un conjunto?

Jose E: No necesariamente. No es un álbum conceptual de “este es el camino de principio a fin” y que el oyente haga una escucha guiada.

Brian: Pero sí que es verdad que, al ser un disco muy variado, con muchos estilos; es muy satisfactoria la escucha completa de principio a fin. No somos un grupo con un estilo súper refinado. En nuestro caso, oyes un tema y no tienes ni idea de qué hace Driive. Tocamos muchísimos palos, y en ese sentido tiene una gran recompensa escuchar todo el disco y oír un poco la música como la oíamos antes. Porque ahora consumimos canciones sueltas, singles…  Yo creo que merece la pena entender el disco como un todo.

Jose R: Si tú analizas el disco y escuchas cómo empieza, con Icarus, la primera idea que te puedes hacer no tiene nada que ver con lo que vas a recibir al minuto 3 de ese tema. Es un tema de casi 7 minutos. No tiene nada que ver con lo que vas a concebir en el segundo 15, en el minuto 3 o con lo que vas a concebir en el último track. Baila mucho el disco y hay que escucharlo.

Brian: Eso es lo mismo que he dicho yo, pero bueno (risas).

¿Qué os llevó a incluir un tema de 7 minutos?

Brian: La verdad es que nosotros no tenemos una predisposición o una idea antes de hacer los temas. Hacemos el tema como nos gusta, y si sale que dura 7 minutos y nos lo pide… Por ejemplo en el disco tenemos tres temas de más de seis minutos y todos tienen una transición, tienen como un recorrido y de alguna manera están justificadas musicalmente todas esas partes. Para nosotros sería una obra muy inferior si hubiéramos recortado.

Juan: Casi te diría que hacemos tracks de 7 minutos por no hacerlos de 10. No vamos a cerrarnos puertas porque esto tenga que quedar en un encuadre de 3 o 4 minutos.

¿Y cómo ha sido tener temas tan largos con respecto a la radio?

Jose R: Desastroso (risas)

Brian: Está claro que en Los 40 Principales no vamos a sonar, pero afortunadamente cada vez hay más diversidad en el sector de medios musicales. Es muy difícil que en una radio convencional pongan un tema de más de 6 minutos, prácticamente imposible. Pero hay muchísimos podcasts… El sector se ha diversificado, hay muchas maneras de consumir la música y sí que nos han puesto [en la radio], pero cada vez que ponen un tema de los largos nos encanta.

Jose E: Pero también tenemos nuestros temas cortos. De hecho The Show ha sonado en Perdóname, que es la canción que cierra el álbum; Strange Is Good también la han puesto en Radio 3…

Juan: Al final, como tienes un disco en el que hay tanta diferencia y tantas cosas a elegir, quien no ha elegido Icarus ha tirado por Strange Is Good, que es algo más asequible para el formato de radio habitual.

¿Cómo ha sido la acogida de este álbum debut?

Brian: Muy sorprendente, la verdad. Sobre todo a nivel medios. A nivel de creadores de contenido, como es vuestro caso, que véis un huevo de cosas y de repente nos decís que esto es especial, que os llama la atención. Eso llena muchísimo.

Sí que es verdad que, afortunadamente, la música indie, independiente, en España ha crecido muchísimo. Hay muchos músicos buenísimos y es difícil abrirse un hueco y encontrar tu público. En ese proceso estamos. Pero acogida a nivel medios, crítica… Espectacular. En conciertos la gente que no nos conoce también se sorprende mucho y se lo pasa bien. Tenemos un concierto que es especialmente divertido, entretenido… Y yo creo que la acogida es buena.

Estamos en un punto en el que estamos empezando a darnos a conocer, pero yo estoy súper contento con la acogida que está teniendo Hideaway.

Driive

“Hay muchos músicos buenísimos y es difícil abrirse un hueco y encontrar tu público”

Ya que lo mencionas, ¿qué tenéis preparado para el próximo concierto que es a finales del mes de marzo? ¿Qué podemos esperar de ello?

(N.d.E: la entrevista se realizó antes de que dicho concierto tuviera lugar)

Juan: Lo estamos preparando con muchas ganas, yo creo que es el primer concierto que vamos a hacer después de un parón largo (que nuestro batería ha sido papá). Le estamos dando mucha preparación, con muchas ganas. Esperamos un llenazo y que la gente se lo pase genial.

Jose E: También queremos presentar un tema nuevo que pensamos que es un cañonazo

Brian: ¡1991! El título sólo. Es una pista.

Jose E: No puedo avanzar nada, pero… Ya estábamos diciendo: “Hay que grabar esto ya”.

Brian: Esperamos que el concierto de finales de mes sea una fiesta y que la gente se lo pase muy bien.

Jose E: Si no, les devolvemos el dinero (risas).

¡Eso esperamos! Después de cinco años de carrera, ¿qué ha supuesto para vosotros sacar el álbum debut?

Brian: Mucho, mucho. Realmente nosotros somos gente que llevamos ya desde la adolescencia con una guitarra en la mano, o cantando, incluso desde antes. Yo cantaba en el coro de mi colegio con seis años…

Jose R: ¿En serio? ¡Eso no nos lo habías dicho! De lo que se entera uno…

Brian: No me hacéis caso, hay hasta fotos y tal. La verdad es que este disco es como la parte en la que realmente te das cuenta de que estás haciendo algo que merece la pena. Algo que tiene un sentido, un valor dentro de la escena musical. Yo creo que siempre será un hobbie, siempre será una diversión y además, por nuestra forma de ser, si esto se convirtiera en una obligación buscaríamos otro hobbie. Pero sí que te da otra responsabilidad, otra motivación de hacer cosas… El tener un trabajo que a nosotros nos llena.

Jose E: Sí, para mí ha sido o empieza a ser el motivo por el que te metes en la música. Cuando tú te metes en la música es como: “yo quiero tocar algo que realmente me llene”. Llevamos una trayectoria de 2 EPs y para mí Hideaway sí que ha sido el primer momento de decir: “estoy haciendo algo que me gusta y que realmente aporta”.

Juan: Yo creo que ha sido también pasar a otra liga. Ha sido poner toda la carne en el asador, meternos en una buena producción, un ejercicio mucho más intenso.

¿Y habéis notado un cambio o evolución notable en cuanto a la producción, las letras y demás desde vuestro primer trabajo hasta el nuevo disco?

Brian: Sobre todo en la producción. Los EPs Persistence Of Vision y Strange Is Good los grabamos con Javier Ortiz en Estudio Brasil. Él es especialista en recoger lo que tú haces en el local de ensayo de una forma muy cruda y muy desnuda; y al pasar a Westline con Juan Blas, la verdad es que ya hemos intentado conseguir un sonido más similar al del tipo de grupos que nos gustan. Yo creo que a nivel de producción hay un salto cualitativo, una progresión brutal… Sobre todo del primer EP al disco hay una diferencia abismal. A nivel compositivo no hemos cambiado porque sigo siendo yo el mismo tonto que las escribe, y sigo escribiendo las mismas tonterías.

Jose E: Yo creo que ha habido un cambio. Los que componemos los temas somos los mismos, pero sí que hay una evolución en cuanto a dar detalles, a crear más atmósfera… Intentas hacer otras cosas y yo creo que se ha notado.

¿Qué grupos han inspirado el disco?

Brian: Bueno… ¿Tienes tiempo? voy a soltar toda la retaila (risas). Una de las cosas que creo que nos aporta más valor es que tenemos influencias muy dispares. Aunque hay un punto en común, somos muy diferentes. Entonces las influencias que hay en el disco vienen desde los 60 con Pink Floyd, de los 80 quizás podríamos destacar a Sonic Youth, Hüsker Dü, de los 90 a Dinasour Jr., Radiohead, de los 2000 a Muse, Foals, el post-rock, Daughter

Jose R: Unas atmósferas oscuras, lentas y tal.

Era cierto que vuestros gustos son dispares, de Daughter a Sonic Youth… ¿Cómo fue el proceso de composición, fue largo corto…?

Brian: Fue muy largo. Al final alguien del grupo lleva unas ideas, una estructura, unas cuantas partes de voz, de guitarra; y luego entre todos en el local le vamos dando vueltas, lo vamos puliendo… Yo creo que tenemos dos años de trabajo dentro de ese disco. No ha sido un proceso duro, arduo. Es verdad que ha habido momentos más difíciles y otros más emocionantes, pero creo que es casi lo que más nos gusta. Lo que más mola de lo que hacemos es ver cómo empieza un tema y cómo acaba siendo, al menos para mí.

Juan: A mí me da la impresión de que los temas han avanzado muy rápido al principio, puedes llegar a tener a lo mejor un 80% de tema muy rápido, pero luego ese último 20%… Lo extendemos e, incluso semanas o días antes de la grabación, estamos aún: “Oye, pues he cambiado esta melodía”, “he cambiado no sé qué…”

Brian: Cada vez somos más exigentes con nosotros mismos y cada vez descartamos más cosas de las que proponemos. Decimos: “está bien, pero dale otra vuelta. Tiene que molar más”. Yo creo que eso es bueno. Es un proceso que tiene que acabar en algún momento, tienes que cerrar el tema, pero yo creo que siempre intentaremos que un tema quede lo mejor posible.

Driive

“Si esto se convirtiera en una obligación, buscaríamos otro hobbie”

Por curiosidad, ¿alguno de vosotros tenéis estudios musicales o habéis sido más autodidactas?

Brian: No, yo tengo dos años de solfeo de pequeño y ya está. La verdad es que no es lo mismo ser autodidacta ahora que como lo era a finales de los 70 en la era punk. Ahora mismo te metes en Youtube y estás viendo a los mejores músicos del mundo explicarte cómo hacer un riff, cómo se hace tal…

Jose E: De hecho ahora mismo hay una polémica, porque creo que están cerrando canales musicales por tema de copyright…

Juan: Yo creo que para la música que hacemos no es una condición necesaria [tener estudios musicales]. Obviamente todo lo que estudies y todo lo virtuoso que seas es cojonudo, pero creo que parte mucho más de la sensibilidad y de cómo sientas lo que haces, más que la técnica.

Jose E: Lo nuestro es libertad compositiva y creativa. No ceñirnos. Y yo creo que eso se nota.

¿Qué es lo que más os gusta del mundo de la música y de dedicaros a ella?

Brian: Crear. Hacer algo de la nada. Plasmar una cosa que son bits de información en tu cerebro y convertirlo en algo que puedes expresar y que puede recibir otra persona. Conectar con alguien que no conoces de nada, no tiene nada en común contigo, pero hacer algo que os une. Para mí eso es lo más emocionante.

Jose R: A mí lo que más me gusta es tocar en directo. Tocar en directo con ese nivel de adrenalina es…

Jose E: Para mí el directo también es importante. Es cuando más transmites y cuando más recibes… O no, aquí pasa que a veces el público es un poco plano y luego vienen a decirnos lo mucho que les ha gustado el concierto. Pero es lo que dicen, que el público va variando.

¿Cuáles eran vuestros ídolos musicales al empezar en la música?

Brian: Bueno… Al empezar pues Jimi Hendrix y James Brown… Me parece algo a lo que no llegaré jamás, pero esos dos.

Jose E: No sé, yo era de grupos más que de solistas. Esas cosas van cambiando. En la adolescencia para mí Matt Bellamy de Muse era… buah. Ahora paso un poco de él, pero lo que hacía al principio. A mí en esa época me pilló cuando estaba aprendiendo a tocar la guitarra, para mí era el mejor. Ahora mismo soy súper fan de J Mascis de Dinoaur Jr.. Yo puedo estar escuchando a J Mascis en bucle.

Brian: A mí me pasa eso también con Thom Yorke, obviamente, Stephen Malkmus de Pavement

Juan: Yo en mis tiempos a Damon Albarn, Josh Homme... Yo soy más de grupos, la verdad es que tampoco he tenido fijación por un artista en concreto.

Jose R: Sí, yo soy, como ha dicho Juan, más de bandas. Bandas de los 90 es lo que más he catado en la juventud y tal. Todas esas bandas tipo Soundgarden, Pearl Jam, Nirvana… Punk hardcore americano, hardcore melódico…

Brian: Camela (risas)

Jose R: Eso es lo que he mamado y ahora tenemos mucho más acceso a la música de todos los formatos, de estudio o en directo, por lo que ahora no me centro en ningún estilo o ninguna banda. Voy chupando de lo que veo y algunas me dejan un poco de poso, con otras me lo paso un poco sin pena ni gloria, pero por ahí andamos.

Es cierto que tenéis grandes diferencias de influencias musicales. ¿Qué canción escogeríais de vuestro nuevo disco cada uno de vosotros y por qué?

Jose R: Para mí Icarus es la representación de lo que más me gusta hacer con Driive y por donde tiraría. Creo que es la que más expresa y la que tiene una línea argumental, casi habla.

Jose E: Para mí Comfort Zone, aunque con esa hay como una espinita clavada que podría haber quedado un pelín mejor (por nosotros técnicamente). Icarus, por ejemplo, todavía la podría haber exprimido un poco más. Pero para mí esas dos canciones.

Brian: La gente que lea estas cosas dirá que el cantante cada vez dice un tema distinto, pero bueno, según me levante ese día. Esta semana estoy súper encendido con Icarus también, parece que es nuestro tema bandera, el que mejor nos representa, en el que se pueden ver un poco casi todos los estilos que hacemos desde un rollo más popero, más post rockero… E incluso en la letra. Cuenta una historia, es como un tema muy redondo. Yo diría Icarus sin dudarlo. Hoy.

Juan: Yo también voy a Icarus, la verdad. Me jode que no tengamos esa variedad, pero sí. Al final tú escuchas los sonidos… Me parecen elegantes, los sonidos que hemos sacado.

Juan E: Bueno, de hecho este domingo vamos a grabar nuestro primer videoclip y la canción es Icarus, porque a todos nos gusta y nos encaja.

Driive

¿Es la que más os gusta tocar?

Brian: Buenísima pregunta. Yo me lo paso especialmente bien con Strange Is Good porque ese rollo post punk me vuelve loco. Soy súper fan de los grupos post punkies y ese tema es súper directo. Después de todo el rollo de las influencias, todos los estilos… al final hemos hecho un tema de 3 minutos con cuatro acordes que me encanta.

¿Qué conciertos tenéis planeados próximamente?

Juan: Después del concierto de la Sala Costello, que ahí lo vamos a petar y vamos a pasar lista… El 12 de abril en Albacete, el 27 en Fotomatón Sesión Vermut.

Jose E: Después, el 8 de Junio, el Contra Club. Estamos viendo a ver si en Mayo metemos algo más. La idea es ir a Barcelona en Septiembre-octubre. Está por ver.

Jose R: Tenemos ahí alguna novedad que a lo mejor podremos destapar dentro de poco, no sabemos muy bien… Hay que estar atentos por redes sociales. Es una sorpresa, no podemos decir nada.

¿Qué consejo le daríais a los músicos que quieren comenzar con una carrera en la música para dedicarse a ello?

Juan: Una cosa muy básica es juntarte con gente con la que te lo pases bien, hay confianza y la cosa fluye, porque yo ahora pienso en cómo nos conocimos y pienso: “tío, cómo es posible que sea tan random la cosa y nos llevemos tan de puta madre?”. Al final vais a pasar muchas horas, vais a discutir mucho porque estás trabajando en cosas que quieres hacer, le pones mucha ilusión, y quieres que salga algo bonito, pero la mayoría de las veces no estamos de acuerdo. Tienes que relacionarte con gente con la que discutes de una manera constructiva para que al final eso salga de la mejor manera posible.

Jose E: Eso no es nada fácil, la verdad.

Para terminar, ¿cómo os conocísteis?

Juan: Por el Tinder de las bandas. Yo les conocí por Atiza, que es una página web de grupo busca bajista, bajista busca grupo. Escuché el single que ya no queréis tocar, me enamoró, les llamé y cuadramos.

Jose E: Esa es una buena anécdota porque fue como amor a primera vista. En el momento en el que Juan se fue y cerró la puerta para discutir si nos convencía o no, Brian era como: “¡Vamos a quedárnoslo!”.

Jose R: Una vez apareció en el local un ser humano que era como de los Blues Brothers, llevaba gafas de sol, un sombrero, con traje, corbata… En un local sin ventanas. Un tío un poco extraño. No hablaba mucho, se sienta, se pone a tocar…

Brian: Saca de una funda un bajo al que le faltaban clavijas, era un instrumento que estaba completamente derruido, tocamos un tema totalmente desafinado todo.

Jose R: Era como una escoba con cuerdas.

Brian: Tocamos un segundo tema y el tío nos mira y nos dice “Bueno, este ha sonado ya mejor, no?”. Totalmente desafinado, un instrumento que no funcionaba.

Jose R: Le decimos: “¿pero estás afinado?” y él: “Ah, pues no sé…”

Brian: Y le digo: “si no sabes si estás afinado no es muy buena señal” (risas).Pero es interesante lo raro que es conocernos todos por medios digitales. Te puede salir un personaje así, o al final hemos acabado coincidiendo los cinco personajes que formamos Driive, espero que por muchos años

Escrito por
Más de Eli Gringer

Passenger pasará por España en su próxima gira europea

Mike Rosenberg, más conocido como Passenger, es el autor del exitoso single...
Leer más