Cornelius: “Uno de mis héroes personales es Brian Eno”

Quizás para los lectores más jóvenes el nombre Cornelius no resuene en lo absoluto. Pero su arte y su música, sin ánimos de caer en una celebración kitsch de melomanía, son fundamentales para entender la historia del indie rock y su coqueteo con la electrónica. Las comparaciones son odiosas, pero considerarlo el “Beck japonés” es una buena referencia para iniciarse en su música.

Cuando Keigo Oyamada comenzó a lanzar música como Cornelius en los años 90, su forma de producirla parecía adelantada a su tiempo. Después de su acercamiento al britpop y ser uno de los precursores del Shibuya-key, apareció el revelador álbum Fantasma (1997). Fue entonces cuando reinventó su sonido como un collage de guitarras con filtros, samples de dibujos animados y voces hiper robóticas.

De aquella efervescencia solo queda el recuerdo. La agresividad y energía de esos impulsos fueron enfocados en la producción de otros artistas y bandas sonoras: Cornelius es el autor de la música de la película Ghost in the Shell de 2017. Lo relajado y dulce lo ha dejado para su propio enfoque. Después de casi 11 años sin producir nada bajo el nombre Cornelius, Oyamada ha presentado su más reciente álbum Mellow Waves (2017). Se trata de una obra orgánica, minimalista, personal y muy emotiva. Es una revisión de su historia, de su trayectoria y de lo que se siente ser un “hombre de mediana edad”.

Hemos tenido la oportunidad de conversar con Cornelius durante su visita a la más reciente edición del Sónar Festival 2018, para indagar un poco más en lo que inspira su música, sus héroes personales y el proceso de producción detrás de Mellow Waves.

¿Qué se siente volver al Sónar después de 10 años?

Se siente bien. Aunque ya había venido hace como cinco años con otro proyecto musical llamado Salyu x Salyu, sí que ha pasado casi una década desde que me presenté aquí como Cornelius.

Hablemos un poco de ese “mellowness” (dulzura, suavidad), con la que defines este álbum.

Desde que lancé Fantasma en 1997, no he dejado de hacer música. He estado haciendo música todo el tiempo, continuamente, y trabajando con otros artistas, produciendo música de otras personas, para programas de televisión, para películas, como Ghost in the Shell, y toda esa energía y, digamos, “agresividad” con la que asumí esas colaboraciones dejó espacio para eso, para afrontar con mayor dulzura mi propia creación.

Se dice que empezaste a escribir tu primera canción para Mellow Waves en 2012, ¿Cuándo sentiste que era el momento indicado para armar un álbum?

Creo que fue en Diciembre de 2016. Había terminado una gira y pensé: “Debería empezar a hacer mi álbum“, así que comencé a enfocarme más en toda la producción del disco y lo lancé la primavera pasada e hice un par de giras promocionales.

¿Tendremos que esperar otros 10 años para otro álbum de Cornelius?

(Risas) Sí, quizás en otros 10-15 años haré otro álbum. Voy a morir pronto, así que más vale que me ponga en ello.

¿Qué hay de la versión para Realidad Virtual de Mellow Waves?

Ese proyecto se ha puesto en pausa, pero estoy pensando en volver y seguir trabajando en eso muy pronto. En este momento, estoy preparando pistas para un par de exhibiciones en galerías de arte, incluyendo Making Things de Issey Miyake.

 

Cornelius en Sónar 2018. Foto por Cherry Adam
Cornelius. Sónar Festival 2018. Foto: Cherry Adam

Si el Theremin era tu elemento “vintage” en los años 90, ¿Cuál fue tu herramienta esta vez? ¿Has estado usando algún instrumento o enfoque particular para Mellow Waves?

La verdad todo ha sido muy orgánico esta vez. Principalmente, he estado usando computadoras y todo el álbum está basado en guitarras y sintetizadores.

Hablemos de tu musa y de cómo fue el proceso de producción, ¿Por qué cantar en este álbum? ¿Qué lo motivó?

Al entrar y salir del estudio todos los días, se siente muy bien cuando estás en el escenario cantando y actuando frente a las personas. Fue una manera de liberarme un poco de la rigidez del estudio. Para producir Mellow Waves, iba tres días a la semana y estaba allí hasta las 10 de la noche. Casi todo me inspira, pero hay veces en las que debo “forzarme” un poco para crear.

 

Cornelius en Sónar 2018. Foto por Cherry Adam
Cornelius en Sónar 2018. Foto por Cherry Adam

Cornelius y sus héroes personales

Hablando de héroes personales y de definiciones de felicidad, me encontré compartiendo anécdotas sobre Brian Eno con Cornelius. En mi móvil guardo una foto de mi encuentro especial con este mítico músico a la salida del CCCB en Febrero 2017. Mientras tanto, Cornelius, luce un pin que dice “ENO” en su chaqueta y que me muestra con orgullo:

“En realidad hay tantos nombres, diría que uno de mis héroes personales es Brian Eno (mostrando su pin). Para este álbum conté con la participación de mi prima segunda Miki Berenyi. Es integrante de la banda Lush y aparece en una canción. Recientemente, conocí a su madre, que asistió a uno de mis shows. Al finalizar, se me acercó y me dijo: “Suenas como Brian Eno, ¿Sabías que solía salir con él?” (Risas). Fue durante la era post Roxy MusicBrian sufrió un accidente de coche que lo llevó a la electrónica.”

Ya para despedirnos, ¿Cuál sería tu definición de felicidad?

Es difícil identificar un momento feliz en el presente, normalmente regreso y me digo: “Bueno, ese fue un momento feliz“. Tal vez mi definición de felicidad es estar saludable y seguir siendo capaz de crear.

Más de Cherry Adam

Conoce a los ganadores de los BBC Music Awards 2016

Los grandes ganadores de la tercera edición de los BBC Music Awards no...
Leer más