Anni B Sweet: “En cada disco siento que tengo que dar más y buscar algo diferente” (2019)

Desde que la gira de Chasing Ilusions se apagara lentamente, estábamos expectantes por saber qué se traía entre manos Anni B Sweet después de ese tercer trabajo tan maduro y diferente a sus dos discos anteriores. El pasado 10 de mayo, con dos canciones recién estrenadas, a saber, Buen Viaje y Sola con la Luna, Anni B Sweet nos regaló su cuarto LP, el primero íntegro en castellano: Universo por Estrenar. Nosotros, por supuesto, no nos hemos querido perder el estreno del que, sin duda alguna, es ya uno de los “melocotonazos” de este 2019.

Nos recibe la Anni de siempre, sonriente y tímida pero con una ilusión en el brillo de sus ojos por desgranarnos cada detalle de su Universo por Estrenar. Desde el primer minuto de la entrevista, el ambiente era tan relajado, que más que una entrevista fue una charla sobre sus grandes pasiones, reflejadas en un trabajo muy elaborado: Pink Floyd, la ciencia y el cine de Tarantino, entre muchas otras cosas. Aquí os ofrecemos esta hermosa e interesante charla con Anni B Sweet, presentándonos su Universo por Estrenar.

Han pasado muy pocos días desde que, por fin, podemos tener en nuestras manos Universo por Estrenar, pero quería empezar preguntándote sobre la acogida del público del nuevo álbum, bien a través de redes sociales, en eventos de promoción o por la calle…

Ha sido una reacción muy fuerte y muy buena, quizá mejor que nunca. Cada vez que abro las redes sociales hay comentarios sobre el disco en general, el sonido, las letras… Estoy muy contenta con una reacción tan masiva y tan buena, y espero que siga así ya que acabamos de empezar.

Los que te seguimos por redes sociales, ya que las has mencionado, hemos vivido todo el proceso creativo y de producción que ha conllevado Universo por Estrenar. Y me ha llamado la atención la enorme complejidad del mismo. ¿A qué crees que se ha debido?

Primero el aumento de la exigencia siempre. En cada disco siento que tengo que dar más y buscar algo diferente. Quizá en este disco necesitaba un cambio más brusco. Necesitaba como ilusionarme con diferentes instrumentos, explorar nuevos paisajes, probar algo diferente.

Tenía claro que había que trabajarlo mucho, que el disco iba a tardar y que no iba a salir de un día para otro

No sé si deberíamos hablar de Evolución o Revolución. En cualquiera de los dos términos, ¿qué te han aportado a nivel personal y a nivel profesional?

Pues no lo sé porque yo lo siento todo de una forma mucho más natural. No tengo esa sensación de que los cambios sean tan bruscos de una etapa a otra. Me he tirado casi 4 años pensando el disco, dándole vueltas en cómo conseguir el sonido que quería, cómo llevarlo a la realidad… y cómo atreverme también con ello. Entonces, realmente yo lo he notado como algo muy necesario para mí y que ha ido surgiendo poco a poco. Tenía claro que había que trabajarlo mucho, que el disco iba a tardar y que no iba a salir de un día para otro. No era algo de encerrarme en el estudio y en cosa de seis meses lo tengo. 

Permíteme que te diga que tu disco, en todas sus facetas, lo considero una obra de arte, y por lo primero que entra una obra de arte es por los ojos, de modo que me gustaría preguntarte sobre la portada. Como fan reconocida de Pink Floyd, no te extrañará si te digo que esta portada es psicodelia pura.

La portada es una maravilla. La ha hecho Pogo, que es un muralista de México. A él le gusta mucho la física, la ciencia, el mundo de la astronomía. Ha hecho cosas con Tame Impala, con Unknown Mortal Orchestra, que es por lo que yo lo conozco. Cuando hablo con él y veo que tenemos esa conexión en ese mundo que para mí es el que estoy ahora mismo defendiendo con el disco, pues me pareció perfecto. Él me dijo que le pasase los temas, que se pondría a ver qué le salía escuchándolo y le salió una psicodelia muy bonita, porque la portada es flipante. 

Precisamente esa fascinación que sientes por la ciencia está presente en todos los aspectos del disco, no sólo en la portada. Evidentemente es parte de tu día a día, y así nos lo haces saber en tus ratos de ocio a través de los documentales que consumes, y la literatura. ¿Cuáles son las principales inspiraciones para ti para trasladar algo tan complejo como el espacio o la ciencia misma a la música?

Me he leído unos cuantos libros, pero no todos tienen que ver con la ciencia. Aunque hay uno en concreto que me inspiró para el título del disco. La Puerta de los Tres Cerrojos, de Sonia Fernández-Vidal. Te explica la física cuántica como un cuento, de una forma muy sencilla que, hasta cierto punto, se puede entender. Me han inspirado más los documentales que he visto que me han fascinado, como la serie Cosmos, de Carl Sagan, la nueva, presentada por Neil deGrasse Tyson. Quería plasmar eso, porque ha sido parte de mí y es algo que me alucina y quería que estuviese reflejado en este disco.

Creo que hay un momento en el que todo músico o artista necesita para motivarse algo nuevo y yo sabía que el castellano estaba ahí y era un nuevo universo para mí, para descubrir y jugar con él

Ahora toca la pregunta que te han hecho y que te van a hacer hasta el próximo disco, seguramente. La gran evolución: Anni B Sweet con su primer disco íntegro en castellano. ¿Cómo decidiste dar ese paso?

Los compañeros de la música y la gente de mi entorno me decían desde hace tiempo que les encantaría escucharme en castellano, que sería muy bonito. Yo nunca estaba convencida de eso y, aparte, no podía hacer algo en castellano por el hecho de hacerlo. Eso lo tenía en el subconsciente en algún momento. Pero creo que hay un momento en el que todo músico o artista necesita para motivarse algo nuevo y yo sabía que el castellano estaba ahí y era un nuevo universo para mí, para descubrir y jugar con él.

Probé por ahí, empecé a escribir en castellano para ver qué tal salía, porque era una prueba y no tenía por qué salir. Pero descubrí que las canciones cobraron otra dimensión y me llevaron a jugar con la atmósfera, para no dejar una canción pop en castellano. Quería ir a otro nivel y eso me daba más pie a jugar con nuevos sonidos, que iban a sonar muy diferentes a como sonaban en inglés. 

Metiéndonos un poco en las canciones, me gustaría preguntarte, aunque es muy pronto quizá, por alguna preferencia.

De momento le tengo mucho cariño al disco en su conjunto. Juramento me gusta mucho, Sola con la Luna, HormigasBuen Viaje por haber sido tan atrevida para haber salido la primera. No sé, en realidad todas, porque recuerdo los momentos en los que las escribí y me siento muy identificada con todas ellas. 

Empezando, como se empieza, por el principio, Hormigas es un tema realmente interesante en cuanto a letra y sonido. Cerraste Chasing Ilusions con Doctor, una canción que iba sobre un sueño que tuviste. El título de Hormigas me llevó tras escuchar el disco entero por primera vez a pensar en el Surrealismo y Dalí, quien utilizaba las hormigas en reiteradas ocasiones en sus obras. ¿Qué parte de subconsciente hay en Universo por Estrenar?

Gema, de Subterfuge, también me comentó esto y no había caído, pero me flipa. Para mí el símbolo de las hormigas era en realidad la dejadez, la naturaleza, el dejar las cosas como son, el dejarte llevar, el relajarte… Justo cuando hice esta canción estaba viviendo en una casa en el campo y las hormigas eran parte de la casa. Todo eso era el síntoma de dejar las cosas fluir. 

De hecho, en Universo por Estrenar, son una constante las ideas de “imaginación”, “apertura” tanto física como mental, y claro, esa parte de subconsciente también entraría ahí ¿no?

Y no solo entra lo bueno, sino también lo malo. Por eso, ese momento de tormenta de dejar que las cosas pasen, no te las quedes para dentro.

Quiero poner dos canciones frente a frente: Juramento y Astros. Son canciones con mensajes radicalmente diferentes, pero me ha dado la sensación de que se complementan de alguna manera. Con esto quiero volver a tu admiración por Pink Floyd para preguntarte si de alguna manera, más allá de los títulos, has tratado de darle un matiz conceptual al nuevo disco a través de los mensajes de las canciones.

A la hora de componerlo no lo he hecho adrede, creo que a lo mejor en el subconsciente tienes la idea de hablar de una cosa en concreto, y por ahí es por donde juegas. Por eso a lo mejor a la hora de escucharlo te ha dado esa sensación del mismo concepto. Son para mí las dos canciones más raras del disco, por estructura, por ejemplo. Por eso me ha hecho gracia que las hayas enfrentado, porque son las que precisamente no siguen la línea del resto de canciones. Tienen parones de pronto, tienen voces entrando, una risa muy dramática en Juramento

En el caso de Juramento, también tiene un componente muy oscuro, cuando la instrumental se calla, y haces ese juramento en forma de manifiesto.

Sí, de hecho, hay un momento en el que la gente aplaude. Es como lo sentía cuando la estaba escribiendo, porque cuando estás haciendo un juramento, pues la gente empieza a aplaudir como diciendo “¡por fin, ya era hora!”. Yo lo siento así, porque la gente de mi entorno me ha aconsejado varias veces, y es como “ahora va a ocurrir”, y todo se va plasmando. Todo ese drama que envuelve la canción era necesario para eso, para crear la atmósfera. 

Cuando creas la canción estás pensando en el sonido que le va. Y cuando ya la estaba grabando siempre le faltaba algo. Cuando empecé a meterle distorsión todo empezaba a encajar

El sonido que has logrado en el disco es absolutamente impresionante. Es un sonido muy heterogéneo en el que se mezclan los sonidos sureños y folk a los que nos tienes acostumbrados, quizá en Chasing Ilusions ya te alejabas un poco introduciendo algún sonido electrónico más recurrente… pero aquí en Universo por Estrenar has dado rienda suelta a las distorsiones y al sonido de sintes. ¿Qué música te ha influido para logar alcanzar este nuevo sonido?

Hay algo muy curioso, porque los primeros discos de Pink Floyd me fascinan. Y luego, pues no sé, Temples, Tame Impala, Unknown Mortal Orchestra, King Gizzard & the Lizard Wizard, Melody Echo Chamber… Todos estos grupos han estado sonando durante todo este tiempo atrás en el coche, en casa… Pero luego ocurre una cosa. Cuando creas la canción estas pensando en el sonido que le va. Y cuando ya la estaba grabando en la demo y era limpia, es decir, tenía una guitarra con efecto, batería, la voz… siempre le faltaba algo, cercanía, como si hubiese una hoguera encendida y creo que esa hoguera era la distorsión. Cuando empecé a meterle distorsión todo empezaba a encajar porque tenían ese punto rudo, pero creaba una atmósfera a la vez como muy “de colchón”. 

Regresamos al principio. Al sonido de Hormigas y la “pedazo” de guitarra que metes nada más empezar… se me vino a la cabeza Django Desencadenado. Tarantino, Ennio Morricone… sabes ya por dónde quiero ir, ¿no?

Me imaginaba que, si hacía alguna vez un videoclip de esta canción, me encantaría poner alguna escena de esa peli. Me la sé de principio a fin. Le pega muchísimo y me encanta la banda sonora de esa peli. Creo que todas esas influencias, en algún momento, han debido de salir, y quizá en Hormigas ha salido ese sonido. Sería increíble hacerle llegar esta canción a Tarantino, igual de pronto hace Django Desencadenado II, si queda alguien vivo, claro. (risas)

Permíteme hablarte de la canción que más me ha gustado: Ser Luz. Es, creo, la canción que resume tu fascinación por la música de los sesenta y setenta, pero el sinte grave de la intro (hacemos el sonido entre risas), me ha recordado a cierta serie “de culto” de los ochenta. ¿Qué te ha parecido a ti?

Esa intro la hice en casa, en el sótano, y no lo sé, me surgió con un teclado de Noni, que se llama Virus, que tiene un montón de sonidos increíbles. Toqueteando y jugando con el sinte, la canción empezó a coger una dimensión muy guay.

Me imaginaba un bosque o un jardín por la noche y una personita como silbando, y de repente entra ese sinte y la cosa se pone oscura, como si viniese un monstruo, y de repente aparece una luz porque el silbidito sigue… Era como una metáfora de que si sigues con la música y hacia delante, ignorando los momentos malos, todo acaba siendo luz y todo se abre. Y, efectivamente, la intro viene con la sorpresa de que había estado viendo antes Stranger Things y tiene que ver. O sea que al final sí tiene ese sonido, pero no me había dado cuenta. Y se quedó tal cual en la grabación porque cuando lo escuchó James Bagshaw fue como “esto no lo podemos reproducir aquí. Están perfectos los sonidos”

Detállame un poco la canción, o dos canciones, que cierra el disco: El Tiempo.

Esta sí surgió con la acústica. La compuse estando en casa pensando que necesitaba una canción de conexión a la Ana antigua y, tocando la guitarra, me vino la temática vinculada a la preocupación del tiempo, de los recuerdos. Todo esto me salió de una forma muy natural. Necesitaba que esa canción se quedase agarrada a ese sonido y que no tirase para la locura que impera en el disco, sino que tuviese un punto mucho más orgánico.

La canción suena también un poco a ranchera y quería que se viese esa parte de mí, porque escucho mucha música de raíz y me siento muy orgullosa de ello. Es por eso por lo que viene Buen Ahora, que es como se llama la canción escondida, lo que pasa que no sale el nombre. Esto también defiende un poco la escucha completa del disco, que no hace falta sacar canción por canción, o no creo que sea mi propuesta.

Trabajar con James Bagshaw sido una experiencia alucinante porque estábamos muy conectados, no tuvimos que discutir prácticamente nada, estábamos de acuerdo en todo lo que grabábamos

Para terminar, queremos saber un poco sobre un nuevo miembro en tu equipo de producción. Las mezclas las ha vuelto a hacer Javier Doria, y Noni (Lori Meyers) también es un asiduo en la producción de tus últimos trabajos. Pero esta vez hay un tercer elemento, que es James Bagshaw, de Temples. ¿Cómo ha sido trabajar con él?

Ha sido una experiencia alucinante porque estábamos muy conectados, no tuvimos que discutir prácticamente nada, estábamos de acuerdo en todo lo que grabábamos. Dejó muchas guitarras que había tocado Noni en casa, porque le pareció muy bonito. Estábamos todos en constante sintonía, como decía al principio de la entrevista, parecía que nos conocíamos desde hace mucho tiempo. Y claro, Doria entra en las mezclas acentuando todo este proceso porque me conoce y lo vio muy claro. También está Ángel Luján con el mastering que ha hecho un trabajazo, ya que ahí también hay riesgo de que alguna canción se estropee. 

Escrito por
Más de Daniel Ortiz

The Noises presenta Sesión, su nuevo disco, este sábado en la Joy Eslava de Madrid

Entre la amplia oferta musical de la que goza Madrid, os recomendamos...
Leer más